Análisis de Ender Lilies: Quietus of the Knights – El mejor metroidvania desde Hollow Knight

Ender Lilies es una de las grandes sorpresas del año, con una propuesta que atrapa y que demuestra sus credenciales desde el primer minuto.

El género metroidvania ha resurgido de sus cenizas como el ave fénix, consiguiendo regalarnos auténticas joyas dignas del Olimpo del género. En ese trono, desde hace ya algunos años, se sitúa Hollow Knight, un auténtico referente para todos los títulos que han llegado tras él y que supuso un antes y un después para la época dorada del género en cuestión. Desde entonces, no son pocos los videojuegos que intentan aportar algo a la fórmula para producir un efecto tan rompedor como el que consiguió Team Cherry en su momento y, aunque han llegado títulos de lo más interesantes, ninguno llegaba hasta la sobresaliente apuesta que encandiló al sector.

Al menos hasta hace unas semanas, cuando emergía de la nada Ender Lilies: Quietus of the Knights. Llegamos tarde, lo sabemos, pero merece completamente la pena dedicarle unas líneas a uno de los juegos más sorprendentes de 2021 y que intenta arrebatarle el trono a toda una eminencia como Hollow Knight. Partiendo de esta premisa, hablamos de palabras mayores, por lo que está claro que nos encontramos ante un gigante que merece el escaparate necesario para que su nombre resuene con fuerza en la etapa decisiva del año. Desde luego, debería estar nominado, al menos, como mejor título independiente en la gala de The Game Awards.

La doncella durmiente

Ender Lilies: Quietus of the Knights comienza con la doncella Lily, la protagonista del videojuego, despertando de un letargo en un reino completamente devastado y desolado sin saber qué hace allí y prácticamente sin recordar quién es. Con ayuda de otros muchos personajes que se irán cruzando en su camino, la joven inicia un viaje que marcará los acontecimientos y que revelará grandes verdades, mediante una aventura que se queda grabada a fuego en la retina y en el corazón.

Un cóctel de títulos ya existentes con un sabor propio

ender lilies combates

Para definir Ender Lilies: Quietus of the Knights es prácticamente imposible no acudir a otros nombres propios del género que mencionaré más adelante, pero por lo que destaca es por ser capaz de ofrecer una identidad propia y totalmente fresca. En el género fetiche del mercado indie esto es algo realmente complicado, por lo que el mérito del equipo de desarrollo es admirable. La propuesta se basa en un juego de acción en 2D con tintes de rol y plataformas que te invita a introducirte en su mundo para explorarlo por completo, conociendo sus bellezas y peligros y rindiendo tributo a uno de los elementos principales de un metroidvania: el backtracking.

Por supuesto, la pequeña Lily cuenta con numerosas habilidades que podrá desbloquear poco a poco para poder abrir nuevas vías de acceso y conocer nuevos lugares que antes estaban bloqueados, como no podía ser de otra manera. Y aquí es donde el título destaca de manera sobresaliente, como ya lo hizo Hollow Knight en su momento, ya que el diseño de niveles es una auténtica gozada y te invita a explorar cada uno de sus rincones, por ardia que sea la tarea. Porque Ender Lilies es un juego difícil, no solo por sus combates y enemigos, sino también por la capacidad de orientarte entre sus innumerables salas, todas ellas únicas, que tienen guardada alguna sorpresa para el jugador. El ejercicio de imaginación para interconectar todo el mapa ha sido una auténtica virguería que me ha dejado impresionado y me he sorprendido disfrutando de perderme en numerosas ocasiones mientras activaba interruptores, palancas y otros elementos. Disfrutable al cien por cien, aunque frustre en muchos momentos.

ender lilies personajes

En este sentido, también respira cierta esencia de la saga Ori, uno de los títulos más deliciosos del catálogo de Xbox. La belleza de sus entornos, el modo en el que están construidos y enlazados para que puedas volver horas después y descubrir cosas nuevas es sensacional. El relación al combate, Ender Lilies bebe mucho de Salt & Sanctuary, aunque tiene ciertas particularidades que lo hacen único, como la posibilidad de utilizar las almas de otros personajes para ejecutar combos de lo más impresionantes. En este sentido, la ligereza y suavidad con la que se desenvuelve el título es una maravilla digna de los pulgares más exigentes, mientras intercambias golpes y haces uso de las 26 combinaciones posibles con las que cuenta el juego para adaptarse a tu estilo. Aquí adquiere una gran importancia saber estudiar a los enemeigos y sus movimientos, porque el frenetismo no es la nota dominante de las batallas.

De hecho, su ritmo es más pausado, y esto encaja perfectamente con la parte argumental del juego. Una niña no puede disponer de unas grandes dotes de técnicas de combate y, aunque recurra a espíritus de guerreros curtidos en batallas, la principal acción recae sobre ella. Hay que saber el momento exacto en el que esquivar, en el que bloquear y en el que ejecutar combos, ya que los enemigos disponen de una barrra de resistencia, al más puro estilo Sekiro: Shadows Die Twice, que les hará quedarse paralizados, dando unos segundos de oro para desatar todo el poder que se haya guardado hasta el momento en el combate. En este sentido, el diseño de las batallas contra jefes es una absoluta locura: cada una de ellas es única y dispone de varias fases que te vuelan la cabeza por completo. Sin duda, la guinda del pastel a un sistema sobresaliente.

La belleza que emerge entre las sombras

ender lilies escenarios

Ender Lilies: Quietus of the Knights es un juego bonito, MUY bonito. Sus escenarios están construidos con mucho mimo y la oscuridad que asola al reino, en contraste con las luces y el trabajo general de la iluminación, lo convierten en una joya digna de admirar. Además, tanto el diseño de personajes principales como de los enemigos y, especialmente, de los jefes es sensacional, por lo que cada uno de ellos cuenta con un estilo propio y muy marcado, detallando la originalidad del equipo en este sentido. Una belleza visual que se ve acompañada por un entorno sonoro maravilloso, que recurre a baladas tristes y que llevan de la mano en todo momento el viaje, mediante el ritmo del guion. No hay lugar para grandes épicas ni temas frenéticos, chocando frontalmente con otras propuestas del mismo corte.

Una sorpresa con mayúsculas

ender lilies lily

Ender Lilies: Quietus of the Knights se presentó sin hacer demasiado ruido, pero ha irrumpido en el mercado de los videojuegos haciendo atronar su nombre. Su resultado es uno de los mejores metroivania que han llegado en la etapa moderna de los videojuegos y consiguiendo destacar en prácticamente todo lo que hace. Su progresión es soberbia y siempre invita a seguir explorando en su rico y bello mundo, internándote en viaje del que no quieres salir hasta alcanzar la pantalla de créditos. Jugarlo es casi un regalo.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar