Análisis Crysis Remastered – El nanotraje necesita una batería nueva

Analizamos la remasterización de Crysis. ¿Aguanta el tipo el titán de Crytek?

¿Puede correr Crysis? Estoy seguro de que esa fue una de las preguntas que más sonaron en las tiendas de informática allá por 2007-2008. Fue por aquel entonces cuando Crytek sentó cátedra con su CryEngine y con Crysis, una auténtica bestia parda de los recursos y de los gráficos. Un Shooter que impactó a propios y extraños por cómo enfocaba el concepto del sandbox y por la fidelidad gráfica del mundo que presentaba.

Ha llovido bastante desde entonces, la compañía ha cambiado mucho y aquel título pasó a ser el primero de toda una trilogía que acabaría llegando a consolas. Ahora, ha vuelto con las baterías del Nanotraje bien cargadas gracias a una remasterización que prometía adaptarlo a los tiempos que corren, mejorando unos gráficos que ya sorprendían, a la vez que retocando detalles de gameplay.

Hemos vuelto a las Islas Lingshan, nos hemos embutido en el nanotraje y hemos frenado la amenaza alienígena que estaba al acecho. Todo, con un mando de PlayStation 4. Sí, hemos exprimido al máximo esta remasterización disponible desde el pasado 18 de septiembre (desde julio en Switch), y te lo vamos a contar todo sobre ella en este análisis de Crysis Remastered.

Remasterizando a un titán

Es obvio que el principal atractivo de este remaster es ver hasta qué punto han conseguido subir el listón técnico respecto al juego original. Hablamos de que el Crysis de PC lanzado hace ya más de una década era una auténtica bestia parda de los requisitos, con mods que aun a día de hoy pueden darle un aspecto y unos acabados dignos de la generación actual.

Sí, es un Shooter en primera persona en una isla totalmente explorable a la que acudes con la premisa de cumplir con una extracción, en una misión que poco a poco deriva en la presencia de una raza alienígena y una amenaza para el mundo entero. Otro día más en la oficina. Pero con superpoderes gracias a unos trajes que te permiten hacer de todo.

Lo que hizo Crytek con el juego original era algo realmente impactante. Por un lado, nos lanzaba a unos entornos naturales exuberantes, con plantas que reaccionaban ante nuestro contacto y disparos, sistema de físicas y la capacidad de hacernos invisibles, correr como el Correcaminos o tener la fuerza de Hulk. Un cóctel ideal, que jugaba con el concepto de mundo abierto en una primera mitad magistral.

Eso se ha conservado, porque la fórmula funcionaba, pero el tiempo no perdona ni a los gigantes más grandes. Y eso es justo lo que más claro nos ha dejado Crysis Remastered.

Libertad casi absoluta

Analisis Crysis Remastered 01

La primera mitad nos encantó en su momento, y lo sigue haciendo, aunque ya hay elementos que le pesan. Debes saber, si no jugaste al Crysis original, que la remasterización conserva todo lo que tenía aquel lanzado hace años. El movimiento es idéntico, el comportamiento de los enemigos es tal cual era. Todo ha quedado como estaba.

Sí que ha cambiado la ruleta de poderes, que ahora se ha eliminado para alternar entre uno y otro pulsando un par de botones (la “FUERZA MÁXIMA” siempre está activa y la velocidad se habilita al hacer un sprint, cambios hechos para facilitar el control). Pero todo lo demás ha permanecido exactamente igual.

Eso significa que sigues teniendo libertad casi total para moverte por la isla y para resolver cualquier envite como consideres más adecuado. ¿Robar una lancha para llegar de un punto a otro evitando los encuentros en tierra? Puedes hacerlo. ¿Mejor camuflarte entre la selva y emboscar a los soldados norcoreanos? También puedes. Tú decides, hasta el punto de poder hacer como hicimos nosotros, que pasamos varias horas acabando con todo enemigo a puñetazo limpio, o zarandeándoles, o tirándoles cajas…

Analisis Crysis Remastered 02

Una libertad que sorprendía y que sigue demostrando lo bien planteado que estaba originalmente, pero a la que acusamos ahora una IA que no es precisamente lista. Hemos visto mejorar a los enemigos en el género, y estos se han quedado varios años atrás. Tampoco nos ha molestado especialmente, porque eso nos ha permitido seguir jugueteando con todo lo que las físicas y los entornos nos permitían.

Un gameplay que empieza a oxidarse

En ese sentido, Crysis Remastered ha sabido conservar lo que hacía especial al juego. A día de hoy, pocos shooters te permiten derribar una casa entera encima de un enemigo, o que lo mate una palmera que cortas a disparos, o una tortuga que le lanzas con la fuerza de 10 hombres. Son esos detalles los que nos gustan y los que más apreciamos de este remaster.

¿Y todo lo demás? Pues no ha envejecido tan bien. De hecho, es algo que se nota al llegar a la segunda mitad de la historia, cuando la amplitud se limita y empieza a seguirse el esquema de cualquier shooter lineal. Ahí es donde más se le ven las costuras a esta remasterización y también al Crysis original.

Analisis Crysis Remastered 03

La asistencia de apuntado no va del todo fina, ayudando cuando quiere, la inteligencia de los enemigos brilla por su ausencia y el gunplay se siente algo incómodo en general. Es cierto que hay muchas opciones de personalización para las armas, y un buen arsenal a disposición; pero el comportamiento de estas al apretar el gatillo no es algo especialmente satisfactorio.

Por otro lado, la gestión de energía para poder usar los poderes del traje es un elemento interesante y otro extra de profundidad para el gameplay. No obstante, en la segunda mitad, cuando el juego ya se convierte en algo más lineal, también se vuelve más genérico y este factor deja de ser tan importante. Sirve para salir de apuros, pero no se explota tanto como en la parte más abierta.

Pero, ¿puede correr Crysis o no?

Analisis Crysis Remastered 04

Siendo el juego que es, tenemos que detenernos con calma a hablar del acabado técnico. Vamos a ser muy francos aquí, porque la verdad es que esperábamos más. Traer de vuelta al titán gráfico de hace una década, al juego que demostró el poderío que podía traer el hardware de PC a los videojuegos, exigía una adaptación y renovación a la altura.

No lo ha estado. Aunque detrás se encuentra una Saber Interactive que ha hecho brujería con The Witcher 3 y Switch, aquí el listón se ha colocado por encima de sus posibilidades. No hemos podido probar el Ray Tracing que el Crytek garantizaba en las versiones de PS4 Pro y Xbox One X, dado que hemos jugado en una PS4 Slim, pero sí que hemos podido ver los problemas que este causaba en la consola de Microsoft.

El rendimiento se ha portado bien en la mayoría del juego, aunque encender la linterna hacía que la tasa de fotogramas bajara más de lo que querríamos y no fuera capaz de mantener los 30 fps marcados como estándar en este remaster. Por otro lado, el acabado visual ya no sorprende en ningún sentido. Es aceptable, nada más.

Probablemente futuros parches mejoren tanto el rendimiento como el acabado, y es que hablamos de un Crysis Remastered que se le atraganta incluso a la gama 30 de NVIDIA. Desde luego, con este lanzamiento han conseguido hacer que la pregunta de si puede correr Crysis o no vuelva a la palestra. Una pena que sea así.

Crysis Remastered – El nanotraje necesita una nueva batería

Analisis Crysis Remastered 05

Lo han desempolvado, le han dado un poco más de lustre, pero sigue siendo el juego de siempre, con las bondades y carencias de siempre. Crysis Remastered mantiene el tipo a duras penas con una remasterización que queda por debajo de nuestras expectativas.

Esperábamos un mayor salto a nivel técnico, como también un mejor trabajo de adaptación a las nuevas plataformas. El rendimiento va justo para un juego que no ofrece tanto como podemos ver en los shooters modernos y, aunque su premisa inicial es bastante buena, se desinfla con una recta final que le quita todo el encanto que pudiera tener.

El tiempo pasa para todos, y también pasa para un grande del género. Eso sí, hemos disfrutado como enanos con su mundo semiabierto y las posibilidades que nos ofrecía. Al igual que en su segunda mitad se puede volver aburrido, en la primera ofrece mucho más que cualquier shooter moderno.

Ahí se mueve Crysis Remastered,** entre dos tierras en las que no encuentra un sitio claro**.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar