7 jefes secretos más difíciles que los jefes finales de sus videojuegos

Publicado por el

Todos recordamos las batallas que nos trajeron estos enemigos, y no lo hacemos precisamente con una sonrisa en la cara...

La exploración o la gran maestría en los videojuegos a veces traen como recompensa enfrentamientos especiales. Muchos títulos esconden en sus entrañas escenas secretas o combates secretos pensados para deleitar y premiar a quienes no se conforman con seguir solo el guion establecido.

Todos alguna vez nos hemos encontrado con alguno. La primera y legendaria aparición de Akuma, los Entes de Final Fantasy VIII y muchos más nombres que nos vienen a la cabeza por la sorpresa que nos dieron y por lo difíciles que eran. De hecho, algunos incluso presentaban una dificultad mayor que la del jefe final del título en el que aparecían.

Hoy vamos a repasar a los más memorables y difíciles. Los 7 enemigos secretos de juegos que eran más complicados que los jefes finales. Un conjunto de combates y enfrentamientos que pasaron a la historia por su exigencia y por su don para desarrollar la paciencia y templanza de los jugadores.

 

Armas Rubí/Esmeralda - Final Fantasy VII

Dos jefes repartidos por el mapamundi de Final Fantasy VII capaces de acabar con Sefirot de un plumazo. Arma Rubí y Arma Esmeralda tienen una vitalidad de un millón de puntos de vida y, para más inri, poseen ataques capaces de fulminar a todo tu equipo en un santiamén. Una buena estrategia puede convertir su batalla en un paseo, pero hay que prepararse mucho y de forma muy concienzuda.

 

Noob Saibot - Mortal Kombat II

Enemigo secreto que hace referencia a los creadores de Mortal Kombat. Noob Saibot solo aparece si se consigue una racha de victorias y se cumplen una serie de requisitos. Sus movimientos, si bien guardan similitudes con luchadores como Scorpion, son más rápidos y sobre todo más fuertes. Hay que pulir bien las habilidades a los mandos para poder abatirlo y barrer el suelo con su cuerpo.

 

Rodin - Bayonetta

Tras conseguir una millonada de Halos, el misterioso Rodin te desafía para luchar. El camarero del bar Gates of Hell no es solo un tipo duro, también reparte tortas con una facilidad pasmosa y es capaz de acabar contigo en segundos si no estás siempre alerta. Es el combate más difícil tanto del primer como del segundo Bayonetta, y también una de las razones por las que aborrecer la pantalla de Game Over.

 

Mostruos Monster Hunter - Metal Gear Solid: Peace Walker

Una colaboración bastante especial entre franquicias de diferentes compañías que trajo algunos de los jefes más difíciles a este Metal Gear Soild de PSP. Snake se ha enfrentado a todo tipo de enemigos, pero toparse con un Felyne que le hable o abatir a criaturas como un Rathalos o un Tigrex es algo que jamás podrá olvidar, ni los pobres jugadores que intentaron vencerlos. Letales, rápidos y con movimientos ligeramente distintos a los vistos en Monster Hunter.

 

Noticias relacionadas