Análisis de Judgment – Justicia al otro lado de la Yakuza

Ryu ga Gotoku Studio nos trae un spin-off que construye unas bases para consolidar una saga propia.

Análisis Judgment

Dicen que la justicia es ciega o al menos siempre se ha representado así en todo tipo de esculturas. Una figura femenina que sostiene una balanza y en su rostro una venda le tapa los ojos. Si no podemos ver significa que todos nos parecen iguales y así deben responder ante la ley. Judgment, juego del que hoy hago este análisis tiene otro nombre en Japón, donde apareció a finales del pasado 2018. Judge Eyes es como se llama este juego de Ryu ga Gotoku Studio en Oriente y sinceramente, es un nombre mucho más apropiado para el juego de abogados, detectives y -por supuesto- Yakuza.

Ryu ga Gotoku Studio son los desarrolladores detrás de la saga Yakuza, que estos años ha visto una tremenda expansión en Occidente gracias a los remakes de las dos primeras entregas y el lanzamiento de Yakuza 0 y Yakuza 6 sin una diferencia de tiempo considerable en el lanzamiento entre Japón y el resto del mundo. Está claro que Yakuza todavía no es una saga muy conocida, sobre todo por nuestras tierras. El hecho de que las voces estén en japonés y los subtítulos en inglés es algo que tira para atrás a muchos. Pero Sega ha decidido que con Judgment quieren acabar de seducir al mercado occidental, ese que ha hecho que las ventas de Yakuza consiguiesen despegar estos últimos años.

Había que dar la puntilla y esa ha sido la completa localización de todos los textos y diálogos al castellano (además de otros idiomas) y el doblaje al inglés, así como el japonés, obviamente. Jugdment quiere ser la puerta de entrada a la manera tan peculiar de narrar las cosas que tiene Ryu ga Gotoku Studio, sus mundos vivos y llenos de tareas y sobre todo, a un gameplay adictivo. Acompañadnos a nuestro análisis de Judgment.

Ojos que no pueden juzgar

Judgment nos pone en la piel de Yagami, un detective con su propia agencia de investigadores, formada por él mismo y su amigo Kaito. Yagami era un joven apadrinado por la Yakuza que siempre había querido dedicarse a la justicia, así que después de mucho trabajo y esfuerzo consiguió un puesto en un bufete de abogados. A su temprana edad, Yagami consiguió la absolución de su cliente, Okubo Shinpei, quien fue acusado de asesinar a un anciano en el lugar en el que trabajaba.

Después de la celebración por la puesta en libertad, Yagami recibe la terrible noticia de que aquella persona a la que había defendido y probado su inocencia había cometido un nuevo crimen. Esta vez había matado a su propia pareja y prendido fuego a la casa. Yagami, al ver que había defendido a un asesino, cuando él estaba convencido por completo de que era inocente, abandonó la vida de abogado al considerar que sus ojos no podían distinguir entre una persona inocente de una culpable. Así fue como fundó su agencia de detectives.

judgment

Estamos en 2018, en Kamurocho, barrio que los fans de Yakuza se deben saber de memoria a estas alturas. Yagami está investigando unos extraños sucesos que involucran a varias bandas de la Yakuza de Japón. Un asesino se dedica a matar a miembros de una banda y les saca los ojos como «seña de identidad». Por su modus operandi, Yagami decide llamar a este asesino «El Topo».

Violencia e investigación, los valores de la agencia de detectives Yagami

Hay un asesino suelto en la ciudad, dos clanes de la Yakuza están a punto de iniciar una guerra, las calles de Kamurocho se sienten inseguras y encima vuelven a aparecer fantasmas de tu pasado. Yagami está en el ojo del huracán, ya que le salpica la trama de los clanes de la Yakuza, como la de los asesinatos, que cada vez parecen suceder más cerca de él. Estos sucesos hacen que Yagami recuerde lo sucedido hace varios años y comience a atar cabos. En Judgment no hay tramas que no hilen con algo, todo tiene un por qué.

Una historia retorcida, elaborada y sorprendente

No os voy a engañar, la trama de Judgment me recuerda mucho a la de Yakuza 0, aunque con sus matices. Para comenzar, porque cada vez que crees que sabes lo que va a pasar a continuación el juego se saca de la manga una nueva organización y conspiración que hace que se le de la vuelta por completo a la tortilla. En Judgment se nos contará la historia de un investigador privado al que todavía le pesa un hecho traumático acontecido años atrás así como nuevos sucesos que le ponen en el punto de mira.

judgment análisis

Yagami debe investigar y desenmarañar una conspiración que incluye desde farmacéuticas a ministerios del gobierno de Japón, pasando por policías y fiscales. Todo está conectado en Kamurocho y esos asesinatos de El Topo no eran al azar. Y por supuesto, si pensabais que al ser un spin-off de Yakuza no veríais tanto a los mafiosos japoneses y sus clanes, estabais equivocados. Judgment podría pasar tranquilamente como un juego de la saga Yakuza. Eso sí, con sus peculiaridades relacionadas con la investigación y abogacía. Pero al final la sensación que queda es que pese a intentar hacer algo nuevo, los de Ryu ga Gotoku Studio no han podido desengancharse de su amor por la Yakuza.

Aunque por desgracia el juego peca de relleno, demasiado relleno. No sé si es que en Ryu ga Gotoku Studio tenían miedo de que el juego durase poco (yendo a por lo principal tardaréis sí o sí más de 25 horas), pero han añadido misiones secundarias obligatorias durante el transcurso de todo el juego. Y no, no se tratan de las típicas misiones que te presentan mecánicas y sirven como tutorial en los primeros compases del juego, no. Estamos hablando de misiones que se deben realizar de manera obligatoria y que cortan por completo el interesante ritmo de la historia principal. Además, se nos suelen introducir con el pretexto de esperar a que llegue una persona con la que tenemos que hablar, que nos llame o simplemente que durante nuestro trayecto de un punto a otro de la ciudad, un evento que podría resultar secundario y no obligatorio resulte indispensable si queremos seguir con la trama.

Judgment

Los juegos de Ryu ga Gotoku Studio se caracterizan por unas misiones secundarias entretenidas y en Judgment no estamos ante una excepción, el problema es cuando estas misiones se convierten en una obligación que te corta por completo el ritmo de una campaña principal intensa y enrevesada. Sinceramente, sin este relleno el juego habría funcionado igual de bien y su ritmo habría sido estupendo. Que esto pase en episodios antes, durante y después del ecuador del juego es imperdonable y un error de diseño muy grande.

El gameplay, como siempre, a otro nivel

El gameplay es, para mí, una de las cosas que más me atrae en un Yakuza y al menos quiero reflejar eso en este análisis, y eso es algo que en Judgment lo han pulido al límite. Ya comenté en mis impresiones a principio de mes que los movimientos de Yagami se sentían mucho más ligeros y que verle luchar resultaba en una coreografía de los más espectacular. Pues bien, me reafirmo y añado que cuanto más juguéis y desbloqueéis nuevos movimientos mejor va la cosa. Los dos estilos de lucha, uno orientado a las multitudes y otro para un solo enemigo, ideal para los enemigos más poderosos o si luchamos en compañía de amigos como Kaito.

judgment

Al final, lo único que tenían que hacer los desarrolladores de Judgment para darle más frescura al gameplay heredado de Yakuza era mejorar la velocidad y las animaciones, algo que han conseguido con creces. Pero claro, no todo iban a ser mamporros. En las impresiones ya os hablamos de algunos minijuegos, ahora os podemos hablar ya desde carreras de drones a mundos de realidad virtual, citas, casos de investigación… En Kamurocho siempre tendremos algo que hacer si la trama principal nos agota y queremos realizar actividades más ligeras.

El dragón que quería volver a brillar

Judgment hereda el motor Dragon Engine creado para Yakuza 6 y mejorado en Yakuza Kiwami 2. Este motor ha supuesto grandes avances en la saga Yakuza y ha permitido entornos donde interiores y exteriores se mezclan sin necesidad de pantallas de carga. Ha mejorado la iluminación por completo y las texturas están a otro nivel. Hasta tal punto que es difícil diferenciar si estamos ante una escena CGI o una cinemática del motor en tiempo real.

judgment

Por desgracia, como comenté en mis impresiones, los entornos sí que lucen mejor que en Yakuza Kiwami 2. La iluminación, con su ciclo día/noche está muy lograda, pero los modelados han perdido algo de detalle. Al menos las caras carecen de esos detalles obsesivos que sí vemos en los Yakuza mencionados.

El placer de poder leer subtítulos en castellano

Quizás a algunos esto os suene absurdo y penséis que lo mínimo que se le puede pedir a un juego que llegue a España es que cuente con subtítulos en nuestro idioma, pero es que Yakuza (salvo el primero de PS2) siempre ha llegado aquí con años de diferencia en los lanzamientos y en completo inglés. El juego parecía no interesar al mercado y a Sega no le salía rentable el esfuerzo. Con Judgment, la distribuidora ha dado el paso y nos trae el juego localizado a nuestro idioma con un trabajo inmenso.

análisis judgment

Bromas, referencias, expresiones, insultos… todo casa con el tono gamberro del juego. Y no hablamos de un juego corto con poco diálogo, no, Judgment tiene horas y horas de juego y en todas ellas siempre verás nuevas conversaciones. Que podamos ver todo eso en nuestro idioma es de agradecer y sobre todo si el trabajo da un resultado tan bueno como este.

El primer paso para una saga propia

Como conclusión a este análisis de Judgment debo decir que estamos ante un gran juego que supone una propuesta que gustará por descontado a los fans de la saga Yakuza, pero lo más importante es que se abre a nuevas fronteras, buscando nuevo público. Esos nuevos jugadores tienen ante ellos un beat’em-up de lo más divertido, con una trama de lo más trabajada y que os hará maquinar y elucubrar por vuestra cuenta. Por supuesto, los personajes siguen siendo marca de la casa con un carisma diferenciador para todos y cada uno de ellos. Con especial mención al protagonista, Yagami, pero sobre todo a su fiel compañero, Kaito.

judgment

Judgment consigue presentar sus propias mecánicas, personajes clave y entidades, pero sigue demasiado ligado a su saga madre. El miedo de Ryu ga Gotoku Studio por perder su propia identidad se ve plasmado en un juego que siempre nos recordará que es un spin-off de Yakuza y que por muchas cosas nuevas que introduzca siempre volverá a lo mismo. Todo lo nuevo que introduce Judgment es tan útil y lo hace tan bien que, desde luego, da para nuevas entregas de una hipotética saga. Eso sí, que la próxima vez no intenten rellenar partes de la trama principal con historias secundarias que cortan el ritmo.

La historia de Judgment os llevará por 30 horas de giros, cliffhangers al final de cada uno de sus episodios, momentos de tensión, persecuciones, innumerables peleas y escenas épicas. Si además os dedicáis a resolver casos secundarios, entablar amistad con los personajes de la tiendas a cambio de descuentos o regalos, completar todo tipo de minijuegos… tranquilamente se os puede ir el juego a casi 100 horas. Así que si queréis un juego largo con el que amenizar el verano, Judgment es una de las grandes opciones a considerar cuando se ponga a la venta el próximo 25 de junio.

Daniel Villagrasa

Xboxer para unos, sonyer para otros, pero no veas lo que me gusta disfrutar de ambas plataformas. Jugando desde que tengo memoria y aprovechando a la mínima para deciros lo mucho que quiero a Hideo Kojima.

Publicaciones relacionadas

Cerrar