Análisis de Cyberpunk 2077 – Distopía dentro y fuera del videojuego

Night City es una sorpresa en lo bueno y en lo malo.

Mucho ruido a su alrededor, como ocurre siempre que se estrena algo que lleva años y años haciéndose de rogar. Cyberpunk 2077 lleva entre nosotros desde el pasado 10 de diciembre, y servidor puede asegurar sin miedo alguno que no ha dejado indiferente a absolutamente nadie.

Un estreno que ha causado toda clase de impresiones y que ha polarizado como nunca a la comunidad de jugadores. Nos lo hemos querido tomar con calma, alejarnos un poco de esa vorágine de críticas y alabanzas para sumergirnos en Night City con toda la calma posible de un 2020 tan turbulento. Porque sí, lo hemos estado jugando desde su lanzamiento, lo hemos estado escudriñando como nunca y, ahora, ha llegado el momento de rendir cuentas.

Ha llegado el momento de traeros el análisis de Cyberpunk 2077.

Cyberpunk 2077 – ¿El RPG que estábamos esperando?

Antes de entrar en materia, quiero hacer un par de aclaraciones. Para este análisis he estado jugando a la versión de PlayStation 4 en una PS5. Eso significa que he podido evitar los problemas de rendimiento que se han visto en la generación actual de consolas y sus modelos base, amén de haber podido disfrutar de una tasa de 60 fotogramas por segundo en todo momento. También, que me he perdido la densidad de población de Xbox y el potentísimo apartado gráfico de la versión PC.

Ni que decir tiene que considero inaceptable un lanzamiento como el que se ha hecho de cara a PS4 y Xbox One, aunque, afortunadamente, esos problemas son algo que tiene remedio y que, de hecho, ya ha mejorado bastante con los parches que han ido llegando.

No os voy a engañar. Si se ha tardado casi un mes desde el lanzamiento del juego en publicar este análisis es por dos razones: la primera, estudiarlo y saborearlo a fondo para, con el poso dejado, poder colocar correctamente en una balanza lo bueno y lo malo; la segunda, esperar para ver cómo evolucionaban los arreglos de CD Projekt RED.

Captura de Cyberpunk 2077 donde sale Jackie Welles
Jackie Welles es un personaje de Cyberpunk 2077 que no pasa desapercibido por su forma de ser

Han sido 8 años de espera y, con sus luces y sus sombras, el estudio polaco ha lanzado un videojuego de mundo abierto con un diseño excepcional y una trama que, con el corazón en la mano, sorprende como pocas. Tras sus neones, sus explosiones y esa campaña que casi lo presentaba como un «GTA futurista» se esconde una historia que vale la pena descubrir.

Pero no adelantemos acontecimientos. Vayamos por partes.

Grand Theft Auto parece, Cyberpunk es

La idea de que estemos ante un GTA hipervitaminado es algo que perjudica muchísimo a la obra de CD Projekt. Seamos claros, durante toda su campaña principal daba la sensación de que estábamos ante un juego de mundo abierto gamberro y libre que nos llevaría a una ciudad futurista. Y es el peor error que se podía cometer.

Cyberpunk 2077 es un RPG de acción en primera persona. Hay muchísimo tiroteo, hay muchísima línea de diálogo, hay mucha progresión de personaje y hay mucha decisión que tomar. Ya en los primeros minutos te las tienes que ver con un editor del que se ha hablado muchísimo, como también con una historia de fondo para tu personaje que determina su forma de ser y sus posibilidades.

Hideo Kojima es un NPC en Cyberpunk 2077
Uno de los NPC de Cyberpunk 2077 es Hideo Kojima

Y aquí ya aparece el primer problema. Parece que el estudio polaco ha buscado desesperadamente que su juego haga ruido, descuidando la consistencia y el mimo de los detalles que habríamos esperado de quienes firmaron The Witcher 3. Ya al comienzo te topas con un editor que te deja modificar genitales, pero que no te deja toquetear la complexión del personaje. Ya al comienzo te topas con 3 ramas de personaje que afectan a los 10 primeros minutos de partida y a algunas decisiones puntuales, pero nada influyentes, en la trama.

Es como un cantante que logra dar una nota agudísima, pero luego no es capaz de mantener el tono durante su interpretación. Llama la atención, pero al momento se esfuma porque todo lo demás flaquea.

¿Qué problema hay en esto? Que se extrapola a la totalidad del juego.

Me llamo V

Partida Corrupta Cyberpunk 2077
La versión de PC de Cyberpunk 2077 ha tenido serios problemas con las partidas

El o la protagonista de Cyberpunk 2077 es V. Tú eres V y el juego se preocupa de que lo tengas claro en todo momento. Eres alguien que se tiene que mover por las peores partes de Night City y acabar desafiando a una enorme megacorporación a la vez que descubres que tu existencia pende de un hilo.

Hay un giro muy interesante en este título que te pilla totalmente desprevenido y te ayuda a querer seguir avanzando, uno que por supuesto no vas a descubrir aquí. Y es algo que, en cierto modo, molesta. Porque demuestra que el estudio puede hacer las cosas bien y que sigue teniendo lo que hay que tener para plantear una buena historia. ¿Qué problema hay entonces? Todo lo que rodea a la trama.

A V lo puedes convertir en lo que quieras. Forjar alianzas o sembrar enemistades con distintas facciones, modificar su cuerpo para mejorar sus destrezas en combate, vestirlo como te dé la gana o incluso zambullirte en su árbol de habilidades a la vez que subes de reputación para afinarlo a tu gusto mientras forjas una leyenda en Night City.

En Cyberpunk 2077 puedes comprar coches
Tener un coche o una moto es indispensable para moverte por Night City

Desde ese punto de vista, cumple con todo lo que cabría esperar de un juego de rol. Sistema de niveles, progresión y estadísticas de personaje. Hasta las armas tienen un indicador de daño y la capacidad de generar estados alterados. Cyberpunk 2077 se abre, además, a que juegues de una forma u otra en función de cómo mejores a tu personaje.

¿Prefieres lanzarte a lo loco escopeta en mano o eres más de sigilo y pirateo de dispositivos y personas? ¿Quieres sacar brillo a tu katana electrificada o te vas a apostar en una colina para disparar con tu rifle de precisión? ¿Y si reconstruyes la escena para sacar pistas que te den ventaja? Durante las primeras horas, estas decisiones se te plantean constantemente y te hacen disfrutar de todas las opciones que se abren frente a ti.

Sin embargo, se le acaba viendo el cartón. La escasísima inteligencia artificial de los enemigos acaba haciendo más disfrutable lanzarse a tiroteos directamente que plantearse otras opciones. El sistema de hackeo se nota anticuado. Las decisiones en las conversaciones, por ejemplo, se limitan a una o dos importantes y otras superficiales que no sirven de nada. Y las Neurodanzas, que son lo que sirve para reconstruir hechos en ciertas misiones, no abundan precisamente a pesar de lo interesantes que son.

Algo falla cuando un juego te da tantas herramientas pero no consigue que todas tengan la misma relevancia. Y más cuando esta era una de sus premisas más importantes. Aprendiz de todo, maestro de nada.

¿Qué le pasa a Night City?

Cyberpunk 2077
Cyberpunk 2077 soporta el Ray Tracing

He tonteado con una Corpo para pagar un robot a un grupo mafioso y, al final, maté al grupo, me quedé con el robot y con el dinero de la Corpo. He intentado estafar a miembros de una banda enemiga y hasta he ayudado a una máquina expendedora que se planteaba el sentido de la vida.

No os voy a engañar, Cyberpunk 2077 me ha ofrecido muchas misiones que me han encantado. Me ha hecho incluso destrozar unos flamencos decorativos porque un coche (sí, un coche) estaba aterrorizado por su culpa. Pero, en la otra cara de la moneda, me ha metido también en persecuciones que se han resuelto por una IA completamente estúpida, o en misiones que simplemente se han roto.

Un paseo tonto por la ciudad sirve para descubrir muchísimas cosas que hacer, pero solo en forma de misiones. Personajes que te llaman por teléfono para proponerte encargos o venderte vehículos, o que simplemente aparecen marcados en el mapa para ver qué te pueden ofrecer. Hay mucho que hacer, de verdad. El problema está en que este mundo abierto no es orgánico.

Dejando a un lado la poca población que aparece en la versión de PlayStation, la sensación que transmite Night City es que es un decorado precioso y abrumador, pero inerte. Algo que puedes mirar, pero no tocar. Es como ver el decorado de un teatro o de una película. Desde fuera luce bien, pero por dentro se ven todas las costuras.

Duracion de Cyberpunk 2077
Es inmenso

La cuestión es que Cyberpunk 2077 no es una película, es un videojuego, y para colmo de mundo abierto. Su mundo no está bien construido desde el punto de vista que debe ofrecer este medio, y menos cuando, mira por dónde, tenemos cosas como GTA. Los transeúntes son tontos a rabiar, y a veces ni siquiera reaccionan cuando les golpeas, o directamente desaparecen cuando se sienten amenazados.

Si quieres hacer un mundo de juego creíble e inmersivo, no puedes escudarte solo en unos escenarios sobrecogedores. Debes ofrecer vida. Debes hacer que el tráfico sepa reaccionar ante ti, no que se quede bloqueado sin saber que hacer en cuanto dejas un coche en mitad de la carretera, o que los NPC no se inmuten cuando matas a alguien en sus narices.

Por cada buena experiencia que he vivido, Night City y el juego me han tirado un jarro de agua fría que me ha sacado de la inmersión. Coches explotando aleatoriamente o cayendo del cielo, NPC que no reaccionaban a absolutamente nada o errores que directamente me han obligado a reiniciar la consola.

¿Cuándo saldrá el multijugador de Cyberpunk 2077? Esto es todo lo que se sabe
Captura de pantalla de Cyberpunk 2077

Lo peor de esto es que estos problemas que derivan del comportamiento del mundo no son algo que se arregle con parches. Son algo que necesita ser reprogramado, y CD Projekt RED ahora mismo tiene otras prioridades.

El agridulce sabor de Cyberpunk 2077

Elon Musk trolea a Cyberpunk 2077
Una de tantas posibles versiones de V

Quiero que quede claro que he disfrutado muchísimo de Cyberpunk 2077. Me alegré muchísimo cuando logré romper la pared emocional de Panam y conocerla a fondo, me «jodió» estar en el funeral de un buen amigo y me ha pesado muchísimo querer conectar más con Johnny sabiendo lo que me jugaba haciéndolo. CD Projekt RED ha sabido tocar algunas notas con un acierto y maestría excepcionales.

Es una experiencia que absorbe si conectas con ella, pero también se pone la zancadilla constantemente. Su mundo es sobrecogedor, su atmósfera es brutal y sus personajes tienen un carisma inmenso. Me encantan, pero la mochila que he llevado para hacer este camino se ha ido lastrando más y más por culpa de los problemas que surgían jugando.

Es un juego demasiado inconsistente y limitado. No está a la altura de su nombre, ni tampoco del de sus responsables. Tiene momentos en los que brilla enormemente, y otros en los que frustra como pocos. Debo reconocer que me he reído, que me he divertido y que incluso me ha agitado. He tenido momentos en los que no sabía qué decir en una conversación.

Pero también otros en los que me he tenido que tomar a risa sus aspectos «rotos». Decepciona que algo tan ambicioso y grande se le haya ido de las manos a este equipo, porque lo que tenían era francamente bueno y no han sabido llevarlo por el buen camino ni a nivel de desarrollo, ni a nivel de organización. He disfrutado de Cyberpunk 2077, pero para nada como esperaba.

Cyberpunk 2077
Johnny Silverhand es el mejor personaje del juego

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar