Análisis de Biomutant – Kung-fu y mundo abierto de naturaleza postapocalíptica

La opera prima de Experiment 101 presenta una propuesta atrevida con luces y sombras.

Biomutant es uno de esos juegos que se anuncian con más antelación de la cuenta y, por uno u otro motivo, el desarrollo acaba alargándose más de lo que a todos nos hubiese gustado, creando una nube de expectativas que a veces no se ven del todo cumplidas. Es lo que le pasó a Cyberpunk 2077, por poner un ejemplo reciente, con la diferencia de que esta apuesta de Experiment 101 y THQ Nordic no juega en la liga de los AAA, sino que ocupa ese camino intermedio entre un juego independiente y una gran producción que tantas alegrías nos di en hace un par de generaciones de consolas.

Anunciado en 2017, Biomutant ha estado en desarrollo cerca de cinco años, tiempo en el que sufrió diversos retrasos debido a la ambición del proyecto y la llegada del coronavoirus, que afectó como a todos al pequeño y nuevo equipo formado por extrabajadores de Avalanche Studios (Just Cause) que se encarga del juego. Biomutant se define a si mismo como una fábula postapocalíptica de Kung-fu que propone un bello mundo abierto de fantasía, acción RPG, decisiones y un ambicioso sistema de personalización. Déjame que te cuente si la espera ha merecido la pena después de tanto tiempo.

El camino del Wung-fu

La respuesta corta podría ser sí, pero con ciertos matices, ya que la opera prima de Experiment 101 tiene tantas virtudes como defectos. Aunque lo más lógico será empezar desgranando la propuesta de Biomutant desde el principio, por su apartado narrativo.

Biomutant es una aventura fantasía situada en un futuro cercano postapocalíptico donde las acciones del ser humano sumieron la Tierra en un desastre ecológico que acabó con la especie. Y como suele pasar cuando los hombres dejan de ser el centro de atención, la naturaleza volvió a resurgir y los animales evolucionaron para ocupar el rol dominante en la sociedad. Aunque esto no trajo la paz a la Tierra, ya que han surgido tribus enfrentadas entre sí, peligros tóxicos y criaturas mutadas, los Devoramundos, que ponen peligro el Árbol de la vida, centro de la existencia de este nuevo mundo.

Árbol de la vida de Biomutant
Árbol de la vida de Biomutant

En este contexto aparece nuestro personaje protagonista, que regresa a su hogar después de un tiempo en el exilio tras un traumático suceso que vivió en su infancia y que no tardarás en descubrir. Su misión ahora consiste en mediar entre las tribus locales, encontrarse con viejos conocidos, cobrar su venganza y asegurar el Árbol de la vida.

Aunque antes de todo eso, como buen RPG, toca crear un personaje y fijar tu estilo de juego entre sus cuatro clases. La personalización es uno de los aspectos clave de Biomutant y lo vemos rápido en este sencillo apartado de creación de personaje donde cada raza se ve acompañada de un tipo de animal y unas estadísticas base y se puede ajustar aún más su apariencia hasta niveles bastante grotescos antes de elegir la clase de personaje que queramos. Como en cualquier RPG del estilo, podemos encontrar un mago, un pistolero uno más enfocado al cuerpo a cuerpo, entre otros, cada una con diferentes habilidades pasivas, perks, que ayudarán a definir tu estilo de juego.

Creador de personaje de Biomutant
Creador de personaje de Biomutant

Una vez entrados en harina, encontramos que el desarrollo del juego se divide en las dos principales metas, arreglar el problema de las tribus y salvar el Árbol de la vida, al tiempo que se abre un inmenso mundo abierto repleto de misiones y actividades secundarias esperando a ser descubiertas. Por cantidad de contenido no va a ser la cosa, ahora, tampoco esperes el RPG más maduro y mejor escrito del género.

Biomutant intenta agregar algo de profundidad a su propuesta narrativa con un sistema de conversación y decisiones que marcan la moral de nuestro personaje entre Luminosidad y Oscuridad, aunque no con demasiado acierto. La trama acaba siendo tan simple y los diálogos tan banales que las decisiones se resumen al final en una elección, blanco o negro, en función de que final vayas buscando en el juego. Sí, hay varios finales.

