Análisis de Burnout Paradise Remastered - Bienvenidos de vuelta a Paradise City

Publicado por el

El juego con el que Criterion dio el do de pecho en la generación de PlayStation 3 y Xbox 360 vuelve con un pequeño lavado de cara y muchos contenidos. ¿Con ganas de volver a darlo todo al volante?

 

 

Dicen que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor, y las compañías de videojuegos están empeñadas en hacérnoslo creer con los lanzamientos que estamos viendo en los últimos tiempos. No lo decimos por la falta de calidad en las nuevas propuestas, sino por ese amor por el remake y el remaster que nos ha traído, por ejemplo, bellezas como Shadow of the Colossus, que nos va a traer de vuelta a Dante y la trilogía con la que deslumbró en PlayStation 2 y que, en unos días, va a hacer que volvamos a correr a toda pastilla con Burnout Paradise Remastered.

Una remasterización convertida en secreto a voces que se anunciaba hace apenas unas semanas y que se estrena el próximo 16 de marzo para que revivamos el que, para muchos, fue el gran salto de Criterion y de la franquicia a los mundos abiertos y el que, para otros, fue el paso con el que comenzó a diluirse el espíritu tan bestia de la saga. ¿Cómo conserva el tipo ahora, diez años después?

Lo cierto es que se nota que ha habido un trabajo pensado para contentar a los amantes de aquella entrega, pero también que se queda corto a la hora de ofrecer algo de especial interés y que, con tanto tiempo quemando gomas, se está acercando peligrosamente a la llanta. Nos hemos metido de lleno a correr y destrozarlo todo en Burnout Paradise Remastered, y ahora nos toca contaros qué tal ha ido esta experiencia.