Análisis de Assassin’s Creed III Remastered – El legado de Ezio Auditore nunca lució tan bien

Connor Kenway regresa a la batalla con gráficos en 4K y más contenido jugable que nunca.

Connor

En pleno siglo XVIII, un joven de ascendencia británica y Mohawk se verá envuelto en una guerra entre asesinos y templarios en medio de la histórica Guerra de la Independencia de los Estados Unidos de América. Un escenario político convulso en el que Connor Kenway, también conocido como Ratohnhaké:tön, tendrá que hacer frente a la amenaza templaria que pretende hacerse con el poder absoluto de la humanidad.

Assassin’s Creed III Remastered llegará repleto de mejoras y contenido a PlayStation 4, PC y Xbox One el próximo día 29 de marzo. Además Ubisoft lanzará también el título en Nintendo Switch, un acontecimiento histórico desde la posibilidad de jugar a la versión could de Assassin’s Creed: Odyssey en la consola híbrida de Nintendo.

Ubisoft revive una de sus sagas más importantes con esta entrega remasterizada, alcanzando una resolución 4K en PlayStation 4 Pro, PC y Xbox One X. Además, nos brinda la oportunidad de poder disfrutar de todos los DLC y de Assassin’s Creed Liberation, el título que nació para PS Vita y que más tarde aterrizó en PC, PlayStation 3 y Xbox 360.

Historia de un asesino

Connor y Aveline

Como ya es habitual dentro de la saga Assassin’s Creed, al inicio del juego controlaremos a un descendiente actual de nuestro protagonista principal. En este caso, Desmond, un moderno asesino que sigue la pista de una importante reliquia perdida, se introducirá en la piel de sus antepasados mediante el Animus. De esta forma, el juego conecta con el final de Assassin’s Creed Revelations y nos sitúa en un contexto donde Estados Unidos a penas ha empezado a colonizarse por los ingleses, inconfundibles por sus casacas rojas.

Aunque Connor Kenway es el protagonista de esta historia, inicialmente controlaremos a su padre, Haytham, con quien aprenderemos a dominar las habilidades básicas de un asesino. Las misiones iniciales nos introducirán en la mecánica del juego: espionaje, escolta, asesinar sin ser vistos e infiltración.

Tras los primeros actos ya conocemos los orígenes de Connor y el contexto de esta historia. Hijo de Haytham Kenway y de una mujer nativa Mohawk llamada Ziio que fue liberada por el propio Haytham, Connor se dispone a convertirse en un Assassin para evitar que su pueblo sucumba ante la amenaza de la guerra entre patriotas y lealistas, además del peligro de los templarios.

Una iluminación que hace justicia a la actual generación

Comparativa

Los gráficos en alta definición de Assassin’s Creed III se lucen en los parajes recónditos y en las ciudades coloniales de la América del siglo XVIII. En esta entrega, las ciudades pierden importancia y no nos recrearemos tanto en monumentos como era tradición en títulos anteriores de la saga. Entraremos en una zona salvaje llamada la Frontera, lugar donde nos enfrentaremos a animales y lo aprenderemos todo sobre la caza.

El clima es otro de los elementos donde el sistema de iluminación HDR destaca. Los amaneceres, la lluvia, la nieve… son factores que hacen que este título remasterizado merezca la pena. No obstante, las expresiones faciales, como ocurre incluso en algunos juegos de última generación, están un tanto descompensadas en comparación a la calidad gráfica del entorno. La textura de los ropajes, de la madera de un barco, o del agua del mar, son de una calidad bastante superior a la que poseen los rostros de todos los personajes.

Las mecánicas de juego son las mismas que en la versión anterior y no resultan complicadas para los veteranos de la saga. Las misiones se basan en la sincronización, por lo que si fallamos (perdemos de vista un objetivo, morimos o nos descubren) podremos reiniciarla desde el último punto de control sin problema.

Connor captura

Explorar la Frontera, territorio más grande que la Roma que visitamos en Brotherhood, Boston y Nueva York se convierte en una experiencia digna de vivir. Todo territorio visible es visitable y gracias al sistema de escalada rápido o del parkour, movernos por la ciudad es una auténtica gozada.

La dificultad del juego no es especialmente alta, siendo un título diseñado para disfrutar en conjunto dada a su elaborada narrativa y sus entornos explorables. Muchos califican a esta entrega como una de las mejores narraciones dentro del universo de Assassin’s Creed, pues dentro del juego no existen villanos o aliados, cada personaje tiene su motivación y ésta puede simpatizar con el jugador o no. El titulo es capaz de instruir históricamente y a su vez invitar a la reflexión.

El sistema de combate puede resultar un tanto complejo hasta que conseguimos hacernos a él. Se centra en la parte ofensiva aunque también podemos defendernos y contraatacar, estos movimientos deberán ser rápidos y ágiles, especialmente cuando luchemos contra dos o más enemigos a la vez. La combinación de un arma de medio o largo alcance junto con otra de mayor distancia es un elemento clave en estas situaciones. Además, con respecto a entregas anteriores, podremos asesinar a varios enemigos a la vez de forma sigilosa (si tenemos la destreza suficiente para ello) y utilizarlos como escudos humanos mientra siguen vivos.

El combate naval a manos del Aquila también es otra novedad que ofrece Assassin’s Creed III Remastered. Connor tomará el control de esta nave para llevar a cabo misiones tanto principales como secundarias, teniendo siempre en cuenta si el clima es favorable para la navegación o no.

Aveline, la primera Assassin de la franquicia

Captura Aveline

El contenido que esta versión remasterizada de Assassin’s Creed III nos trae a partir de mañana es, sencillamente espectacular. El juego incluye en su edición básica todos los DLC publicados hasta la fecha. Además, nos ofrece la oportunidad de poder jugar a Assassin’s Creed Liberation, el título que inicialmente se lanzó para PS Vita y que más tarde llegó al resto de plataformas de la generación anterior con gráficos en HD.

En Liberation muchos se darán cuenta que Kassandra no ha sido ni mucho menos la primera protagonista femenina. Aveline de Grandpré es una potente Assasin de ascendencia africana y francesa que alberga tres identidades distintas: dama, esclava y asesina. Cada uno de estos roles será necesario para avanzar en esta breve historia, pues nos aportan distintas habilidades que necesitaremos en las misiones principales del juego.

Este título no acabó siendo relevante dentro de la saga, aunque en esta versión promete mejorar la experiencia de juego y completar todo el contexto histórico que Assassin’s Creed III nos plantea en el siglo XVIII. A diferencia de la historia de Connor, la narrativa gira en torno al final de la Guerra Francesa e India, en el siglo XVIII en Nueva Orleans, durante la gobernación española de Luisiana.

Una joya que a pesar del tiempo no ha perdido su valor

Connor luchando

Assassin’s Creed III alberga una narrativa que está considerada de las mejores de toda la saga. A pesar de no recrearse en localizaciones excesivamente estéticas como Roma, Egipto o la Antigua Grecia, la magia de esta entrega reside en sus pequeños detalles. La sensación que el juego transmite es completamente inmersiva, sentiremos que de verdad estamos en la Boston del siglo XVIII o navegando los mares de un continente a penas explorado luchando contra la tormenta.

A pesar de su alto contenido político, la presencia de personalidades conocidas históricamente como Benjamin Franklin o George Washington nos mantendrán alerta en todo momento. Por no mencionar la carga emotiva y el factor sorpresa con el que este título juega constantemente.

Mecánicas familiares para los veteranos de esta franquicia de asesinos, gráficos que alcanzan los 4K, iluminación HDR, cinemáticas mejoradas y una fluidez de movimientos que nos retarán a no pestañear en combate. Este es el cóctel explosivo que Ubisoft ha preparado con mimo para devolvernos una de sus obras más aclamadas.

Assassin’s Creed III Remastered es una parada obligatoria para todos aquellos que no lo jugaron en su momento y desean hacerlo con su mejor versión. Aquellos que ya pudieron disfrutarlo y deseen vivir la experiencia completa junto con todos los DLC y Assassin’s Creed Liberation, tienen la oportunidad de hacerlo a partir del 29 de marzo en PlayStation 4, PC y Xbox One, o el día 21 de mayo en Nintendo Switch.

Compra Assassin’s Creed III Remastered para PS4
Compra Assassin’s Creed III Remastered para Xbox One
Compra Assassin’s Creed III Remastered para Nintendo Switch

Marina Martínez

Graduada en Filología Alemana y amante de los idiomas, literatura, tecnología y videojuegos. Me gusta crear contenido relacionado con aquello que me apasiona.

Publicaciones relacionadas

Cerrar