Análisis de Assassin’s Creed: Valhalla – Escribiendo la historia del Guerrero Eterno

Vivir la historia de Eivor es una experiencia única.

13 años. Una veintena de lanzamientos. Ese es el bagaje que tiene Assassin’s Creed. La saga que empezó con Altair ahora nos ha llevado a meternos en la piel de una figura vikinga, algo que llevaba mucho tiempo rumoreándose y que se hizo oficial con el anuncio de Assassin’s Creed: Valhalla. Parece que fue ayer cuando vimos cómo se dibujaba esa ilustración principal del juego; pero ya estamos en el hoy, estamos en el momento en el que por fin podemos hablarte en profundidad sobre lo nuevo de Assassin’s Creed.

Valhalla es el ingrediente clave del nombre de este juego, y deja claro de por dónde van los tiros tanto en contexto como en mecánicas. Hemos pasado de los orígenes de los asesinos en la piel de aquel medjay, Bayek de Siwa, a la historia de la Antigua Grecia con Kassandra y Alexios. Ahora formamos parte del clan de los Cuervos capitaneado por Sigurd, hijo de Styrbjorn. Ahora somos Eivor, un vikingo o vikinga que va a determinar la expansión de un nuevo clan en la Antigua Inglaterra.

Hemos vivido de todo en esta aventura, y tenemos mucho que contarte sobre ello. Si quieres un consejo, toma asiento y ponte cómodo, porque no nos vamos a dejar ni un detalle sobre las hazañas que estos vikingos quieren traer a la generación actual y a la de PS5 y Xbox Series X. Te lo vamos a contar todo en este análisis de Assassin’s Creed: Valhalla.

Escribe tu propia saga

Antes de nada, aclarar que esta review parte de la versión de PS4 de AC: Valhalla. Sabemos que las versiones de nueva generación traerán mejoras visuales y de rendimiento, como resoluciones 4K y tiempos de carga más reducidas. No obstante, la experiencia es igualmente disfrutable en las consolas y plataformas actuales. No en vano, este Assassin’s Creed deja claro por activa y por pasiva que es un título intergeneracional.

Como en otros Assassin’s Creed, Valhalla nos lleva a un enorme mundo, con un riquísimo nivel de detalle y una atmósfera que traslada al jugador automáticamente a la Inglaterra del siglo IX. Puede que la historia que se narre sea ficticia, pero no faltan nombres archiconocidos para la mitología e historia nórdica, como Ragnar Lodbrok y sus hijos. Una narrativa que tiene un pie en la mitología y otro en la fidelidad histórica, algo que ya vivimos con las dos entregas anteriores.

Analisis Assassins Creed Valhalla 02
El mundo es enorme

De hecho, AC: Valhalla recopila todo lo que ha hecho especial a la franquicia. Podríamos decir que se trata de un Assassin’s «moderno» por cómo plantea su sistema de combate, su sistema de progresión y su estructura narrativa. Pero, al mismo tiempo, también se ha preocupado por mantener aquellas mecánicas que se echaban de menos de las entregas más clásicas, al igual que por enmendar ciertos errores criticados de las últimas entregas.

Todo, para dar forma a un videojuego enorme y ambicioso como él solo. Desde el momento en el que eliges a tu versión de Eivor (el Animus puede elegir, aunque nosotros la seleccionamos a ella, y la usaremos como referencia a partir de este punto), arranca la historia de la Matalobos. De esa persona vikinga que viajó con Sigurd y los suyos para construir una leyenda en una Inglaterra que ya conocía el filo del metal vikingo gracias a Ragnar y sus hijos. Arranca una aventura que nos ha atrapado desde el primer momento.

Una Matalobos en Inglaterra

Analisis Assassins Creed Valhalla 03
Eivor tiene dos caras, y tú eliges cuál tener

La historia de Eivor empieza con un ataque sorpresa, la muerte de sus seres queridos y un encontronazo con un lobo que acaba acuñando el nombre con el que se la conocerá en adelante. La Matalobos acaba formando parte de la familia de Styrbjorn, un jarl nórdico pacífico que, al comienzo de la partida, recibe de vuelta a un hijo que lleva varios años fuera. Sigurd, su heredero, es alguien ambicioso, y pronto se ve traicionado por un enorme cambio para toda Noruega.

No vamos a entrar mucho en detalle, pero sí que vamos a dar el nombre de Harald (Cabello Hermoso) y os invitamos a leer un poco para que sepáis cuál es su papel y lo que supone eso para un joven guerrero repleto de ambición. Las cosas no van como se esperaban y, tras conseguir vengar a quienes acabaron con nuestra familia en la infancia, nos marchamos de Noruega en dirección a Inglaterra.

Ragnar y sus hijos ya cruzaron el mar en sus drakkars para asentarse en un nuevo mundo. De hecho, nos cruzaremos a varios de los Ragnarsson y sumaremos fuerzas en numerosas ocasiones. Personajees como Ubba o Ivarr se acabarán convirtiendo en algo de lo más familiar en esta odisea vikinga por nuevos mundos.

Analisis Assassins Creed Valhalla 04
Aquí lo tenéis, Ivarr el Deshuesado

Odisea que parte de la premisa de construir un nuevo hogar en un mundo totalmente diferente al de los vikingos, en uno en el que se les considera paganos. Y eso haremos, asentar el campamento de los Cuervos en Inglaterra para expandirnos y forjar una nueva Saga junto con Sigurd, con la amenaza de un destino que nos habla de traiciones, con la necesidad de forjar alianzas y hacer que nuestro pueblo crezca y prospere aquí.

Todo esto se traslada a una historia que, quizá tarda un poco en coger el ritmo que se le pide; pero que, cuando lo hace, coge una enorme inercia y empieza a sumergirte de lleno en su mundo. Conspiraciones, asedios, saqueos, diplomacía y decisiones, sobre todo decisiones.

Ya pasaba con Odyssey, pero aquí se repite. En más de una ocasión la batuta caerá en nuestras manos para decidir qué hacer y cómo hacerlo, y eso determinará nuestras relaciones con los demás territorios, quiénes llegarán al poder y quiénes no, quiénes nos ayudarán y quiénes no.

Analisis Assassins Creed Valhalla 05
Sigurd es un pilar clave para la historia

Sin ir más lejos, en un alarde de rencor decidimos llevarnos todo lo que nos pertenecía por derecho al partir hacia Inglaterra. Y, ciertamente, eso se acabó convirtiendo en un duro golpe para nuestra dignidad. Valhalla está lleno de ese tipo de momentos, y las consecuencias se hacen de notar hasta el punto de llevarte a construir una historia casi a tu medida.

¡Casi se nos olvida! El Credo de Asesinos está muy implicado desde el primer segundo. No vamos a ahondar en eso, porque conviene dejar que lo descubráis vosotros. Pero su presencia se revela pronto y, por supuesto, afecta de lleno a una Eivor que conecta rápidamente con ellos.

Construyendo un hogar en territorio hostil

Analisis Assassins Creed Valhalla 06
Vas a pasar mucho tiempo en tu campamento.

El Campamento del clan de los Cuervos, Ravensthorpe, es el epicentro de toda la actividad en Assassin’s Creed: Valhalla. Es tu hogar, tienes que mejorarlo, y para eso no hay mejor manera que conseguir recursos saqueando los aledaños. El repiqueteo de las campanas en las iglesias a las que entras hacha en mano con los tuyos se convierte en un sonido de fondo de lo más habitual a lo largo de la partida.

Pero así es la vida del vikingo, y más cuando buscas establecer un hogar al que llamar casa en un mundo completamente nuevo para ti. La progresión del campamento es absolutamente imprescindible, y casa muy bien con la filosofía y la idea central del juego. Vas a invertir muchas horas haciendo que crezca y prospere. Lo harás porque lo necesitas, pero en ocasiones también porque simplemente quieres.

