Análisis de Hunt: Showdown – Cowboys, zombis y monstruos

Analizamos el nuevo juego de Crytek.

Análisis de Hunt: Showdown

Crytek nos ha traído juegos que han llevado su apartado técnico al límite, con los máximos exponentes que son Crysis y Ryse. Ambos juegos han servido para que muchos se caigan de sus sillas y alucinen con el apartado técnico creado por el CryEngine. Tras varios lanzamientos de Crysis y una recepción mediocre de Ryse: Son of Rome, Crytek no se encontraba pasando por su mejor momento. Su expansión, con otro estudio europeo, resultó en un fracaso y el estudio se vio envuelto en pérdidas millonarias.

Pese a todo eso, en Crytek han continuado trabajando, esta vez en una propuesta muy diferente a todo lo visto hasta ahora y quizás no tan ambiciosa en lo técnico como las anteriores. No tenemos una historia de romanos que deben machacar botones para acabar con los enemigos ni un supersoldado en un entorno futurista con un buen arsenal de armas a su abasto. Esta vez nos trasladamos a la época de los cowboys, solo que en este universo la preocupación no es a qué banco robar, sino a qué monstruo debemos desterrar. Bienvenidos a nuestro análisis de Hunt: Showdown.

¿Quién dijo que no se podía pasar miedo en un multijugador?

Hunt: Showdown tiene un universo bastante interesante y es que desde Crytek se han encargado, esta vez sí, de crear un universo rico y lleno de matices. Pese a tratarse de un juego multijugador tenemos a nuestra disposición un glosario con lore sobre los monstruos y diferentes elementos del mundo, algo parecido a lo que sucede en Destiny.

Análisis de Hunt: Showdown - Cowboys, zombis y monstruos

Lo primero con lo que nos topamos al entrar a Hunt es que nos solicita jugar a un tutorial, algo que debemos aceptar si queremos entender el funcionamiento del juego. Todo acompañado por una banda sonora que me sorprendió. Siguiendo con el tema del sonido, hay que recalcar la importancia del mensaje que se muestra al iniciar el juego y que nos recomienda jugar con cascos, algo que sí o sí debéis hacer.

El apartado sonoro de Hunt: Showdown es uno de los mejores que he podido vivir en un videojuego desde Hellblade: Seanua’s Sacrifice. Es increíble lo cuidado que está y lo importante que resulta cualquier ruido en este juego, aunque ya ahondaré más tarde en eso.

Volviendo al tema del tutorial, ahí se nos plantea el esquema básico del juego. Primero debemos buscar pistas que nos lleven a la localización de un monstruo. Luego debemos llegar hasta él, enfrentarnos y derrotarlo. La cosa no acaba ahí, ya que debemos desterrarlo, una especie de «exorcismo» que lo elimina de nuestro mundo. Una vez desterrado debemos recoger el botín y huir hasta un punto de extracción.

Análisis de Hunt: Showdown - Cowboys, zombis y monstruos

Sobre el papel, el tutorial, que jugamos en solitario, resulta una experiencia aterradora, ya que el mundo está plagado de enemigos y cualquier ruido los atrae. Estos zombies son de diferentes tipos y de verdad convierten el juego en una especie de survival horror. El enfrentamiento contra el monstruo resulta bastante agónico debido a la fuerza de sus ataques y a los efectos que nos puede producir, como envenenarnos. Pero el verdadero juego comienza cuando empiezas tu primera partida.

Hunt: Showdown es un juego Jugador contra Enemigo y Jugador contra Jugador a la vez. ¿Qué quiere decir? Que a todo lo que hemos vivido en el tutorial hay que sumarle que habrá varios grupos de enemigos humanos compitiendo por llegar a las mismas pistas que tu, por lo que lo más normal es que te maten (o los mates) antes de llegar a enfrentarte al monstruo.

Enemigos por todos lados

Jugar a Hunt: Showdown ha sido una experiencia única y que me ha resultado divertida e injusta a partes iguales. Primero, pese a jugar con un compañero con el que me comunicaba en todo momento, son varios los momentos de tensión y miedo que hemos vivido. Los enemigos no humanos tienen muy buen oído y cualquier disparo les atraerá. Debemos ir con cuidado de no pisar cristales o chocarnos contra elementos del escenario. Al igual que los no humanos, los enemigos humanos escucharemos todo tipo de ruidos gracias a su cuidado apartado sonoro que hará que los disparos resuenen y podamos deducir de donde provienen.

Si nos interesa acabar con ellos podemos montar estrategias y escuchar su movimiento, siendo nosotros más sigilosos, claro está. Por desgracia Hunt: Showdown no es un juego que esté bien nivelado y es que muchas han sido las ocasiones en que jugadores con potentes armas nos han abatido antes de que podamos darnos cuenta.

Análisis de Hunt: Showdown - Cowboys, zombis y monstruos

Hunt: Showdown es un juego de estrategia y cualquier diferencia -por pequeña que sea- resulta notable. El sistema de desbloqueo de armas va ligado a la progresión de nivel de nuestro perfil, mientras que nuestro personaje cuenta con su propia progresión, progresión que perdemos si este muere. En Hunt: Showdown existe la muerte permanente y, sinceramente, su única razón de ser que le encuentro es para que volvamos a pasar por tienda para volver a obtener todo aquello que perdimos.

Desgraciadamente Hunt: Showdown no se salva de las microtransacciones y como buen juego online abusa de ellas. Podemos acceder a mejores armas y equipo antes si compramos con nuestro dinero real una moneda in-game, que también conseguimos jugando, pero en menor cantidad.

Esta vez no son los gráficos, sino el sonido

El mayor punto favorable de Hunt: Showdown es su apartado sonoro, que está cuidado al máximo. La sensación de estar metidos dentro del juego y que cualquier sonido se posiciona perfectamente en el mundo es de lo más satisfactorio. Los disparos, las pisadas, los gritos… en un juego donde el ruido es tan importante, Hunt: Showdown da buena cuenta de ello.

Si bien los gráficos esta vez no son gran cosa (hemos analizado la versión del juego en Xbox One X), es el sonido el que se lleva la palma y con el que Crytek ha demostrado que en lo técnico tienen una mano especial. Pocos juegos encontraremos con un apartado sonoro tan cuidado y real, haciendo que de verdad nos sintamos agobiados cuando entramos a un edificio y escuchamos a los enemigos corretear por el techo, mientras planeamos como rodearlos en silencio y acabar con ellos.

Análisis de Hunt: Showdown - Cowboys, zombis y monstruos

Los modelados y las texturas son los apartados que más se resienten en lo gráfico, pero al contrario tenemos un potente sistema de iluminación que entra en plenitud cuando se mezclan los rayos de sol con la niebla, o cuando nuestro revolver saca ese humillo que reacciona a la luz.

Una propuesta interesante con mucho futuro por delante (y por mejorar)

Hunt: Showdown es un juego interesante y que aporta un poco de aire fresco al multijugador competitivo. Su mezcla de JcJ y JcE aporta una sensación de tensión constante en la que no te puedes fiar ni de tus propios compañeros (hay fuego amigo). La pena es que muy pocas veces llegamos a la batalla contra el monstruo, ya que los enfrentamientos entre jugadores suelen decantarse por aquellos que más tiempo y dinero han invertido, haciendo que la experiencia sea recortada.

Análisis de Hunt: Showdown - Cowboys, zombis y monstruos

Llegar al final y extraer el botín hace que goces de grandes recompensas para tu perfil y personaje, un personaje que puedes perder si una partida sale mal, una decisión extraña y difícil de comprender. Por su parte, el apartado técnico es bastante justo, con unos tiempos de carga eternos y que a veces resultan más largos que nuestra estancia en las partidas.

El sonido, la ambientación, lo bien trabajado de su mundo y la originalidad de su propuesta hacen que Hunt: Showdown tenga algo especial que si desde Crytek siguen potenciando a lo largo de muchos meses, conseguirán un gran resultado. De momento, este es un comienzo bueno, sin vacilaciones, grandes modos de juego ni asombrosa variedad, pero desde luego tienen ciertos aspectos que potenciar sobre la competencia. Veremos qué es lo que le depara.

Daniel Villagrasa

Xboxer para unos, sonyer para otros, pero no veas lo que me gusta disfrutar de ambas plataformas. Jugando desde que tengo memoria y aprovechando a la mínima para deciros lo mucho que quiero a Hideo Kojima.

Publicaciones relacionadas

Cerrar