Análisis de Final Fantasy VII Remake INTERmission – Yuffie se luce en un contenido que sabe a poco

El DLC INTERmission llega junto a Intergrade, la versión de nueva generación, presentando a un personaje muy querido como Yuffie.

Final Fantasy VII Remake fue uno de los videojuegos más destacados de 2020 y los aficionados a la propuesta de Square Enix ya esperan la llegada de la segunda parte para saber cómo continuará la reimaginación de esta épica aventura. En un camino intermedio se sitúan Intergrade e INTERmission, el DLC protagonizado por Yuffie, para ir abriendo boca, presentando al personaje de una manera mucho más canónica que en el juego original y permitiendo introducir mejoras en la jugabilidad a través de un gameplay fluido y de lo más ágil. Como ya sabrás, tanto la versión de PS5 como el citado DLC ya llevan unos días en el mercado, pero no queremos dejar pasar la oportunidad de dejarte nuestras impresiones.

La ninja ya está aquí: abran paso a Yuffie

Yuffie era uno de los personajes con el encuentro más inverosímil de Final Fantasy VII. Para conseguir que se uniera a tu equipo había que resolver un puzle de preguntas y respuestas, por lo que muchos jugadores pudieron perderla por el camino en su momento. Ahora, con el remake, se le ha querido dar un sentido mucho mayor a su historia presentando sus orígenes y el propósito por el que se unirá al grupo ya formado por Cloud, Barret, Aeris, Tifa y Red XIII. Para eso sirve el DLC INTERmission, además de para ayudar a los jugadores a familiarizarse con su manera de pelear. Una fórmula realmente atractiva, pero que peca de poner las cosas demasiado sencillas.

Épico, divertido… y muy fácil

El DLC de Yuffie de Final Fantasy VII Remake Integrade podría no venderse por separado

Hace ya algunas semanas os pudimos ofrecer unas impresiones de lo que era el DLC INTERmission, donde te contamos la gran agilidad que se le había otorgado a Yuffie debido a su condición de ninja. Esta cualidad es una constante durante todo el contenido, con una duración aproximada de 6 horas, en las que se viven combates de lo más fluidos y con golpes que se suceden en todo momento. La fórmula de jugar con Yuffie resulta realmente divertida, pero sus características provocan que sea realmente difícil perder un combate en su presencia, ya que su rapidez y versatiidad con el uso del shuriken la hacen un objetivo difícil de alcanzar incluso en los modos de dificultad más exigentes. Algo que se acrecienta incluso más con la presencia de Sonon o en las batallas contra jefes, donde se puede invocar a Lamú, siempre y cuando lo hayas desbloqueado en el reto que te propone Chadley.

Esto provoca una enorme diversión a medida que se avanza por los dos capótulos que dura la aventura, pero también cierta desidia a la hora de combatir, ya que con una combinación de dos botones se puede vencer fácilmente a cualquier enemigo. En este sentido, se echa en falta recurrir a las habilidades de las que dispone la joven o a sacarle un mayor partido a los ataques en conjunto con Sonon cuando pueden sincronizarse. Con una dificultad mayor, hubiera sido estupendo comprobar cómo evoluciona este aspecto y la necesidad de recurrir a otras acciones, sin tener que ejecutarlas por pura curiosidad. Habrá que ver cómo se desarrolla esta técnica en la segunda parte del remake, porque de mantenerse, llevar a Yuffie en el equipo será un sinónimo de éxito fácil. Eso, unido a la sensación de que al DLC le cuesta arrancar y no empieza a aportar detalles revelantes para la trama hasta el Capítulo 2, pueden ser una losa difícil de superar para muchos jugadores, especialmente para aquellos que no estén familiarizados con Yuffie.

Lo secundario en su máximo esplendor

yuffie intermission

Si hay algo que defrauda por encima de todo en este DLC es la escasa profundidad que tienen las misiones y tareas secundarias de INTERmission. A Square Enix le sigue costando encontrar la tecla para hacer misiones secundarias interesantes y si en el remake original ya resultaban un poco tediosas, en esta ocasión prácticamente se limitan a encontrar unos carteles. Lo que sí destaca sobremanera es el minijuego del fuerte Cóndor, a través del cuál tendrás que enfrentarte a varios personajes de la barriada del sector 7 para demostrar que Yuffie es la mejor jugadora de todas. No voy a negar que he invertido varias horas en explorar este juego de estrategia y me he sorprendido y viciado a partes iguales.

A través de diferentes tropas puedes construir trableros de carácter ofensivo, mágico, defensivo o ágil, permitiéndote que la barra de BTC se mueva más rápido o más despacio. Así, con el triángulo de fuerzas y debilidades de ataque, defensa y distancia, tienes que intentar derribar las torres del equipo rival al más puro estilo Clash Royale. De lo más divertido que he jugado en este DLC, sin lugar a dudas.

Contuinista en lo técnico, pero con una delicia llamada 60fps

yuffie intermission

No se puede decir que tanto Intergrade como INTERmission sean unos fieles exponentes de la nueva generación, pues su aspecto visual no dista en demasía de lo visto en PS4. Se han arreglado ciertas texturas, eso es cierto, por lo que se han podido pulir algunos de los aspectos más criticados por los jugadores en el lanzamiento de la propuesta principal. Donde sí se produce un salto espectacular respecto a la versión de la pasada generación es en la tasa de frames: los 60fps son una auténtica gozada que te hacen no querer jugar a nada más que corra a 30fps. La fluidez y la rapidez con la que se ejecutan los combates de Yuffie se ven potenciados con los 60fps, estables en todo momento y mejorando el gameplay con creces.

Un DLC corto, pero intenso

yuffie intermission

En definitiva, INTERmission es un DLC que sigue una línea continuista respecto a lo visto en Final Fantasy VII Remake. No obstante, no resulta imprescindible para todos aquellos que hayan disfrutado de la propuesta principal, porque su implicación en la historia es menor de lo que se pudiera imaginar. Por supuesto, ofrece cinemáticas finales que enlazarán con los siguientes capítulos de la aventura, a modo de justificación, pero nada que suponga una necesidad. Si te lanzas a por él que sea por la diversión que aporta y por conocer el manejo de Yuffie; será el mejor modo de disfrutarlo.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar