Análisis de Harry Potter: Hogwarts Mystery – ¡Alohomora!

 

 

El Señor Tenebroso ha caído a manos de un bebé llamado Harry Potter. El mundo mágico parece estar recuperando la normalidad, ¿pero sigue siendo seguro? Ni mucho menos, son muchos los misterios que ha dejado la batalla contra “Quien no debe ser nombrado”, entre ellos la desaparición de un alumno de Hogwarts. De él se dice que buscaba las Bóvedas Malditas e incluso que tras dar con ellas, se unió al ejército de mortífagos deshonrando para siempre a su familia y al colegio.

Ahora, con el Señor Tenebroso fuera de juego, el hermano de este alumno recibe su carta de admisión en el Colegio de Magia y Hechicería. Una oportunidad de limpiar el nombre de su familia y dar con la verdad detrás de todo este misterio. ¿Qué son las Bóvedas Malditas? ¿Por qué nuestro familiar se obsesionó con ellas? A nosotros nos toca dar respuestas, pero, ¡ojo! No olvides que eres un alumno de uno de los colegios más reputados del mundo.

Combina tus investigaciones con tu labor de alumno. Ve a clases, aprende a hacer pociones, conoce los hechizos más básicos junto al profesor Flitwick, gana puntos para tu casa y haz amigos. Son muchas las cosas que debes hacer dentro de los muros de este colegio de magia y hechicería, bienvenido a Harry Potter: Hogwarts Mystery, muchos son los peligros que te esperan. Pero seguro que merece la pena por la diversión.

Harry Potter: Hogwarts Mystery nos devuelve al mundo mágico que ya hemos visto en otras ocasiones dentro del mundo de videojuegos. El mundo creado por J.K. Rowling vuelve para ofrecernos una historia original en donde el mago de las gafas no será el protagonista, tan solo vamos a escuchar hablar de él a lo largo de nuestra aventura. Nos encontramos en los 80, Voldemort acaba de caer por un bebé hijo de Lily y James Potter. Parece que el mundo mágico respira tranquilo y es entonces cuando recibimos nuestra carta de ingreso en este Colegio de Magia y Hechicería.

Pero como ya hemos dicho, lejos de ser un alumno normal, vamos a tener que hacer frente al pasado de nuestro hermano, quien fue expulsado de Hogwarts tras buscar algo llamado “Las Bóvedas Malditas”. Tras este suceso dicen que se unió a los mortífagos de “Quien no Debe ser Nombrado”. ¿Qué hay de verdad en todo esto? Tenemos varios años en este colegio. Y el primer paso es crearnos. Este juego para smartphones nos invita  dar forma al mago que va a protagonizar esta aventura repleta de tantos misterios empezando por el sexo y siguiendo por la forma de la cara, pelo, ojos, nariz, etc.

Llama la atención que Jam City haya incluido un editor tan completo en un juego para móviles. Si bien está lejos de permitirnos crear un clon digital para movernos con él en este juego, Harry Potter: Hogwarts Mystery nos ofrece un gran catálogo de opciones con las que, al menos, parecernos a él (o ella). Y si en cualquier momento te cansas de verle el careto a este mago, no te preocupes, vas a poder cambiar su aspecto siempre que quieras. De hecho va a ser difícil no hacerlo.

Conforme avancemos en la historia de Harry Potter: Hogwarts Mystery iremos desbloqueando nuevas ropas, peinados y complementos para nuestro personaje. Una forma de renovar nuestro look y no quedarnos como empezamos. Eso sí, vamos a tener que pagar un precio por estas adquisiciones. Para ello, tendremos que recurrir a los galeones de oro o a las gemas. Dos de los tres elementos consumibles que componen este título para smpartphones:

  • Galeones de oro. Servirán para comprar ropa y poder iniciar determinadas misiones de la historia. Son las más fáciles de conseguir y será raro vernos sin una de estas monedas en nuestra cartera.
  • Gemas. Con ellas podremos desbloquear tanto ropa como energía para poder seguir adelante con la historia. Son difíciles de conseguir (salvo mediación de micropago). La recomendación es que nunca desperdicies la oportunidad de hacerte con una de ellas de forma gratuita y que, por supuesto, no las desperdicies en cosas banales.
  • Energía. Imprescindible, sin ellas no hay forma de hacer nada. Las actividades que haremos en clase requerirán que invirtamos este consumible y no será raro vaciar el medidor antes de completarlo. Se rellena en una unidad cada 4 minutos, por lo que paciencia en este sentido (o recurre a micropagos).

Ya has visto, vamos a necesitar energía para poder seguir adelante en el juego. Tanto las misiones de la historia principal, como aquellas secundarias, o las clases de nuestro año académico, requerirán de este consumible. Al principio no notaremos la importancia de este elemento, pero a medida que avancemos en el juego nos encontraremos con que tenemos que dejar un encargo a medias mientras esperamos a que se rellene nuestro medidor.

En cuanto a las misiones que nos propone Harry Potter: Hogwarts Mystery, comencemos por las más básicas: las clases. Como buen alumno de este colegio nos toca aprender las materias que cualquier mago debe dominar. Pociones, Encantamientos, Defensa contra las Artes Oscuras, Vuelo en Escoba… A medida que atravesemos por los distintos años que conforman nuestra estancia en esta escuela hasta conseguir el título final.

La mecánica de estas clases se repetirá en todas ellas. Habrá un medidor que habrá que rellenar con estrellas. Para conseguirlo, habrá que realizar distintas acciones en donde tendremos que invertir esta energía, actividades que básicamente requerirán que pulsemos la pantalla. Una vez que obtengamos una de estas estrellas, el profesor de la asignatura nos propondrá un pequeño reto: una pregunta relacionada con la historia del colegio o la materia en cuestión, pulsar la pantalla en un momento concreto o realizar un patrón con el dedo.

Si conseguimos todas las estrellas, podremos dar por superada la lección, algo que reportará premios en forma de gemas, galeones de oro y lo que más precia todo alumno de Hogwarts, puntos para nuestra casa. Porque sí, la Copa de las Casas va a formar parte de este título para móviles. ¿A cuál vas a pertenecer? Comencemos por el principio, el Callejón Diagon.

Nuestra aventura como magos comenzará recibiendo una carta de la profesora Mcgonagall. Tras esta buena noticia iremos al Callejón Diagon, donde nos encontraremos con el que será nuestro mejor amigo a lo largo de esta historia: Rowan. Él nos explicará que debemos hacernos tanto con libros como con una nueva varita. De esta forma recorreremos escenarios tan conocidos como la tienda de Olivander o Flourish y Blotts. De hecho, muchos serán los escenarios que los aficionados al mundo de J.K. Rowling reconocerán como familiares.

Otros, por su parte, serán menos conocidos, como por ejemplo la sala común de Rawenclaw o la de Hufflepuff. Una vez tengamos todo el material escolar, nos tocará empezar la vida escolar, tras un viaje en el expreso de Hogwarts llegaremos a este colegio donde el primer paso, como sabrás, es la ceremonia del Sombrero Seleccionador. Tranquilo, podrás elegir la casa a la que perteneces, por lo que siéntete cómodo de pertenecer a aquellos con quien más creas compartir.

Casualmente, nuestro compañero Rowan también será enviado a nuestra misma casa. Y por supuesto, este amigo no va a ser el único que tengamos en Harry Potter: Hogwarts Mystery. A medida que avance la historia iremos conociendo a otros alumnos con quien haremos migas. Otros se convertirán en nuestro némesis, en este caso se trata de Mérula, una Slytherin con quien aunque compartamos casa, va a hacernos la vida imposible. Ella tiene dos objetivos, uno que deja bastante claro: ser la mejor maga de la historia, el segundo, oculto a ojos de todos y relacionado con las Bóvedas Malditas y que nos tocará ir descubriendo a medida que avancemos en el juego.

Gráficamente, Harry Potter: Hogwarts Mystery nos ha sorprendido gratamente ya que estamos ante una excelente reproducción de todo el mundo mágico creado por J.K. Rowling y tanto clases, como pasillos, así como detalles en las vestimentas serán estupendas recreaciones. De hecho, el juego cuenta con la presencia de actores originales como es el caso de Maggie Smith en el papel de la profesora Mcgonagall o Michael Bambon como Albus Dumblendore. También para el personaje de Severus Snape se ha elegido la versión interpretada por Alan Rickman.

Sin embargo, otros actores como David Bradley en el papel de Argus Filch, conserje de Hogwarts. Otros personajes también aparecerán con un aspecto más rejuvenecido. Es el caso de Nymphadora Tonks o de Bill Weasley, ¿la mejor noticia? ¡Forman parte del elenco de personajes de los que podremos hacernos amigos! Desde luego, la pandilla que podemos crear no va a ser precisamente pequeña.

En definitiva, Harry Potter: Hogwarts Mystery se presenta como un juego bastante interesante para los amantes del universo mágico creado por J.K. Rowling. Una oportunidad de crear un avatar semejante a nosotros y vivir una gran aventura dentro de los muros de este colegio. Eso sí, prepárate para tener paciencia o invertir en micropagos.

Jugabilidad. No hay mucha miga en este terreno. Harry Potter: Hogwarts Mystery mantiene dinámicas sencillas, como es habitual en los juegos para smartphones. Pulsa la pantalla, realiza patrones y elige las opciones que creas correctas en los diálogos. Con un solo dedo, vas a poder tener éxito en esta aventura para móviles.

Gráficos. Uno de los grandes puntos a favor de Harry Potter: Hogwarts Mystery. Las recreaciones de los escenarios del colegio es maravillosa, y el diseño de los personajes muy acertado. El juego ofrece un apartado gráfico bastante alto y una fluidez que da gusto. Jam City ha trabajado por dar uno de los títulos más bonitos dentro del mundo móvil.

Sonido. La banda sonora del juego intenta asemejarse a la de las películas, pero se echa en falta temas de esta saga cinematográfica. Los efectos de sonido en ocasiones son repetitivos y desacompasados. Seguro que Jam City los arregla en próximas versiones del juego, pero por ahora este es el aspecto que más cojea en Harry Potter: Hogwarts Mystery. Y no, no hay diálogos hablados.

Duración. Estamos ante un juego largo, son 7 años de colegio los que debemos superar y eso pasa por asistir a clases, cumplir las misiones secundarias y vivir la historia principal. Para ser un juego gratuito, estamos ante un título muy completo y que no se hace repetitivo con una historia fascinante.

Conclusión. Harry Potter: Hogwarts Mystery es el juego perfecto para los amantes de la historia del joven mago. Una historia original y completa, muy fascinante en donde no faltará la presencia de elementos de la saga literaria y cinematográfica. Un título que además se presenta de forma gratuita (si, la presencia de micropagos está asegurada y en algunas situaciones puede parecer obligatoria). Pero si tienes paciencia, puedes vivir una gran experiencia sin gastarte un céntimo.

Publicaciones relacionadas

Cerrar