Y es que mejorar el campamento implica mejorar también a Eivor, aunque cuenta con un sistema de progresión propio (ya hablaremos de eso más tarde). La herrería, las tiendas, la posibilidad de contratar a mercenarios o hasta las opciones de personalización. Todo eso parte de las construcciones que hagas en tu asentamiento y de cómo lo mejores.

Analisis Assassins Creed Valhalla 07

De hecho, invertir tiempo aquí es esencial para explorar la otra parte de Valhalla que va más allá de conquistas y asedios: la de los mitos y leyendas. El mundo real tiene muchas amenazas, pero hay otro mundo que acoge al Valhalla al que todo vikingo quiere ir. Y lo visitarás, y tendrás mucho por hacer en él. Al igual que también tendrás que vértelas con personas que quieren manipular Inglaterra desde las sombras.

No vamos a engañaros, el concepto del campamento no nos atraía en un primer momento por el miedo a que estableciera límites en la progresión. Pero ha resultado ser todo lo contrario. Nos ha motivado, nos ha hecho salir en busca de recursos para cuidar a los nuestros. Ha hecho que compartamos lo que el juego desea desde el primer momento, trasladarnos la responsabilidad de asentar a un pueblo.

Presente y pasado de Assassin’s, unidos por los vikingos

Analisis Assassins Creed Valhalla 08
Los efectos atmosféricos están a la orden del día

Afirmar que, desde Origins, la saga ha cambiado considerablemente su núcleo de juego es como decir que el agua moja. Del sigilo y la infiltración al RPG de acción. Una transición repentina y necesaria, pero que evolucionó por unos derroteros que la audiencia criticaba por abandonar la esencia de Assassin’s Creed.

Tratándose de vikingos, pensábamos que AC: Valhalla se adentraría mucho más en la acción dura y sangrienta, ya sabéis cómo la gastaban estos nórdicos. Pero nos hemos llevado una muy grata sorpresa. Esta entrega recoge el testigo de las dos últimas y mantiene el sistema de progresión y el combate cuerpo a cuerpo, pero también recuerda a las andanzas de Altair y Ezio.

Eivor trepa y se cuela por todas partes, pelea con una fiereza que se traslada perfectamente a las mecánicas de combate. Sin embargo, también sabe actuar con sigilo, camuflarse entre las multitudes, esconderse entre las sombras, hasta sentarse en un banco a charlar con alguien para pasar inadvertida.

Analisis Assassins Creed Valhalla 09
La Hoja Oculta menos oculta en la historia de AC

Las viejas mecánicas han vuelto, y casan muy bien con este nuevo mundo y con el Assassin’s actual. Tampoco nos sorprende, el diseño siempre había dejado sitio para estas acciones, pero las había dejado de lado en las últimas entregas hasta ahora.

Eso da pie a enfocar las situaciones de más formas distintas. Al igual que puedes elegir en diálogos importantes, también puedes elegir cómo abordar las misiones. Todo vuelve a recaer sobre tus hombros en un juego que te deja más responsabilidades que nunca en la saga. Pero no es una losa. Al revés, es mucho más disfrutable.

Porque las piezas encajan y, al igual que te preocupas por conseguir nuevas habilidades que permitan a tu cuervo compañero marcar objetivos (mismo sistema que en Origins y Odyssey), también puedes mejorar tu destreza y fuerza con las armas cuerpo a cuerpo, obtener aptitudes para realizar movimientos especiales o pulir tu capacidad para realizar asesinatos con la hoja oculta.

Analisis Assassins Creed Valhalla 10
Quién quiere perros teniendo cuervos

Todo está ahí, pero sin superponerse, complementándose con las mecánicas de RPG que se introdujeron hace dos entregas. Como vikingo que forja su equipo y lo mejora, que usa manguales, hachas o lo que pueda. Como asesino que se esconde o silba para distraer a sus próximas víctimas. Puedes hacer las como quieras, y nos encanta.

Aunque, todo sea dicho, el sistema de progresión puede ser un poco abrumador con tantísimas ramificaciones. Por suerte, se acabó eso de los niveles que te impedía seguir.

Respirando el aire de la antigua Inglaterra

Analisis Assassins Creed Valhalla 11
La estampa del territorio nórdico es impresionante

Northumbria, Wessex, Mercia y Anglia Oriental son los cuatro reinos en los que se dividía Inglaterra en el siglo IX, y en los que se encuentra cuando llegas a ella en tu Drakkar. Aunque, a lo largo de la historia, puedes volver a Noruega y seguir recorriéndola, es aquí donde más tiempo vas a pasar.

Una tierra en conflicto, con el poder dividido y con vikingos que quieren expandirse y empezar a tomar el poder en ella. Factores que colisionan y a los que se suma ahora nuestro clan, el de los Cuervos, y ese afán por escribir una saga legendaria. Factores que se colocan en un mundo enorme y con un paisaje al que no estamos acostumbrados.

Ni el aire tropical que tenía el Egipto de Bayek, ni el toque familiar mediterráneo de la Grecia de Alexios y Kassandra. La Inglaterra de los Sajones es fría y húmeda, y también sucia y cruda. La atmósfera nos recuerda inevitablemente a esas series que seguramente conocerás si te gustan los vikingos, y creemos que es el enfoque más adecuado para un título con este contexto histórico.

Analisis Assassins Creed Valhalla 12
Auroras boreales, más importantes de lo que imaginas

Grandes extensiones de tierra recorridas por ríos por los que navegar en embarcaciones con la constante tentación del saqueo, montañas con parajes nevados que nunca antes habíamos visto y numerosas fortificaciones. Todo un mapeado de posibilidades, ciertamente, y que obliga a llevar una montura para evitar el tedio que a veces puede causar el navegar constantemente.

La geografía es variada, y el tono escogido es más que adecuado. No obstante, se pasan bastantes momentos yendo de un punto a otro y deseando que el viaje se acabe rápido para entrar en acción. También hay que entenderlo. Después de reventar fortalezas entre choques de hachas, golpes de ariete y astillas y cenizas volando, dar un paseo es lo último que apetece.

Pero es necesario, y más cuando las misiones secundarias se encuentran. Y decimos que se encuentran porque no vas a buscarlas en el mapa. Surgen, te topas con ellas escuchando hablar a alguien o charlando con algún NPC que va a lo suyo por el mundo. Un cambio tan natural como necesario, que trae consigo algunos objetivos que a veces son de lo más surrealista.

Analisis Assassins Creed Valhalla 13
Una estampa como tantas en el mundo que recorres

Es un mundo bien plasmado y muy afín a la idea que tenemos de la época. Tanto, que tardas poco en sumergirte en él y pararte a celebrar un festín, o retar a alguien en esas “batallas de rap” en las que importan tanto el ritmo y el no caer en los excesos. Difícil, cuando te sientes tan vikingo.

La historia de Eivor merece ser vivida

Analisis Assassins Creed Valhalla 14
Hay mucho por descubrir en esta entrega

Nos quedamos con las ganas de ponerlo a prueba en plataformas next-gen, pero Assassin’s Creed: Valhalla ha logrado sorprendernos a pesar de haber devorado sus entregas recientes. Cabe decir que luce genial, salvo por alguna que otra caída de fotogramas en PS4 Slim, y que brilla sobre todo en la recreación de los entornos naturales en los que pasas incontables horas.

De nuevo, Ubisoft ha conseguido trasladarnos a una época del pasado para enseñarnos costumbres, lugares y creencias hasta el punto de olvidar que la historia de esta entrega tiene otra faceta contemporánea. De nuevo, ha conseguido darle un giro de tuerca a una fórmula con más de una década a sus espaldas, a la vez que logra la comunión perfecta entre pasado y presente en la franquicia.

Assassin’s Creed: Valhalla ha llegado para escribir un nuevo e imprescindible capítulo que aprende de los errores del pasado y acierta en prácticamente todo lo que se propone. Con esta soberbia base que acaban de establecer, ya no sabemos que más van a poder hacer. Lo único que podemos hacer es coger nuestra jarra de hidromiel, alzarla y entonar un fuerte Skål por esta entrega.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar