Alienígenas de armas tomar

Los dos seres más mortíferos de la galaxia vuelven a verse las caras. Llega la adaptación exclusiva de la última entrega cinematográfica de esta conocida franquicia.

Desde que en Depredador 2 viésemos por primera vez un cráneo de un alien en la nave de este temible extraterrestre, las dos criaturas no han dejado de enfrentarse. Y es que los responsables de ambas series cinematográficas han visto en la lucha entre estos seres un plato demasiado jugoso como para no aprovecharlo como es debido. Primero en los videojuegos, después en el cine y, por último, en ambos, la saga Aliens vs. Predator es ya todo un clásico. En este caso, los dos bichos se ven de nuevo las caras, en una adaptación exclusiva para PSP de una de sus últimas películas.

La sombra del cazador

Aliens vs. Predator 2 es una aventura de acción de estilo muy peliculero. El primer detalle a tener en cuenta del UMD es que, al contrario de lo que sucede en anteriores entregas, esta vez solo nos podemos poner en la piel del Depredador. Todo el protagonismo recae sobre él. Dicho de otro modo, los Aliens son solamente los malos de la película, nunca mejor dicho.

Con respecto al argumento, este se desmarca de lo visto en los cines, para ofrecer una historia algo más convencional. En esta ocasión los Aliens están invadiendo la Tierra, poniendo en serio peligro a la raza humana. Nuestro papel como Depredador consiste en evitarlo. ¿Y por qué iba a querer una de estas criaturas ayudar a los terrícolas? Al parecer para compensar una vieja ocasión en la que sucedió al contrario, y los humanos ayudaron a su raza.

A la hora de jugar, nos encontramos con tres modos de juego. Un multijugador que nos enfrenta a otros usuarios, una opción de misiones que se suceden sin orden y el principal, llamado Historia. En él encontramos niveles abiertos en los que tenemos que eliminar a un importante número de aliens, así como encargarnos de sus larvas. Un desarrollo lleno de acción en el que podemos utilizar los consabidos poderes del Depredador: cañón del hombre, hojas de acero, bombas, etc. Eso sí, en lugar de hacerlo libremente, el uso de cada habilidad nos lo impone un guión, por lo que resulta algo más encorsetado.

Con todo, Aliens vs. Predator 2: Requiem mantiene la ambientación de la película en la que se basa, si bien no comparte argumento con ella, como hemos comentado. Los aficionados a los cómics, films o cualquier otro producto de ambas razas seguro que encuentran motivos más que suficientes para darle una oportunidad.

Cerrar