Análisis de Famicom Detective Club – Novelas visuales de la vieja escuela

The Girl Who Stands Behind y The Missing Her componen un dueto de novelas visuales muy llamativo, aunque inaccesible para muchos.

Ha pasado mucho tiempo desde la década de los ochenta y los videojuegos han evolucionado notablemente desde entonces. En una época en la que el sector del ocio interactivo aún estaba en pañales, Nintendo ya comenzaba a emerger y hacerse fuerte con apuestas de lo más variadas. En 1988, SNES recibía dos títulos bajo el nombre de Famicom Detective Club: The Girl Who Stands Behind y The Missing Her, que consiguieron cautivar al público aficionado a las novelas visuales con su toma de decisiones y su intrincado argumento, que no paraba de ofrecer giros y grandes momentos de investigación.

Ante la situación actual del sector, la compañía japonesa no ha querido perder la oportunidad de traer de vuelta ambos títulos en una suerte de remake que recopila estas dos grandes propuestas con gráficos mejorados para Nintendo Switch. En aquellos momentos solo el público japonés pudo disfrutar de estos dos títulos de misterio, pero ahora llegan a Occidente y traducidos al inglés para poder disfrutarlos y adentrarse en sus propuestas. Nosotros hemos podido analizarlo y aquí te mostramos todas nuestras impresiones.

Un nuevo detective en la ciudad

Tanto en The Girl Who Stands Behind como en The Missing Her te pones en la piel de un investigador que debe reunir pruebas para resolver dos casos. En el primero de ellos, hay que investigar el asesinado de una chica de instituto que parece tener relación con una aparición fantasmagórica en las clases del mismo; por su parte, en el segundo hay que dilucidar quién es el asesino de una anciana, cuya herencia provoca una enorme disputa. Ambos sucesos se van intrincando poco a poco, generando cada vez más problemas y dudas que provocan un gran interés y que hace sopesar todas las opciones posibles antes de descubrir quién es el culpable.

Grandes novelas visuales…para su tiempo

famicom detective club

No se puede negar que Famicom Detective Club cuenta con dos historias atrayentes y que te mantienen pegado a la consola durante horas hasta poder llegar a la conclusión de su argumento. No obstante, resulta difícil decir lo mismo de la jugabilidad, que destacaba por ser bastante tosca y arcaica. Obviamente, a una novela visual no se le pueden pedir grandes cambios y precisamente es lo que se ha pretendido en esta ocasión: mantener la esencia. Sin embargo, se hubiera agradecido más accesibilidad a la hora de investigar, sin tener que pasar por procesos de lo más repetitivos e innecesarios en muchos casos. Teniendo en cuenta que ambas propuestas se basan en el clásico «point and click», esto es un error que arrastra durante todo el juego.

Y es que su propuesta se centra en recorrer los menús y los escenarios, interrogando a testigos, investigando las zonas que te permiten visitar y desbloqueando nuevas opciones a través de las acciones que realizas. El proceso de investigación está muy bien llevado, pero le pesan los más de 30 años que han pasado desde su lanzamiento inicial. Falta algo más de dinamismo, porque aunque tengas una pista clara de hacia dónde se dirige la investigación, tendrás que pasar por todas las opciones que te obliga el juego para acceder al punto al que quieres llegar. Mucho texto, como se diría.

famicom detective club menú

El menú, en este sentido, no ayuda prácticamente nada. En muchas ocasiones se resalta en amarillo la opción que debes escoger, pero en otras muchas ni siquiera se ofrece una mínima pista por donde debas continuar; de hecho, aunque selecciones una de las opciones, tendrás que cerciorarte haciéndolo una segunda vez, pues la respuesta puede venir después del texto anterior que parece insignificante. Esto provoca una excesiva navegación por los menú sin saber muy bien qué hacer, con lo que las primeras horas son realmente duras hasta que se consigue superar este escollo y habituarse a probar cada opción repetidas veces. Incluso para guardar hay que ingeniárselas, pues no dispone de autoguardado y en el diario hay que seleccionar la opción «Quit investigation» para poder acceder al slot correspondiente. Es como regresar 30 años en el tiempo, algo difícil de admitir en los tiempos que corren.

Por otro lado, todo esto se ve acrecentado por el hecho de que el juego no está traducido al español, por lo que si no dominas el inglés te vas a encontrar con un gran problema. De hecho, es fundamental entender bien la lengua de Shakespeare, porque de lo contrario te encontrarás navegando sin sentido por las diferentes opciones sin enterarte de nada y sin disfrutar de la investigación como se debe.

Una evolución gráfica admirable

famicom detective club

En la otra cara de la moneda se encuentra el gran salto gráfico que ha dado Famicom Detective Club en su llegada a Nintendo Switch. De los 8 bits que debutaron en SNES a un estilo más propio del anime que permite introducirse de manera más familiarizada y visual con los tiempos que corren. El acabado de los personajes y los entornos está realmente bien cuidado, aunque generalmente son escenas estáticas con algún que otro movimiento ocasional. No obstante, el trabajo en este sentido es encomiable para dotar a The Girl Who Stands Behind y The Missing Her de un estilo renovado y que se adapta a la perfección a los tiempos que corren. De hecho, es lo más interesante de revisitar estos títulos, pues su apartado visual es una delicia que los amantes de la cultura japonesa valorarán por encima de todas las cosas.

Por último, en materia sonora, los temas que ofrece Famicom Detective Club son interesantes, pero muy repetitivos, por lo que extenderse más de la cuenta en una investigación puede provocar que esa melodía se te clave en la memoria sin posibilidad de sacarla durante horas. No obstante, en este aspecto el título sí que cumple con lo que cabría esperar con momentos de tranquilidad durante las investigaciones y la obtención de propias y la tensión adecuada en los momentos álgidos de las propuestas.

Una investigación anticuada

famicom detective club

Los videojuegos no han parado de evolucionar tanto a nivel visual como jugable en los últimos treinta años y parece que con Famicom Detective Club solo se cumple esta premisa en el primer caso. Aunque pueda parecer que mantener la esencia de su lanzamiento original puede resultar una buena opción, se torna un proceso tedioso y que lleva a la frustración en varias situaciones, no por el hecho de no saber cómo avanzar por la investigación, sino por lo arcaico del proceso. Que el idioma más cercano que esté disponible sea el inglés tampoco ayuda, por lo que probablemente se quede en un juego de nicho para los más nostálgicos del género y que requieran The Girl Who Stands Behind y The Missing Her como un objeto de coleccionismo.

▪ Fecha de lanzamiento: 14/05/2021

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar