Análisis de Death Stranding Director’s Cut – Sam Porter ahora también reparte en PS5

Analizamos la versión de PS5 de Death Stranding, que viene con mejoras gráficos y nuevo contenido.

Death Stranding fue el primer juego de Hideo Kojima tras su polémica marcha de Konami. El creador japonés y la mítica desarrolladora rompían lazos tras una estrecha relación que los había mantenido unidos durante casi 3 décadas, pero el elevado coste de Metal Gear Solid V y desavenencias creativas provocaron algo que nadie jamás llegó a imaginar.

Kojima lanzó Metal Gear Solid V al mercado con un perfil bajo por su parte, algo comprensible si tenemos en cuenta que Konami lo apartó de todo tipo de promoción del juego (incluso eliminando el característico “A Hideo Kojima game” y permaneció en silencio hasta que finalizó su contrato. Poco tiempo pasó entre el fin de contrato de Kojima y su nueva aventura: un estudio que recuperó el nombre de Kojima Productions y que se alió con PlayStation para lanzar su primer juego, Death Stranding.

La primera vez que vimos Death Stranding fue en 2016, con un tráiler que quedó grabado en la retina de muchos y que nos confirmó que íbamos a estar ante un juego único. 5 años después, nos llega su versión definitiva, un mal llamado Director’s Cut para seguir la tendencia del mundo del cine, pero que poco tiene que ver con el significado que se le da a este calificativo en el séptimo arte.

Hoy tenemos entre manos Death Stranding Director’s Cut, la versión de PS5 del juego de 2019 que pule su progresión, añade contenido útil y una pequeña misión que desarrolla un poco más uno de los personajes más queridos del juego. Así que ataros las botas, repartid el peso de la carga y revisad vuestro BB, que comenzamos con el análisis de Death Stranding Director’s Cut para PS5.

Análisis de Death Stranding Director's Cut
El mundo de Death Stranding se encuentra fracturado

Formando conexiones

Poco os puedo contar de Death Stranding que no sepáis si lo habéis jugado y, por otro lado, por mucho que os cuente de Death Stranding si no lo habéis jugado, menos lo vais a entender. El juego de Hideo Kojima pretende que juntemos unos Estados Unidos desestructurados, partidos, divididos por unos acontecimientos apocalípticos que han fragmentado a la sociedad y que han hecho que se refugie en ciudades.

Aquellos que no quieren convivir con los demás o que prefieren la soledad, se buscan sus propios refugios, pero el mundo exterior es tan peligroso que solo unos pocos elegidos pueden cruzarlo. Así pues, nuestra función es la de unir esos puntos separados a lo largo del mapa, pero no solo eso, con la unión lo que provocamos es que se ayuden entre ellos gracias a la Red Quiral.

Añadiendo refugios, puntos de distribución y ciudades a la red hacemos que más recursos estén disponibles, para así ayudar a habitantes de cualquier lugar. A su vez, esos recursos nos sirven a nosotros, los portadores, para hacer que nuestra travesía por los desestructurados Estados Unidos de América sea menos peligrosa.

Análisis de Death Stranding Director's Cut
Sam Porter tendrá que sortear todo tipo de obstáculos

Sam Porter Bridges, protagonista de nuestra historia, debe cruzar los EEUU de punta a punta y completar la implementación de la Red Quiral. Para hacerlo, deberá ganarse el apoyo de cada refugio, ciudad o punto de distribución, pero el peligro acecha en cualquier lugar.

El hecho de que la sociedad sea reacia a abandonar su hogar se debe a los peligros que nos encontramos. Por un lado, están las mulas, que son repartidores renegados que han caído en una especie de demencia que los nubla y cuyo objetivo es robar paquetes y equipo de los repartidores. Por otro lado, tenemos a los EV, unos Entes Varados que representan a aquellos muertos que no han conseguido llegar a un lugar más allá de la playa (una representación del purgatorio). Los EV no nos atacarán (a priori) a menos que nos detecten, por lo que tendremos que ser sigilosos y evitarlos gracias a nuestro BB (un bebé que nos permite ver aquello que está entre la vida y la muerte), aunque más adelante descubriremos cómo combatirlos.

Análisis de Death Stranding Director's Cut
La relación entre Sam y BB se irá desarrollando a lo largo de Death Stranding

Por último, una organización terrorista quiere que se desencadene del todo el fin del mundo, por lo que atentan contra toda ciudad o refugio que se precie, provocando muertes, unas muertes que a su vez provocan grandes explosiones que llevan al mundo un paso más cerca de su nueva extinción masiva.

Sí, ya sabía todo esto, ¿pero qué hay de nuevo?

Las novedades en la historia de Death Stranding se introducen a medida que avanzamos en el juego, aunque si queremos descubrirlas de golpe, podemos cargar desde nuestra versión de PS4 una partida completa y en el último episodio del juego podemos realizar las diferentes misiones.

Análisis de Death Stranding Director's Cut
En Death Stranding Director’s Cut visitaremos una nueva zona

Ya os adelanto que no os esperéis un contenido al nivel de Ghost of Tsushima Director’s Cut, que contaba con una expansión de más de 10 horas de duración, una nueva isla a explorar, enemigos y mucho más. En Death Stranding, las mejoras de esta Director’s Cut se han orientado a la experiencia desde que comenzamos el juego, con retoques jugables, nuevos gadgets y demás.

En cuanto a esa misión que vimos en los tráilers y que nos dio esperanzas para ver algo completamente nuevo, la verdad es que se acaba quedando corta. Dicha misión nos llevará a una fábrica abandonada donde tendemos multitud de referencias a la saga Metal Gear Solid como la que vimos en el tráiler original del juego.

Análisis de Death Stranding Director's Cut
Never be game over

Por lo demás, la misión se partirá en 3 encargos diferentes que si hacemos mientras avanzamos en el juego irán apareciendo acorde a nuestro avance, pero si decidimos jugar la misión al final de nuestra partida veremos como tras completar el primer encargo nos aparece el siguiente y así con el otro, pidiendo cosas parecidas y haciéndonos sentir que estamos recorriendo el mismo camino una y otra vez.

Aun así, debo decir que la misión me ha gustado por lo que aporta a uno de mis personajes favoritos de Death Stranding y porque quizás puede dejar abierta la puerta a un juego sobre el mismo universo, pero con otro punto de vista. Igualmente, otro punto a destacar son la multitud de referencias tanto en la BSO como en las escenas y planos a Metal Gear Solid y Metal Gear Solid 3.

Análisis de Death Stranding Director's Cut
What a thrill…

A nivel de gameplay, se han añadido gadgets que nos harán la vida más fácil y que se desbloquean mediante estas misiones nuevas o incluso completando encargos que ya teníamos presentes en el juego base. De entre todos ellos hay algunos bastante útiles, como las botas que nos permiten descender de forma controlada tras saltar desde una gran altura, pero hay otros como el cañón de equipo o la pistola Mauser que no acaban teniendo demasiado sentido.

El primero, porque hay que invertir demasiado para lanzar equipo y así evitar que se deteriore al pasar por zonas con lluvia (sin asegurar tampoco que no se acabe dañando) y en cuanto al segundo, es un tipo de arma que aturde a los enemigos con descargas eléctricas, haciendo ruido y fastidiando el componente de sigilo que podemos conseguir con los fusiles.

Análisis de Death Stranding Director's Cut
El circuito de carreras es uno de los nuevos extras de Death Stranding Director’s Cut

Por último, extras más alocados como el circuito… pues están ahí, no aportan nada, pero si nos gusta la conducción de Death Stranding quizás pasamos un buen rato. También tendremos nuevas opciones de personalización para la cápsula de nuestro BB o la mochila.

¿Y las mejoras gráficas?

Ya en PS4, el motor Decima demostró ser uno de los mejores del momento. En PS5, este motor de Guerrilla prestado a Kojima Productions demuestra que está listo para ofrecer un juego a resolución 4k nativa y 60fps con una gran calidad en los rostros y texturas, así como en distancia de dibujado. Todo mientras esperamos a Horizon Forbidden West.

Análisis de Death Stranding Director's Cut
Norman Reedus duchándose a 4k y 60fps era algo que la sociedad necesitaba

Death Stranding Director’s Cut cuenta con dos modos gráficos en PS5, siendo el más obvio de utilizar el que ofrece 4k nativos y 60fps, ya que aporta mucho más al juego que el modo calidad que ofrece 1800p a 60fps. Más allá de estos retoques en calidad de imagen y rendimiento, no he logrado ver grandes mejoras en temas como la iluminación, efectos o algunas texturas del entorno, aunque los rostros y los modelados sí que me han parecido mejorados. Por su parte, el SSD de PS5 permite que nuestra partida se cargue al instante y que los viajes mediante Fragile de punto a punto sean un suspiro, algo que se agradece.

Sumado a las mejoras técnicas encontramos el modo ultrawide, que fue muy bien recibido en PC y que los jugadores de PS4 pidieron para que aquellos con monitores ultra anchos disfruten, una mejora que nos ha llegado en esta Director’s Cut de PS5.

Análisis de Death Stranding Director's Cut
Los escenarios contarán con un nivel de detalle irregular, con algunos siendo extremadamente fotorrealistas y otros bastante mejorables

En cuanto a la utilización del DualSense, Death Stranding también añade feedback háptico en ciertas condiciones y dependiendo del terreno que pisamos, así como funcionalidades de los gatillos adaptativos con armas o gadgets. Una vez más, el mando de PS5 consigue transmitir un poco más gracias a estas funcionalidades.

La banda sonora, por su parte, se ve aumentada con nuevos temas de artistas como Woodkid o Midge Ure, con canciones que volverán a aparecer mientras realizamos encargos de Sam, aunque estos nuevos temas sonarán sólo durante las nuevas misiones.

¿Vale la pena Death Stranding Director’s Cut?

Death Stranding Director’s Cut es la oportunidad perfecta para que aquellos que nunca hayan jugado a uno de los juegos más especiales de la última década lo hagan en su versión mejorada. Más allá de esa condición, creo que el contenido nuevo y las mejoras no justifican un nuevo paso por caja si ya teníamos el juego en nuestras PS4.

Análisis de Death Stranding Director's Cut
Mira al ocaso

Los retoques técnicos actualizan el juego para la nueva generación con acierto, pero me sigue quedando ese regusto de que quizás podría haber ofrecido algo mejor. Por su parte, el nuevo contenido de la Director’s Cut no añade, más bien complementa. De hecho, es importante resaltar que la mejor forma de disfrutar de estos añadidos es jugando desde el inicio por cómo se integran.

Aun así, sigo teniendo muy buenos recuerdos de Death Stranding y lo considero como una de esas joyas que cualquier jugador debería experimentar al menos una vez en la vida, por lo que, si jamás lo habéis jugado y tenéis una PS5, la decisión es más que obvia. Si ya lo habíais jugado y lo tenéis en PS4, dudo que lo que ofrece esta versión os valga la pena.

Daniel Villagrasa

Xboxer para unos, sonyer para otros, pero no veas lo que me gusta disfrutar de ambas plataformas. Jugando desde que tengo memoria y aprovechando a la mínima para deciros lo mucho que quiero a Hideo Kojima.
Cerrar