No todos los Pokémon están felices con su evolución

Publicado por el

Los juegos nos dicen que los Pokémon se fortalecen al evolucionar a una nueva forma, pero en algunos casos son los primeros sorprendidos.

No todos los Pokémon están felices con su evolución

Muy bien, le has ganado a ese entrenador de gorra y pantalones cortos que se ha atrevido a meterse contigo solo porque habéis cruzado miradas. Disfruta de tu merecida recompensa en dinero y experiencia. Pero... ¡anda! ¡Tu Pokémon está evolucionando! Tu monstruo de bolsillo ha acumulado bastante experiencia como para alcanzar otra evolución y cambiar su forma. Y ya le estaba bien, porque algunos la verdad es que necesitan un cambio de look con urgencia. Por desgracia, algunos de ellos han descubierto que la naturaleza, aunque esté simulada en una serie de videojuegos, es rematadamente cruel.

Dorkly nos presenta este vídeo en el que varios Pokémon de formas un poco, digamos, mejorables, evolucionan a... algo totalmente decepcionante para su disgusto y lamento en la mayoría de los casos. Pero vamos, chicos, se veía venir. ¿A qué iba a evolucionar Trubbish, un Pokémon con forma de bolsa de basura, sino a, en fin, un montón de basura. Pero al menos ha hecho feliz a un Zigzagoon que llega siempre dispuesto a revolver en la porquería. 

Es solo uno de los varios casos en los que si los Pokémon hablaran sabríamos lo que siente de verdad. Así comprenderíamos que Gloom, cuyo aspecto es siniestr, apestoso y alicaído, pasa de gótica emo a princesa del bosque de golpe y porrazo cuando evoluciona a Bellosom. Que sí, que quieres aprender Día Soleado y lo sabes, no te niegues a ti misma. O compartiríamos el dolor de Zubat, que cuando al fin gana ojos resulta que lo que hay que ver no es muy bonito; o de Exeggutor, que no entiende cómo un trío de huevos se ha limitado a subirse a una palmera. Hay que mirar el lado bueno de la vida, chicos. Como Shuckle

 

 

¿Qué evolución de un Pokémon te parece que podría haber sido mucho mejor?

Noticias relacionadas