Asalto aéreo

La veterana serie de acción llega a PSP con una entrega exclusiva. Entre sus novedades, llama la atención la posibilidad de vernos las caras con pilotos de todo el mundo a través de Internet.

Poco a poco, es sabido que los simuladores aéreos (o arcades, da lo mismo) han ido perdiendo popularidad desde los tiempos del mítico After Burner. Pero eso no quiere decir que ya no existan muchos aficionados con ganas de ser los señores del cielo y de pilotar las máquinas voladoras más letales. En esta ocasión Ace Combat sobrevuela PSP demostrando que aún tiene mucho que decir, también en terreno portátil.

Ace of sky

Ace Combat: Joint Assault parte de un guión bastante convencional, pero no por ello menos atractivo. Los gobiernos de todo el mundo están bajo alerta terrorista, debido a las constantes amenazas de una terrible organización llamada Valahia. Nosotros, como piloto del escuadrón Antares, tenemos que ayudar a que sus intenciones no pasen de eso. Diez horas de intensas batallas aéreas que no dan ni un segundo de respiro al jugador.

Ace Combat: Joint Assault está dividido en un total de veinte misiones. La mayoría de ellas son las típicas dentro del género, es decir, eliminar bases enemigas (y aviones, por supuesto), defender nuestras posiciones, proteger a otros aviones y cosas por el estilo. Siempre partiendo de tres niveles de dificultad distintos. Elijamos el que elijamos, el título empieza siendo bastante accesible, para terminar volviéndose relativamente complicado durante las últimas misiones. Por suerte, la campaña principal puede jugarse en cooperativo, lo cual las hace mucho más accesibles.

En el juego se dan cita cuarenta aviones. Todos son reales y fieles recreaciones de los auténticos. Cada máquina tiene sus características, y eso es algo que tenemos que tener muy en cuenta si queremos salir victoriosos del UMD. Es decir, que algunos aviones son más útiles para las misiones de sigilo, otros para el ataque cuerpo a cuerpo contra cazas o los últimos para recorrer una distancia en un tiempo determinado. Además, antes de cada capítulo podemos personalizar los vehículos, comprarlos y venderlos y cosas por el estilo, lo que da algo más de profundidad a la aventura.

A nivel gráfico, el título cuenta con escenarios reales de ciudades como Tokio, que se ven reflejadas en el juego con todo el detalle que el potencial técnico de PSP permite. Mención especial merecen los aviones, que se han desarrollado de manera muy cuidada. Además, el juego está subtitulado al castellano, por lo que en ningún momento perdemos de vista cuáles son nuestros objetivos.

Cerrar