Una de las tribus de Biomutant
Una de las tribus de Biomutant

Las situaciones tampoco son las más originales del mundo, en muchas ocasiones, se basan en hacer de recadero para acá y para allá, pero de vez en cuando se cuelan algunas actividades secundarias interesantes, como dar caza a diversos monstruos o pasar el tiempo con minijuegos donde arreglar microondas, televisores, teléfonos y otros objetos del viejo mundo.

Biomutant es perfectamente consciente de que la gente que llega a su propuesta no viene llamada por la historia, prueba de ello es que no cuenta ni con diálogos propiamente dichos, sino con un único interlocutor que hace de narrador y va relatando los acontecimientos. Experiment 101, sabe que los jugadores vienen buscando su faceta de juego de acción, aunque de nuevo, hay luces y sombras en el camino.

Técnica Wung-fu en combate de Biomutant
Técnica Wung-fu en combate de Biomutant

Be water my friend

Podríamos decir que Biomutant es una mezcla entre Ratchet & Clank y Devil May Cry en el sentido de que cuenta tanto combate sin armas usando técnicas de artes marciales, combate con armas cuerpo a cuerpo y combate con armas a distancia. Aparte, dentro de cada categoría encontramos diferentes secciones, como espadas a una o dos manos, mazas, pistolas, fusiles o escopetas, entre otras, y cada arma cuenta con sus propios combos. Resulta bastante impresionante, teniendo en cuenta que también hay armas especiales de cada tribu y todas cuentan con su propio conjunto de combos y animaciones.

Por otro lado, encontramos las habilidades mágicas y las mutaciones, que son otro tipo de habilidades activas que se obtienen con biopringue, un elemento tóxico del viejo mundo. En su mayoría son bastante espectaculares y útiles tanto para atacar como para defenderse. Además, habrá que vigilar el nivel de moral, ya que algunas habilidades están reservadas para cierto nivel de Luminosidad y Oscuridad. Aparte, la progresión de niveles de personaje permite mejorar las estadísticas, comprar nuevos combos y perks, generales o de clase.

Una de las habilidades de Biomutant
Una de las habilidades de Biomutant

Por último, una vez entrados en combate, contamos con el llamado Super Wung-Fu, un estado alterado que se puede activar al realizar tres habilidades seguidas de manera satisfactoria. Este estado de concentración permite parar el tiempo para aporreare o freír a tiros a los enemigos y hacerles una enorme cantidad de daño.

De esta manera, los movimientos y las habilidades del personaje son muy vistosas, pero a la hora de ponerlas en práctica, vemos que no está todo lo bien resuelto que debería. Por ejemplo, golpear a los enemigos no otorga todo el feedback esperado, las animaciones son tan largas y los combos se retrasan tanto al tener que esperar a que aparezca el botón final en pantalla que en muchas ocasiones acabarás con el combo interrumpido. Aún así, es un sistema de combate muy vistoso y con mucha variedad jugable al que no tardarás en pillarle el truquito para encadenar habilidades y combos de todo tipo para acabar con los adversarios más duros.

Devoramundos de Biomutant
Devoramundos de Biomutant

Hablando de adversarios duros, aparte de diversos monstruos y enemigos que actúan de minijefes, Biomutant cuenta con jefes finales propiamente dichos, los Devoramundos. No son una revolución del género, pero cada uno de estos enfrentamientos propone un desafío distinto que sorprende y le aporta un soplo de aire fresco a la fórmula jugable.

La naturaleza ocupa su lugar

En cuanto a la exploración del mundo de Biomutant, Experiment 101 se ha encargado de hacer uno de los mundos abiertos más grandes del momento, repleto de actividades secundarias y puntos de interés tanto en la superficie, como bajo tierra, aunque habrá que tener cuidado con sus biomas, ya que habrá zonas con radiación, frio o calor donde habrá que ir bien equipado para poder sobrevivir.

Estarás pensando en The Legend of Zelda: Breath of the Wild en estos momentos y es que es imposible no acordarse del juego de Nintendo por su diseño artístico, con grandes llanuras repletas de vegetación, el uso de un ala delta para planear desde grandes alturas, o la propia construcción del mundo. Cuenta además con viaje rápido y monturas de todo tipo para recorrer sus aldeas, ruinas del viejo mundo y zonas de naturaleza.

Ala delta de Biomutant
Ala delta de Biomutant

El último elemento que termina de sumar en la experiencia RPG de Biomutant, que en lo personal me ha gustado bastante, es la ingente cantidad de loot que recogeremos a lo largo del juego, tanto en forma de piezas de equipo, como partes de armas y elementos de creación. Cuenta con un sistema de personalización de armas y armaduras tan sencillo como efectivo donde puedes modificar armas y armaduras, así como crear armas de cero a base de piezas sueltas.

No hay que reparar el equipo, pero cada una de estas modificaciones requiere de ciertos tipos de material. También se puede mejorar la calidad y los materiales de armas y armaduras en bancos de trabajo para aumentar su valor de rareza y sus materiales, lo que sube sus estadísticas.

Personalización y creación de armas en Biomutant
Personalización y creación de armas en Biomutant

Limitado por la pasada generación

Si has conseguido leer hasta aquí, te habrás podido hacer una idea de que Biomutant es un juego divertido, con mucho contenido y posibilidades jugables, aunque se quede corto en ciertos aspectos. Pues toca ponerse serios porque el aspecto donde más corto se queda es en su apartado gráfico y técnico.

Primero que nada, cabe señalar que se trata de un juego desarrollado por un pequeño estudio de 20 personas para PS4 y Xbox One, también sale en PC, las consolas de nueva generación no cuentan con versión nativa, aunque llegará pronto. En temas de resolución y rendimiento, el sistema de retrocompatibilidad de Xbox Series X consigue empujar 4K nativos a 60 fps, mientras que la versión que yo he podido jugar, la de PS5, se queda en 1080p a 60 fps rescaldados a 4K por complicaciones técnicas. ¿Se nota que no es una resolución nativa? Mucho, pero los primeros días que tuve el juego, antes de la última actualización, el juego se cerraba cada dos por tres, por lo que era un cambio necesario.

Uno de los diferentes biomas de Biomutant
Uno de los diferentes biomas de Biomutant

A nivel artístico, el diseño del mundo es sobresaliente y consigue crear escenas realmente bonitas con la saturación de colores y la luz brillante del día, pero a nivel técnico descubres las limitaciones de la antigua generación de consolas. Mantiene bien el rendimiento en PS5, salvo algunos tirones al cargar zonas o giros repentinos de la cámara, y no cuenta con tiempos de carga una vez dentro del juego, pero la mayoría de las texturas están a muy baja calidad, la distancia de dibujado es dramática, hay mucho popping y faltan efectos que hemos podido ver en demostraciones del juego en PC. Aunque a veces consigue brillar, es un aspecto que se queda muy pobre.

Por otro lado, la banda sonora es bastante correcta, sin hacer demasiados alardes, pero contribuyendo a ese ambiente de fantasía. Como ejemplo de la humildad del proyecto, cabe destacar que solo participa un actor de doblaje en todo el juego, el narrador. En España podemos disfrutar de textos y audio en castellano. Cuenta también con un modo foto desde el que he podido capturar la mayoría de imágenes de este análisis.

Uno de los vehículos de Biomutant
Uno de los vehículos de Biomutant

Conclusiones

Al igual que pasó con Cyberpunk 2077, Biomutant es tan ambicioso en algunos apartados y ha tardado tanto tiempo en llegar al mercado que se ha quedado a medio camino entre dos generaciones. Ni consigue lucir como debería en su versión de PS4 y Xbox One, ni cuenta con versión nativa para PS5 y Xbox Series X|S mejorada. Si a eso le sumas los peros que vas encontrando en su faceta jugable, hacen que la propuesta de Experiment 101 y THQ Nordic se quede bastante lejos de brillar como se esperaba.

Al margen de eso, Biomutant es un juego grande con muchas horas de contenido y diversión que demuestra muy buenas ideas, esperemos que su recepción por el mercado sea los suficientemente satisfactoria para que el equipo siga desarrollando su visión de este bello universo en nuevas entregas. No sería raro ver aquí el inicio de una nueva franquicia para THQ.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.
Cerrar