The Elder Scrolls Online: Morrowind, primeras impresiones tras asistir a su presentación en Londres

Publicado por el

Acudimos a la presentación de The Elder Scrolls Online: Morrowind en Londres y esto es todo lo que necesitas saber de la próxima y ambiciosa expansión del juego de Bethesda.

La presentación en Londres de lo nuevo de The Elder Scrolls Online dejó numerosos detalles que podrían convertirla en la mejor expansión del juego hasta la fecha. Morrowind llega tras tres años del lanzamiento del MMORPG en ordenadores y dos en consolas, con una acogida mundial de millones de jugadores.

Lo primero que hay que saber de Morrowind es que se desarrollará 700 años antes del juego homónimo de la saga The Elder Scrolls lanzado en 2002. Por lo que los jugadores que disfrutarán de este clásico, podrán volver a recrearse en sus entornos y hasta encontrar diferentes referencias. La nueva expansión pretende conquistar a nuevos jugadores con las mejoras en la jugabilidad y la posibilidad de tomarlo como una pieza independiente, pero también afianzar a los que ya consiguió por historia.

La expansión se desarrollará en un mundo abierto de RPG, pero que se alejará del rol puramente europeo como hicieron hincapié en la presentación. La originalidad y la esencia del mundo de The Elder Scrolls dominan por encima de lo visto anteriormente. Además, a base de estudiar la disposición de los jugadores en un ámbito en el que sus hábitos son fundamentales, como es el online, Morrowind no tendrá endgame, y estará disponible incluso para aquellos que nunca antes habían visitado su mundo. Esta expansión incluirá el juego base de The Elders Scrolls, y no habrá un condicionante de nivel para jugarlo como sí que ocurre en muchos otros RPG.

Morrowind recupera la esencia del juego clásico recreando la Isla de Vvandenfell, aunque 700 años antes, pero con los elementos necesarios para generar nostalgia en los jugadores. La isla será muy amplia y los escenarios abiertos, más incluso que en su juego base. Este mapa aguardará numerosas sorpresas, incluidas zonas que aún se están terminando de construir, las Ashlands volcánicas y criaturas alienígenas a las que enfrentarse. Se respetarán las tradiciones y las culturas propias de la zona, con sus facciones y sus estamentos. La banda sonora del Morrowind de 2002 estará presente en todo momento, algo de agradecer por todos los jugadores clásicos.

Además de un entorno cuidado, se ampliarán más de 30 horas de contenidos, con una nueva historia, una modalidad de juego innovadora y una clase inédita hasta el momento. También habrá que realizar un tutorial al comienzo, porque partes de la interfaz han sido mejoradas y también la jugabilidad. El hecho de tener que iniciar al jugador, independientemente de si ya ha jugado antes a The Elders Scrolls Online o no, avisa de los profundos cambios con los que se ha atrevido Zenimax Online Studios.

La presentación dejó altas expectativas sobre la incorporación de la nueva clase The Warden. Una mezcla de guerrero mágico, también denominado “druida/ranger”, capaz de actuar siguiendo tres líneas diferentes. Curación, control del hielo, y lo más llamativo, la capacidad de utilizar un oso como un arma más dentro de las propias. Este personaje aporta un rol de “support”, y aseguran que no ha habido grandes problemas para integrarlo en el balance de las diferentes clases. Cuando se tenía en mente The Elders Scrolls Online, se barajaron hasta ocho prototipos distintos, que al final se quedaron en los cuatro mejores. El hecho de incorporar una nueva clase a un juego de estas magnitudes lleva mucho tiempo y por ello se cuida al máximo su capacidad de aportar novedad. Aunque al principio, por este mismo hecho, la comunidad se volcará en probar a The Warden, lo cierto es que no existirá límite de clases, y todo quedará en la libre elección del jugador.

Antes que periodista y comunicóloga, ya era aventurera gráfica, amante de las buenas historias y de los videojuegos clásicos. Llevo una doble vida como ilustradora informal siempre en busca de nuevos descubrimientos.