Análisis de Football Manager Touch 2018 – Entrenador virtual

 

 

FIFA y PES tienen el dominio absoluto del género futbolístico en lo que se refiere a simulación, pero en materia de gestión de clubes, fichajes y alineaciones hay una franquicia que no tiene rival: Football Manager. Alejándose del mundo del PC en el que siempre ha tenido cabida y ha encontrado apoyo de decenas de miles de personas en todo el mundo, ahora Sports Interactive ha decidido ir un paso más allá con esta nueva entrega que acaba de aterrizar.

Y es que Football Manager Touch 2018 es la entrega anual de la mencionada saga pero adaptada a Nintendo Switch, la misma que llegó a dispositivos móviles Android e iOS a finales del 2017. Nosotros hemos tenido la oportunidad de probar la versión para la consola híbrida de la Gran N y ya estamos en disposición de ofrecerte nuestras conclusiones. Acompáñanos en las próximas líneas para descubrir qué tal le ha sentado el salto a Switch a Football Manager.

Una de las grandes fortalezas de Football Manager es la enorme variedad de clubes y jugadores disponibles en el título. Podremos encontrar sin problemas al equipo de nuestros amores, pero también podremos experimentar con clubes de ligas que jamás pensamos que existirían. La libertad a la hora de seleccionar un equipo de cualquier parte del mundo contrasta, eso sí, con las funciones recortadas de esta versión Touch.

Y es que, al contrario que en la versión principal del videojuego para PC, Footbal Manager Touch 2018 para Nintendo Switch deja de lado algunas características para ofrecer una experiencia más sencilla, asequible, directa y divertida para un público más amplio. Podemos fichas, poner alineaciones y ver los partidos, pero opciones de juego como las charlas motivacionales prepartido, las ruedas de prensa o las dinámicas de vestuario desaparecen de la experiencia para no complicarnos la existencia.

Pero tampoco saquemos las cosas de quicio. Una vez hayamos seleccionado el aspecto de nuestro entrenador y hayamos escogido un equipo con el que intentar triunfar (de entre los cincuenta países disponibles en el videojuego) ya podremos tomar las riendas de dicho club y todo quedará en nuestras manos. Todas nuestras decisiones (especialmente las relacionadas con los fichajes y la confección de la plantilla) afectarán directamente a la simulación y a los resultados de los partidos.

Pero Football Manager 2018 tiene tres modalidades de juego diferentes para que no siempre tengas que hacer lo mismo cada vez que inicias una partida. En el modo principal puedes seleccionar un equipo e intentar llevarlo a la gloria; pero también contamos con una modalidad que nos permite crear a nuestro club desde cero para tratar de conseguir lo mismo que antes. Finalmente existe un tercer modo en el que podemos enfrentarnos a desafíos y retos históricos que parecen casi imposibles.

Como decíamos, que la versión de Switch se trate de la edición Touch no quiere decir que no sea profunda en algunos aspectos concretos. Y es que en el terreno de los fichajes, por ejemplo, contamos con un apartado mejorado que incluye cláusulas, ojeadores, negociaciones, Fair Play financiero y un sinfín de variantes que cabe tener en cuenta antes de saltar a tratar de fichar a ese crack mundial al que está persiguiendo medio planeta fútbol.

La interfaz sigue siendo uno de los puntos fuertes de Football Manager Touch 2018, pues todo es muy claro y nos permite en todo momento acceder a lo que más nos interese. Así las cosas, entre partido y partido también se simplifica todo lo que debemos hacer, de modo que la espera entre uno y otro encuentro es más breve y esta versión Touch nos permite lanzarnos a la acción con mayor rapidez sin tener que preocuparnos de minucias que, eso sí, a algunos jugadores les parecen fundamentales.

Jugar a un videojuego de estas características en consola (sin un teclado y ratón como siempre se ha jugado a cualquier título de la franquicia de gestión futbolística) podría parecer una incomodidad, pero nada más lejos de la realidad. La versión para Nintendo Switch que hemos tenido el placer de probar es increíblemente cómoda, tanto con la consola acoplada al dock como jugando de forma portátil. Todo un acierto por parte de Sports Interactive en colaboración con Hardlight.

Y es que tenemos la capacidad de movernos por los menús con un puntero al más puro estilo PC, pero también podemos hacer desplazándonos gracias a las flechas o los joysticks del mando de la consola o también aprovechando las características táctiles de la pantalla portátil del sistema de Nintendo. Todas son buenas opciones, pero que exista tanta variedad es, sin duda, un enorme punto a favor para el usuario, que puede decidir libremente el modo en que juega.

En lo gráfico, por primera vez la versión Touch ha incluido en Switch la simulación en tres dimensiones de los partidos, lo que hace que luzcan mucho mejor. Sin embargo, como los partidos no son jugables esta no es su mayor virtud, pero lo compensa con una interfaz que ya hemos alabado. Que esté completamente traducido al castellano es otra de esas ventajas que no podemos dejar de reseñar, pues se trata de algo fundamental para muchos usuarios que no dominan la lengua de Shakespeare.

Joel Castillo

Jugabilidad: La versión para Switch de este auténtico clásico es sencilla, accesible y muy divertida, aunque lo cierto es que el recorte de opciones de juego y profundidad puede echar para atrás a aquellos que quieren sumergirse en la experiencia completa de Football Manager y no solo en la que ofrece la versión enfocada a dispositivos móviles.

Gráficos: Aunque los partidos son visibles de principio a fin, el terreno gráfico no es lo más importante de esta franquicia. La interfaz es clara y nos permite movernos con facilidad mientras realizamos todas las gestiones, a lo que se une un aspecto aceptable y que cumple su cometido cuando saltamos al terreno de juego para ver reflejado el resultado del trabajo de toda la semana.

Sonido: Poco hay que comentar sobre el apartado sonoro más allá de las músicas que acompañan la jugabilidad y de que todo está completamente traducido al castellano.

Duración: Un juego de estas características es literalmente infinito, pero lo cierto es que muchos jugadores le suelen poner punto y final cuando empieza la siguiente temporada. El hecho de que la versión de Switch haya llegado tan tarde puede suponer un inconveniente, aunque disponer de más de 2.500 equipos y 190.000 futbolistas le otorga una vida increíble al videojuego.

Conclusión: Si eres futbolero y te gusta más dirigir los entresijos de un club que tener que saltar tú mismo al campo esto es lo que estás buscando. Por primera vez la saga Football Manager sale del mundo del PC y los dispositivos móviles y llega a una consola como Nintendo Switch, lo que es de agradecer. Eso sí, cabe tener en cuenta que se trata de una versión más simple y directa, por lo que muchas opciones del juego original están recortadas. El hecho de que se lance con la temporada casi terminada y lo haga a precio completo puede ser, eso sí, un gran punto negativo.

Cerrar