Análisis de Immortals Fenyx Rising – El Olimpo de Ubisoft

Lo que nació como un bug de Assassin's Creed Odyssey se transforma en un juego maduro y cargado de elementos muy atractivos.

Immortals Fenyx Rising, antiguamente conocido como Gods & Monsters, ha sido uno de los juegos más llamativos del catálogo de Ubisoft durante este 2020 y es que ha conseguido acaparar todas las miradas desde su presentación oficial. El título, cuyo desarrollo corre a cargo de los responsables de Assassin’s Creed Odyssey, es una apuesta mucho más simpática de lo que acostumbra a crear últimamente la compañía francesa y consigue destacar con creces en varios aspectos jugables que lo convierten en una propuesta divertida, dinámica y con una enorme versatilidad. Todo ello, curiosamente, habiendo nacido de un error fruto del desarrollo de la mencionada entrega del credo de asesinos.

Una epopeya digna de los Dioses

Fenyx es la única superviviente al ataque del titán Tifón capaz de devolver la esperanza a los mundos. Con algunos de los Dioses del Olimpo atrapados en la maldición y con Zeus pasado de peso y con algo de pereza, Prometeo decide contarle una historia basada en la heroína emergente de la Grecia clásica llamada a ser una leyenda, para tratar de conseguir su propia libertad. Así comienza la historia de Immortals Fenyx Rising, uno de los videojuegos más divertidos y entretenidos que han llegado durante este año, aunque sigue pecando de ciertas prácticas que en Ubisoft, lamentablemente, ya comienzan a ser una constante.

El Fenyx que renace de sus cenizas

immortals fenyx rising ps5

El desarrollo de Immortals Fenyxs Rising es realmente curioso, teniendo en cuenta que el concepto de renacer de las cenizas es casi literal, con sus inicios a través de un bug de Assassin’s Creed Odyssey. Con ello, la aventura a través de la mitología griega y de sus leyendas está tratada de un modo soberbio, aunque el tono general sea de un humor bastante acertado con el estilo que tiene la propia propuesta en sí. Con ello, Ubisoft ha conseguido generar un título con un estilo visual bastante bello y llamativo y que además se completa con una dinámica jugable exquisita que, aunque al principio parece ofrecer muchos elementos que no le van a dar continuidad a lo largo de la aventura, consigue entretener de principio a fin. Y eso es de lo mejor que se puede decir de un videojuego.

Fenyx, una estrella elegida por el Olimpo

immortals fenyx rising ps5

Por supuesto, la auténtica protagonista es Fenyx. Y hablo en femenino porque tras todos los materiales emitidos por la compañía francesa previa al lanzamiento de Immortals Fenyx Rising, me sentía incapaz de seleccionar a su versión masculina. Hay que destacar que el carisma del personaje destaca mucho más que ciertos miembros del credo de asesinos que han llegado hasta el momento, lo cual ya habla muy bien de la construcción de la heroína en esta ocasión. Tras los acontecimientos que dan inicio al juego, Fenyx se ve envuelta en una historia épica en la que hará uso de algunos artilugios conocidos por todos los amantes a la mitología griega.

La espada de Aquiles, el hacha de Atalanta, el arco de Odiseo o las alas que Dédalo construyó para Ícaro son las grandes herramientas que puede usar Fenyx en su impronta. No obstante, los Dioses y grandes héroes también tienen su influencia en este arsenal, por lo que incluso se pueden desbloquear la fuerza de los brazales de Heracles, el martillo de Hefesto, las flechas de Apolo, hacer uso de la ira de Ares o utilizar la implacable embestida de Atenea. Todo ello conformando un conjunto de acciones muy variadas y que van evolucionando mediante nuevos combos y mejoras.

immortals fenyx rising ps5

Todo ello con una base de operaciones situada en el Salón de los Dioses, donde se pueden canjear las monedas de caronte que vas consiguiendo con diferentes misiones para mejorar estos atributos o hacer uso de materiales como granadas, hongos azules, higos olímpicos o néctar de flores para fabricar pociones que potencian atributos o suman salud. Para mejorar las armas, por otro lado, hay que recoger adamantita de diferentes colores para reforzarlas, del mismo modo que los yelmos y los petos que puede portar el personaje. Para completar todas estas opciones a nivel de apoyo jugable, incluso se puede reclutar un fénix para que ataque junto a la protagonista. Todo un conglomerado de opciones que ofrecen una variedad asombrosa para afrontar los grandes retos que se ponen delante.

Por último, obviamente, la influencia de los Dioses va mucho más allá de lo comentado y a medida que los liberes de la corrupción de Tifón, te ofrecerán algunas bendiciones de lo más útiles como una segunda oportunidad en caso de caer derrotado, aunque no entraré en demasiados detalles en este sentido para que puedas descubrirlo por ti mismo.

Una jugabilidad donde el dinamismo es el protagonista

immortals fenyx rising ps5

Y todo este arsenal del que dispone Fenyx responde a la enorme variedad de acciones que se pueden realizar en este título. Y ello sin tener en cuenta que hay un elemento aún inexplorado y que hay que tener muy en cuenta: la estamina. De hecho, su dinámica recuerda sobremanera al uso que se le da en The Legend of Zelda: Breath of the Wild, ya que se consume al escalar y al realizar otras acciones como atacar o utilizar los poderes divinos que están situados en el acceso rápido de la esquina inferior derecha. El sistema de progresión es muy natural y acertado, ya que esa estamina se puede ir mejorando poco a poco con el uso de rayos de Zeus, que se obtienen en las fosas del Tártaro, una suerte de mazmorras en las que se exploran algunos puzles del título, en lo que profundizaré más adelante.

Por supuesto, otro de los elementos clave es el vuelo para desplazarse por la isla y es que las alas de Dédalo también pueden mejorarse para un desplazamiento más rápido e incluso para que sirvan como un arma más en combate. Cabe destacar que solo se puede planear con ellas, al menos hasta donde he avanzado, por lo que también hay que ir a pie en muchos momentos. ¿Y qué pasa si no quieres caminar por la extensión del mapa? Pues Ubisoft ha pensado en todo y más allá de que hay un modo carrera, también se pueden domar algunas bestias divinas para que sirvan como montura y así avanzar con más ligereza por el entorno.

immortals fenyx rising ps5

Moverse por el mundo es realmente apasionante, ya que sus diferentes entornos permiten explorar muchas opciones y, además, no se trata de un mundo vacío como sí que pasa en muchas ocasiones con este tipo de videojuegos. De hecho, hay numerosos enemigos en el camino que intentan poner las cosas difíciles. En relación al combate, la dinámica es muy simple: ataque rápido, ataque fuerte, disparo con el arco, lanzamiento de objetos o uso de habilidades divinas que he comentado anteriormente. La idea de Immortals Fenyx Rising es que el combate sea muy fluido y que no te limite en ningún momento y el objetivo se cumple con creces en el mundo abierto, pues la movilidad es una gozada también en combate.

Un mapa muy rico con varios aspectos a explorar

immortals fenyx rising ps5

Pero no todo es combatir en Immortals Fenyx Rising, sino que hay muchas más tareas que se pueden cumplir a lo largo de la aventura. Cada vez que alcanzas una nueva zona, tienes que llegar hasta la estatua del Dios dedicado a la misma y explorar desde lo más alto, como si fuera una atalaya de Assassin’s Creed. De este modo, enfocando el horizonte, se pueden descubrir algunos de los lugares destinados a ampliar las opciones en esta zona: cofres legendarios, cofres vigilados, fragmentos de ambrosía (para mejorar la salud), desafíos de lira o de constelaciones. Todo ello destinado a ofrecer una mayor amplitud en el mapa y trasladado con gran acierto.

Y es que todas las acciones mencionadas suponen un desarrollo de creatividad espectacular por parte de Ubisoft, ya que cada uno de los retos es completamente único y no se parece casi nada a todo lo anterior que has experimentado o a lo que vendrá después. Incluso algunos cofres necesitan de ciertas acciones como pulsar botones o encender antorchas para poder desbloquearse y prácticamente todo lo que sucede en la isla en la que se desarrolla la aventura requiere de estrujarse levemente los sesos para alcanzar el objetivo. Por ejemplo, los retos de la lira te obligan a memorizar una secuencia musical para poder tocarla después en el instrumento enorme de la zona y así obtener recompensas.

immortals fenyx rising ps5

Por su parte, los retos de constelaciones te obligan a encontrar esferas y situarlas en un panel para recrear constelaciones. Entre esta impronta, también hay pequeños puzles, por lo que el transcurso de la acción es de lo más interesante. Por supuesto, en el Salón de los Dioses tampoco falta un tablón con misiones secundarias para todos aquellos que quieran ir más allá de la aventura principal, entre las que se pueden encontrar historias paralelas como la de Helena de Troya o incluso retos de caza y de derrota de enemigos. Sin duda, no hay lugar para aburrirse en este universo y todo ello resulta realmente entretenido y dinámico, sin caer en prácticas repetitivas que provoquen cierto tedio en los jugadores que se internen en su mundo.

Mazmorras con puzles de lo más variados y originales

immortals fenyx rising ps5

No obstante, la joya de la corona se la llevan las misiones principales de los Dioses. Sin entran en detalles para no caer en spoilers, cada una de ellas es soberbia y destaca por un trabajo increíble del equipo creativo. Y es que en estas mazmorras finales de cada zona se explora todo aquello que se ha ido aprendiendo en el terreno, conformando puzles muy completos que se entrelazan entre sí y que son totalmente diferentes los unos de los otros. Este periplo es realmente sorprendente y divertido y mezcla los rompecabezas con enfrentamientos, desbloqueos de zonas e incluso cofres ocultos. Todo ello con el firme objetivo de derrotar a un jefe final de esa mazmorra para conseguir romper las cadenas que subyugan al Dios en cuestión.

No me cansaré de repetir que Ubisoft ha realizado un trabajo excepcional con el diseño de niveles y es que es algo que puede haberse criticado en muchas obras anteriores de la compañía francesa, pero que en esta brilla con un tremendo acierto. De hecho, muchos de los puzles requieren de darles una pensada prolongada o de ensayo y error para saber cómo alcanzar su resolución y la construcción del entorno saca partido a todo aquello que se podría esperar de la personalidad divina que se intenta rescatar. Por si fuera poco, todo ello está acompañado por una banda sonora fantástica que resuena en cada uno de los recovecos de la mazmorra para poner la guinda a uno de los mejores elementos de Immortals Fenyx Rising.

immortals fenyx rising ps5

Adentrarse en estos niveles es como hacerlo en un parque de atracciones repleto de posibilidades de todo tipo, por lo que nadie se puede aburrir en su interior. Mención especial en este sentido a la recta final del título, donde el frenetismo alcanza su cénit y muestra un potencial brutal para extraer todo lo que has aprendido en las 20-25 horas durante las que transcurre la aventura principal. Tal vez en este sentido adolezca de falta de dificultad, aunque he de decir que mi partida se produjo en el nivel intermedio, por lo que supongo que en la máxima dificultad esta afirmación debe ser una falacia.

Bello en lo técnico, pero algo irregular

immortals fenyx rising ps5

Con todo lo jugable ya explorado, solo queda hablar de lo técnico y cómo se desarrolla Immortals Fenyx Rising. Lo primero que hay que hacer en este sentido es felicitar al equipo de la dirección artística por crear un mundo tan vivo en su aspecto gráfico, con colores muy llamativos y destacados que le dan ese aspecto más cartoon a la obra y que tan bien le sientan a ciertas obras de este corte desarrolladas por Ubisoft. Además, el contraste entre el mundo exterior y el Tártaro es uno de los aspectos más sensacionales, especialmente en las zonas en las que ambas convergen. En la construcción del mundo, la distancia de dibujado permite observar una panorámica fantástica, especialmente en las zonas aéreas.

No obstante, lejos de todo este aspecto visual tan impactante, Immortals Fenyx Rising no se escapa de algunos problemas que lamentablemente ya son una seña de identidad por parte de Ubisoft. Más allá de ciertos bugs, que no he encontrado tantos como en un Assassin’s Creed o Watch Dogs, hay diferentes animaciones que no terminan de estar cuidadas y la inteligencia artificial de los enemigos deja de desear en ciertos momentos. La sincronización labial resulta bastante pobre e incluso el doblaje al español no termina de brillar. A nivel jugable se disfruta bastante, pero en las cinemáticas se pierde cierta magia al ver el desarrollo de los personajes en pantalla y en sus expresiones. Una tarea pendiente para el estudio como norma general.

Una entrada en nueva generación descafeinada

immortals fenyx rising ps5

Por otro lado, la prueba en la nueva generación de consolas sigue sin ofrecer un aspecto realmente concluyente al respecto de lo que se puede esperar de las nuevas máquinas que acaban de aterrizar en el mercado. He podido jugar a Immortals Fenyx Rising en PS5 con la esperanza de encontrar las grandes bazas del DualSense en la jugabilidad y me he llevado un varapalo bastante interesante. Más allá de una pequeña vibración cuando se explora la zona y hay un lugar de interés y una resistencia casi irrisoria en los gatillos adaptativos cuando se utiliza el arco, el resto de acciones transcurren del mismo modo que en la consola anterior. Bien es cierto que en relación a lo de los gatillos parece intencionado, pues de otra forma rompería la dinámica fluida de los combates. Pero aun así, se antoja algo insuficiente para la tecnología que permite el mando de PS5.

En relación a las configuraciones gráficas, Immortals Fenyx Rising también incluye las dos que ya van a convertirse en un estándar durante esta generación: el modo rendimiento a 4K/60fps y el modo visual a 4K/30fps en los que se potencian el HDR y el SSR, ante la ausencia de raytracing en esta ocasión y en ambos casos rinde de manera excepcional, aunque hay pequeñas caídas de frames en combates contra un gran número de enemigos. Cabe destacar que ni siquiera en los tiempos de carga se aprecia un gran cambio, aunque sí que se reducen en relación a lo que se puede observar en PS4, siendo de unos 8 segundos cada vez que encontramos una pantalla de carga al trasladarse a las profundidades del Tártaro.

La mayor sorpresa de 2020

immortals fenyx rising

Con todo lo contado hasta el momento, la conclusión de Immortals Fenyx Rising es un juego notable y que roza el sobresaliente. Sin duda, la mayor sorpresa de este 2020, aunque ya venía haciendo ruido desde su presentación oficial. Su dinamismo, su lúcido aspecto y la gran variedad y creatividad de acciones que se pueden realizar en su mundo lo convierten en una propuesta estupenda para todos aquellos que quieran vivir una gran aventura donde también hay lugar para el humor, los giros inesperados y una buena profundidad en algunas de las epopeyas más conocidas de la mitología griega. Desde Ubisoft ya destacaron su intención de convertir a Immortals en una nueva franquicia y yo voto a favor por ello, ya que hacía mucho tiempo que no me divertía tanto con una nueva licencia de la compañía francesa.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar