Análisis de Crash Bandicoot 4: It’s About Time – Un regreso merecido

Activision presenta la continuación de la trilogía original del marsupial.

Más de 10 años han tenido que pasar para que el marsupial más conocido de los videojuegos vuelva a protagonizar un título completamente nuevo. Tras su triunfal regreso en Crash Bandicoot N. Sane Trilogy, remasterización de los tres primeros juegos del querido personaje ahora en las manos de Activision, y Crash Team Racing Nitro-Fueled, una versión completamente remasterizada del popular juego de carreras pero cargada de novedades, ahora por fin se estrena Crash Bandicoot 4: It’s About Time, que retoma la historia del final de Crash Bandicoot: Warped y rescata su jugabilidad sumándole numerosas y destacadas novedades.

La historia del juego arraca con los malvados Neo Cortex y el Dr. N. Tropy consiguiendo escapar de la prisión interdimensional, ambos dejan un agujero en el universo capaz de conectar dimensiones, por lo que su nuevo objetivo es conquistarla todas. Su malvado plan es intuido desde la playa N. Sanity, donde comienza la nueva aventura de Crash y donde a priori solo destaca un renovado estilo artístico, pero posteriormente se le sumarán un sin fin de novedades.

Vuelve el Crash más clásico… cargado de novedades

Crash Bandicoot 4: It’s About Time es un juego de plataformas «falso 3D» como les gusta decir a los propios creadores de la saga. A través de sus variados niveles 2.5 D basta con recorrer los escenarios sin morir en el intento dando los saltos correctos y eliminado a los enemigos de turno. No obstante, a las persecuciones, niveles con vehículos y otros variantes se le suman nuevas mecánicas como las tirolinas, aunque esto solo es el principio de un juego que rescata todo lo original para implementar novedades.

Hasta cuatro máscaras cuánticas hacen su debut en el videojuego para ofrecer más mecánicas acertadas y renovar la jugabilidad de los niveles. Conforme avanzamos en las dimensiones del juego, cada una con un puñado de niveles, rescatamos una serie de máscaras que posteriormente ayudan a Crash en las siguientes fases a superar. Las más conocidas en las promos del juego son la del tiempo, que ralentiza brevemente todo para incluso permitir el paso sobre cajas nitro, o la que alterna realidades, que permite hacer aparecer y desaparecer caminos, cajas e incluso enemigos. De esta manera, recorrer las dimensiones no se hace cansado, pues los niveles no dejan de sumar novedades y ofrecer frescura a la jugabilidad.

crash
Una Tawna de otra dimensión es uno de los personajes jugables secundarios

Además de poder jugar con Crash y Coco Bandicoot, a lo largo de la aventura se suman nuevos personajes jugables como Tawna o Dingodile. Cada uno de ellos cuentan con un nivel en la historia principal y el resto son secundarios/opcionales, aunque conectan con la historia. Estos personajes cuentan con una diferente jugabilidad, pues Tawna puede alcanzar ciertos lugares lejanos, atacar a los enemigos con su gancho o romper cajas desde lejos, mientras que Dingodile posee una aspiradora que absorbe las cajas, permite lanzar cajas TNT o le impulsa en saltos alargados. Aunque la idea de sumar estos personajes es brillante, sus niveles no acaban siendo tan espectaculares como los originales, quizás porque las mecánicas no acaban siendo tan perfectas y causan alguna que otra muerte absurda, eso sí, su implementación se acaba agradeciendo: a quien le gusta puede jugar diversos niveles y a quien no le basta con superar el nivel obligatorio.

Regresa la dificultad a Crash Bandicoot

No obstante, si algo brilla en Crash Bandicoot 4 es cómo se ha sabido rescatar el funcionamiento brillante de la trilogía original y cargarlo de novedades que encajan a la perfección. Los niveles son de los más variados, y si su estética difiere a los antes conocidos, encajan totalmente con la saga. De esta manera, Crash viaja al pasado hasta la época de los dinosaurios, aunque también cambia de dimensiones y visita otros lugares como un carnaval, un mar lleno de piratas y muchas sorpresas…

Además de contar con un gran número de fases en su historia principal más las secundarias, también existe una serie de niveles 2D llamados Flashback de alta dificultad. Acceder a ellos ya es más difícil, pues se desbloquean consiguiendo unas cintas que aparecen en los niveles normales si no morimos hasta llegar a ellos. Por su parte, los niveles Flashback están diseñados para desafiar las habilidades técnicas y de resolución de acertijos de los jugadores, siendo un verdadero desafío para completarlos al 100%.

crash
El juego cuenta con numerosas y breves cinemáticas comédicas

Y es que en general la dificultad de Crash Bandicoot 4 es palpable. Aunque el juego se puede superar consiguiendo más o menos ayuda, la dificultad va in crescendo conforme accedemos a nuevas dimensiones. Existen dos modos de superar el juego: de manera retro, con el clásico contador de vida que llega a 0 y obliga a reiniciar el nivel, o el renovado, que solo contabiliza las muertes cosechadas.

Un juego de muchas horas de duración

Para rejugar los niveles existen numerosos incentivos. En primer lugar, coleccionar gemas: una siempre está oculta en el nivel, otra se consigue por morir 3 veces o menos, otra se consigue al romper todas las cajas, tres en función de las manzanas wumpa recogidas y en ocasiones existen gemas de colores ocultas que desbloquean caminos en niveles diferentes. En segundo lugar regresan los desafíos contrarreloj y por último, como novedad, se pueden volver a visitar todos los niveles de una manera reimaginada sumando nuevos desafíos repletos de gemas. Entre los obsequios a recibir están las skins para Crash y Coco Bandicoot, muy simpáticos y desbloqueables con las gemas.

La duración de Crash Bandicoot 4 es mayor a la de sus antecesores, incluso centrándonos solo en sus niveles principales, que también cuentan con batallas contra jefes, algunos más anecdóticos que otros, aunque siempre presentando desafíos divertidos. Los más completistas y los amantes de los trofeos y logros se encuentran ante un juego de larga duración, pues acaba exigiendo mucho manejo y habilidad para conseguir todas las gemas y desafíos contrarreloj de los niveles principales, sin olvidar el desafío que ya supone de por sí los niveles Flashback 2D.

En definitiva, estamos ante un juego perfecto para cualquier tipo de jugador en función de su experiencia, pues a pesar de su elevada dificultad se tiene en cuenta a los más peques: si el jugador acumula muchas muertes se desbloquean ayudas como más puntos de control o máscaras de Aku Aku que nos permiten fallar ante enemigos. A esto último hay que sumarle un modo cooperativo en el que siempre juega uno, pero se invita a pasar el mando a otro para completar unidos cada fase del juego. También existe un modo competitivo que invita a los jugadores a conseguir la máxima puntuación en cada nivel a base de romper cajas multiplicadoras de puntuación. Ambos modos son algo anecdóticos, aunque se agradece su implementación por ofrecer diversión compartida y alguna que otra hora de juego extra competitiva.

crash
Crash volverá a ser perseguido

Un juego a la altura de los originales

La desolladora Toys for Bob ha conseguido hacer de Crash Bandicoot 4 lo que no hemos visto en 20 años: un juego a la altura de los originales. Esta nueva historia, cargada de simpáticas cinemáticas dobladas al castellano antes, durante y después de algunos niveles, encaja a la perfección para seguir los orígenes del marsupial. Sus gráficos son encantadores, su funcionamiento en PlayStation 4 Pro y Xbox Series X alcanza los 60 fps, y su banda sonora presenta tanto temas inéditos como reimaginaciones de los originales.

No era una tarea fácil aquella de rescatar una trilogía original, pero Activision lo ha conseguido. Tras triunfar con el regreso de Crash Bandicoot hace tres años, ahora consigue asentar las bases de una cuarta entrega numerada que incluso consigue esperanzar a los jugadores con continuar una saga tan querida al haber sabido retomar la esencia de lo original e implementarle el aspecto de los videojuegos actuales y renovarle su jugabilidad. En definitiva, el conjunto de Crash Bandicoot 4 es el de un juego de plataformas muy completo, variado, desafiante y, sobre todo, divertido.

Ruben Lopez

Custodio de la luz y amante de los videojuegos en general. Seriéfilo unos días y cinéfilo otros. Apasionado por los libros de Stephen King y colchonero desde bien pequeño.
Cerrar