Análisis de Final Fantasy XV: Episode Ignis - Amigos para siempre

Final Fantasy XV - Episode: Ignis

Final Fantasy XV - Episode: Ignis, Rol

Lanzamiento: 

13-12-2017

Género: 

Rol

Plataformas: 

PS4
Publicado por el

Un año después de su lanzamiento original Final Fantasy XV sigue expandiéndose con nuevas historias. La que hoy nos ocupa está protagonizada por Ignis. Te contamos todo lo que debes saber.

Hace poco más de un año, y tras más una década de espera, llegaba a PlayStation 4 y Xbox One Final Fantasy XV, un videojuego largamente esperado por los seguidores de la mítica franquicia de Square Enix que, sin duda, cumplió con las expectativas de la mayoría de fans. La compañía japonesa dijo desde el principio que quería expandir su RPG oriental con multitud de contenidos de calidad y están cumpliendo con lo prometido.

Desde que el juego se lanzó a finales de 2016 hemos podido disfrutar de dos historias alternativas protagonizadas por Prompto y Gladiolus, así como un DLC llamado Hermanos de armas (o Comrades) que añadió una suerte de modo multijugador a la experiencia Final Fantasy XV. Ahora ha llegado el momento de cerrar las historias de los compañeros de Noctis en la aventura principal, así que es la hora de Ignis.

Lo primero que cabe señalar es que Episode Ignis es, tal vez, el DLC que mejor encaja en la historia principal de Final Fantasy XV, pues se desarrolla en la recta final del videojuego original. En él Ignis está concentrado en encontrar y proteger a su querido Noctis, por lo que el contenido al completo tiene lugar en un escenario destruido y caótico. Sin embargo todo está bien estructurado para que no se vuelva repetitivo.

Se trata de un punto de vista inteligente, pues con los episodios protagonizados por Gladiolus y Prompto ya habíamos conocido partes de la historia ajenas a la trama de Final Fantasy XV, mientras que el DLC de Ignis es el que nos permite profundizar en una parte desconocida de la historia principal. Eso sí, la mayor parte del contenido adicional (que tiene una duración aproximada de entre dos y tres horas) es lineal.

Tenemos fases en las que se nos permite explorar con algo de libertad, pero en líneas generales el avance siempre es directo y muy dinámico. La ciudad en la que se desarrolla la miniaventura está dividida en distritos que están ocupados por el enemigo y para poder hacernos con el control de cada zona debemos repeler a grandes oleadas de enemigos que no nos pondrán las cosas fáciles. Pero Ignis tiene muchas habilidades.

Ignis está especializado en el combate cuerpo a cuerpo con dagas y eso es precisamente lo que deberemos usar para acabar con los enemigos. Tenemos ataques de tres tipos: dagas de fuego, perfectas para el uno contra uno; dagas de hielo, para golpear a varios enemigos al mismo tiempo; y dagas eléctricas, que nos permiten alcanzar a enemigos que se encuentran a distancia de nosotros. Es fundamental usar las apropiadas en cada momento para maximizar las capacidades del personaje.

Igualmente le ejecución de combos con el tempo adecuado es importante, pues de ello dependerá que seamos más efectivos en combate. Lo bueno es que cada estilo no tiene mucha distancia entre uno y otro, de modo que siempre podemos estar cambiando de forma ágil para adaptarnos rápidamente a las situaciones que se nos presentan en pantalla de forma repentina. Todo para facilitar el combate, que es lo que más vamos a hacer durante el transcurso del Episode Ignis.

Y es que Ignis también tiene un contraataque que puede usar a discreción y un ataque especial que hace que todos sus movimientos se vuelvan más elegantes. Los problemas del combate de Final Fantasy XV siguen ahí, pero indudablemente es la mejor muestra de lo que el videojuego de Square Enix puede ofrecer en este sentido. Episode Ignis tiene una sorpresa, además, que se puede comprobar al hacer una segunda pasada.

En ella podrás desbloquear eventos alternativos dependiendo de tus acciones, de modo que la rejugabilidad es un punto muy a tener en cuenta, ya que la duración del DLC no es demasiado elevada. A nivel audiovisual todo está a la altura del Final Fantasy XV original, por lo que ya te puedes imaginar que gráficamente estamos hablando de una calidad extraordinaria y sonoramente tenemos piezas musicales de enorme belleza.

Joel Castillo