Análisis de Double Kick Heroes - Carretera al infierno

Publicado por el

El pequeño estudio francés Headbang Club nos ofrece Double Kick Heroes, un divertido shoot’em-up de la vieja escuela que ya hemos podido probar en profundidad.

 

 

Desarrollar un videojuego es un proceso largo y costoso, aunque lo cierto es que en las llamadas Game Jam cientos de desarrolladores se juntan para partir de una idea y crear un título jugable en cuestión de horas. Así es precisamente como nació Double Kick Heroes, el juego que hoy nos ocupa. Fue durante la Ludum Dare número 34, en el año 2015, cuando completaron la demo básica del juego en tan solo tres días enteros.

Gran parte del estilo visual y su banda sonora metalera fueron concebidos en esos primeros momentos, pero lo cierto es que en todos estos años Double Kick Heroes ha ido creciendo y obteniendo reconocimientos allí por donde pasaba. Ahora al fin hemos podido tener acceso a su versión más completa, pues el videojuego del estudio francés Headbang Club ha llegado en fase de Early Access o acceso anticipado a la plataforma por excelencia de los videojuegos en PC, Steam.

Desde Headbang Club han señalado en muchas ocasiones que Quentin Tarantino, Robert Rodriguez o Stephen King son algunas de sus principales inspiraciones, así como su pasión por la música heavy metal, que forma parte fundamental de Double Kick Heroes. La premisa inicial es sencilla: se trata de un shoo’em-up de la vieja escuela que mezcla la acción desenfrenada con los elementos clásicos de un videojuego rítmico.

El argumento del videojuego parte de algo que se ha convertido en una moda en los videojuegos, los apocalipsis zombis, pero luego lo vuelve todo mucho más loco y divertido. Los protagonista del título son los cinco componentes de un grupo de heavy metal que han estado encerrados durante meses en su local ensayando para su próximo concierto, lo que les hará llevarse la sorpresa en plena gira de que su público son todo zombis deseando comerles.

Los no muertos son muy rápidos, de modo que deciden huir con su Cadillac, al que los creadores apropiadamente han rebautizado como Gundillac. En la parte trasera del vehículo, que sigue siendo alcanzado por los zombis, acoplan dos escopetas y ya tenemos todos los ingredientes para que comience esta loca aventura repleta de acción y zombis que no dejan de venir a por más disparos de nuestro espectacular Gundillac.

En la parte inferior de la pantalla podremos ver las notas que vienen de la canción de heavy que estamos tocando, de modo que sincronizar los disparos con ella será fundamental para que nuestro coche encuentre el ritmo y pueda detener a la horda de zombis por un lado y huir de ella por otro. En total la campaña de este “road game” dispone actualmente de treinta niveles, cada uno de ellos con un tema metalero diferente que deberemos dominar para poder huir de los zombis.

Los personajes que encontramos en Double Kick Heroes son los clásicos que encontraríamos en una película sobre heavy metal repleta de topicazos: individuos a los que solo les importa las drogas, el sexo y el heavy metal. A lo largo de la aventura también podremos ir desbloqueando nuevos elementos para nuestro Gundillac y poder llenar la carretera de balas, explosiones y carne y sangre de los zombis que dejemos a nuestro paso.

Sin embargo, y a pesar de que el videojuego continúa en fase de acceso anticipado, Double Kick Heroes incluye otras dos modalidades más allá de la campaña principal. Una de ellas es el Modo Arcade, que nos permite pasar de cualquier tipo de vestigio de narrativa e historia para saltar directamente a desparramar sesos por toda la carretera en niveles que podemos elegir nosotros mismos.

En esta modalidad podemos escoger de entre todas las propuestas musicales que pone a nuestra disposición el estudio francés Headbang Club para hacer que nuestra partida sea lo más personalizada y a nuestro gusto posible, aunque siempre dentro de unas limitaciones. No obstante, lo mejor de todo Double Kick Heroes es poder acceder al tercer y último modo de juego disponible hasta el momento: el editor de niveles.

Si lo tuyo no es la música heavy metal o ya te has cansado de ese género musical por jugar demasiado rato seguido puedes importar tu propia música, crear tu propio nivel y ponerte a ti mismo y al resto de la comunidad de Double Kick Heroes un desafío diferente. Obviamente también podrás tener acceso a niveles que hayan creado otros jugadores, por lo que el contenido de cara al futuro promete ser infinito y realmente variado, pues cada cual puede elegir las canciones que prefiera.

El apartado visual es otra de esas cosas que no deben olvidarse a la hora de valorar Double Kick Heroes, pues nos demuestra una vez más que el pixel art es toda una delicia cuando se hace con cariño. Todos y cada uno de los niveles del videojuego son exquisitos, y más todavía si te gusta el género heavy metal, pues disfrutarás de lo lindo con una banda sonora que complementa a la perfección a este estupendo título de acción.

Joel Castillo

Noticias relacionadas