Análisis de Blair Witch – Una noche en el bosque

Hacemos frente a nuestros miedos en un lugar al que nunca debimos entrar.

Blair Witch

El proyecto de la Bruja de Blair es una de esas películas que, por alguna extraña razón, se convierten en una obra de culto tras el paso del tiempo. También es un claro ejemplo de que con muy poco, se puede conseguir mucho. Un bosque, una cámara de vídeo y el desafortunado pero irremediable deseo de que una terrible leyenda urbana se haga realidad.

Lionsgate posee los derechos de la propiedad intelectual y el estudio polaco Bloober Team se dedica exclusivamente a desarrollar videojuegos de terror. Ahora, ambas compañías han estrechazo lazos y el resultado inmediato de su alianza ha sido justo lo que tenía que pasar: Blair Witch ha llegado a Xbox One y PC. Lo hemos jugado y os contamos qué tal nos ha ido en nuestro paseo por el bosque de Burkittsville.

Blair Witch

Las cosas no son lo que parecen

Un niño en paradero desconocido, un cuerpo de policía que no consigue encontrar una sola pista y un hombre —nuestro protagonista— dispuesto a sumarse a las tareas de rescate. Una premisa muy recurrente que no es más que la puerta hacia un auténtico infierno. Nosotros llegamos al lugar de los hechos con la intención de colaborar y no tardamos demasiado en empezar a vislumbrar que seremos los primeros en necesitar ayuda. Porque lo que sucede en el bosque, se queda en el bosque. Y, sinceramente, ni siquiera sabemos muy bien qué ha pasado.

Bloober Team ha logrado crear una atmósfera en la que, al igual que en la cinta original, la tensión podría cortarse con un cuchillo. Las sensaciones a los mandos del juego son extrañas, ya que inicialmente creemos tener el control de la situación, pero, conforme pasan las horas, nos damos cuenta de que algo no va bien, y lo peor es que no somos capaces de explicarlo. Apenas contamos con una linterna, un teléfono móvil y una cámara de vídeo. Material suficiente para comenzar a buscar alguna pista que nos permita seguir el rastro del pequeño desaparecido.

Blair Witch

¿Cómo se juega a Blair Witch? Hay que decir que lejos de lo que puede parecer a primera vista, el juego se asemeja bastante al survival horror de toda la vida: buscamos objetos, resolvemos algún que otro puzle bien planteado y volvemos atrás sobre nuestros pasos cuando ya somos capaces de solventar una situación. En lo que a los puzles respecta, la verdad es que no están nada mal y más de uno requieren mantener los ojos bien abiertos, tratar de recordar diferentes lugares e incluso investigar documentos de texto o hacer uso de dispositivos como el teléfono móvil o la cámara de vídeo.

Además, Bloober Team ha hecho un fantástico trabajo a la hora de conseguir exactamente lo mismo que sucedía a los protagonistas de la película original: inculcar una sensación de desorientación muy acusada, ya que los cambios en el escenario y la incertidumbre que nos acompaña en todo momento nos hacen dudar de si lo que vemos es real o si el lugar en el que estamos existe de verdad. Estos detalles en cuanto a ambientación se funden a la perfección con las mecánicas de exploración; a menudo sentimos que estamos realmente perdidos en mitad de un frondoso bosque.

Bullet, el perro de Blair Witch

El mejor amigo del hombre

Si nos acompaña un Pastor Alemán capaz de ayudarnos a buscar pistas, el juego tiene que ser bueno, ¿no? Nuestro fiel amigo juega un papel fundamental en las mecánicas de un título formado por elementos cercanos al survival horror tradicional. Y es que, a diferencia de lo visto en los trabajos más recientes de Bloober Team, el mundo de Blair Witch nos permite explorar con total libertad. Y no solo eso, sino que sin la ayuda de Bullet, resulta prácticamente imposible avanzar.

Cuando encontramos un objeto importante, él es el encargado de rastrear el camino a seguir. Cuando aparece un enemigo —al que debemos derrotar gracias a nuestra linterna al más puro estilo Alan Wake—, él nos avisa de la posición de nuestro oponente. Por si fuera poco, argumentalmente también es un personaje muy importante, ya que nuestro protagonista sufre un extraño trastorno mental y no es capaz de permanecer demasiado tiempo en soledad. Esto nos obliga a no alejarnos demasiado de su posición y, por qué no decirlo: nos sentimos mucho más seguros cuando tenemos a nuestro simpático amigo a nuestro lado.

Blair Witch

Un ilusionante apretón de manos

El acuerdo entre Bloober Team y Lionsgate promete un futuro esperanzador para todos los jugadores que disfrutamos pasando miedo. Los primeros llevan años aterrorizándonos gracias a títulos como Observer y las dos entregas de Layers of Fear. Los segundos poseen los derechos de licencias como Saw, Shadow of the Vampire, Tape, Cube, House of the 1000 Coprses o Ju-on: The Grudge, entre otras. Blair Witch no solo es un buen título de terror; también es la primera piedra de un proyecto prometedor. Porque resulta imposible no dejarnos llevar e imaginar lo que el estudio polaco podría hacer si cualquiera de las cintas de Lionsgate cae en sus manos. De hecho, ya se han mostrado receptivos a la hora de abordar un desarrollo futuro.

En los últimos títulos de Bloober Team, la apuesta por el enfoque narrativo era muy contundente. Sin embargo, algo ha cambiado con Blair Witch; el juego propone altas dosis de exploración, resolución de rompecabezas e incluso algún que otro combate. En definitiva, una experiencia que se acerca al survival horror tradicional y, personalmente, una grata sorpresa que me lleva a pensar que el estudio ha encontrado su posición en la industria. Y es que, hoy por hoy, son muy pocas las desarrolladoras que se dedican única y exclusivamente a ofrecer videojuegos de terror.

Roberto Pineda

Sci-Fi & Horror. Escribo cosas donde me dejan. Cosecho almas en Lordran, aunque vivo en Greenvale. Mi gato se llama Sif. Antes marcaba goles; ahora me enfado por los que otros fallan. Verdiblanco.

Publicaciones relacionadas

Cerrar