Análisis de Legend of Mana – Un clásico que por fin llega en español

Un "remaster" que se mantiene prácticamente igual que su versión de PS1.

La década de los noventa, tras unos años anteriores muy experimentales, fue la responsable de dar forma a las bases que hoy en día tienen los videojuegos. Poco a poco, comenzaron a salir nuevos géneros a la par que aumentaba la potencia de las consolas y ordenadores. En los últimos años del siglo XX, de hecho, hubo sagas que ya comenzaron a destacar por encima de muchas otras. Una de estas fue la saga Mana, propiedad de Squaresoft (aún no se había fusionado con Enix), que sacó distintos títulos en distintas plataformas. Legend of Mana, protagonista de nuestro análisis, fue uno de estos juegos y se publicó para Playstation en 1999, aunque hemos tardado 22 años en tener este juego en nuestro mercado.

Tal y como hemos mencionado, Legend of Mana no llegó a España ni a ningún país europeo. Este videojuego fue lanzado únicamente en Japón y Norteamérica, por lo que la única posibilidad de adquirirlo en España era importándolo del extranjero, o emulándolo. Ahora, con la llegada de manera oficial, con una resolución adaptada a las pantallas panorámicas, y con una traducción muy bien ejecutada, este título puede ser amado por cualquier fan de la saga y por cualquier jugador o jugadora que disfrute de un RPG clásico.

Historia no lineal en batallas lineales

Uno de los elementos más destacables de Legend of Mana es su avance a lo largo de la historia. Teniendo en cuenta que este aspecto está completamente intacto de su versión original, es bastante interesante que un videojuego del siglo XX tuviera implementada una estructura tan curiosa. De hecho, esta característica es una de las más llamativas de este título, ya que podemos avanzar en las misiones con una libertad pasmosa mientras nuestros actos regeneran gradualmente el Árbol de Mana.

Bien es cierto, eso sí, que las primeras misiones serán bastante similares en las partidas de la mayoría de las personas. Cuando avanza poco a poco el juego, vamos hallando más y más ramificaciones en la historia mientras vamos desgranando las tramas principales del lore. El avance no lineal llega hasta tal punto que somos nosotros mismos los que «diseñamos» el mapa, ya que, según desbloqueamos nuevas localizaciones, podremos elegir el lugar del mapa en el que lo ubicaremos.

De este modo, en todas las partidas, los primeros lugares que desbloquearemos serán nuestra casa y Dominia, un amigable pueblo en el que tendrán lugar los primeros eventos y muchos otros según vayamos jugando. Además, las mismas zonas podrán tener nuevas misiones aunque pensemos que nos la hemos pasado, ya que los PNJ se mueven constantemente entre las distintas zonas y nos los encontraremos cuando menos lo esperemos, según el día que vayamos a cierto lugar. Existe más de una veintena de sitios diferentes, por lo que la variedad de escenarios es también muy interesante.

Los elementales influyen en la trama de Legend of Mana

Sin embargo, este avance tan ramificado tiene una contra. Habrá veces que no tendremos claro adónde tenemos que ir para cumplir una misión, o nos desconectaremos de las tramas más importantes mientras hacemos un montón de misiones secundarias que quizá encontremos primero. De todos modos, este sistema de avance ha envejecido mucho mejor que el de combates, que es impreciso, lento y muy obtuso. Los combates son imprescindibles para subir de nivel, pero cuando estamos a un nivel equilibrado, agradecemos el poder desactivar los combates en «opciones» para agilizar el tránsito por algunas rutas con muchos monstruos y bestias. Gracias.

¿Cómo prefieres prepararte para la aventura?

Acabamos de mencionar que el desempeño en los combates es complicado y tosco, a diferencia de muchos otros elementos mejor implementados en Legend of Mana. De hecho, todo lo que hay alrededor de las luchas está muy bien llevado, pese a su paleozoica ejecución. A la hora de combatir, podremos asignarnos distintas habilidades a los botones, contamos con una aceptable gama de armas para nuestros ataques básicos, podemos equiparnos distintas armaduras para nuestra defensa, y podemos hacer que algún PNJ y una mascota nos ayuden en las peleas.

Vamos por partes. Respecto a las habilidades, se trata de elementos muy importantes que pueden cambiar el curso de una batalla complicada. Variarán en función a las armas e instrumentos mágicos que tengamos, por lo que merece la pena ser muy selectivo para obtener lo que mejor se adapte a nuestro estilo de combate. En cuanto a la defensa, contaremos con tres ranuras en las que podremos equiparnos diversos objetos que nos aumenten la defensa.

Boss de Legend of Mana

Y respecto a nuestros acompañantes, en el caso del PNJ, contaremos con unos cuantos posibles candidatos desperdigados por el mapa. Si los encontramos, podemos pedirles que se unan a nosotros para luchar, cosa que muchas veces nos hace desbloquear misiones nuevas con el personaje que nos sigue. En lo referido al rol de mascota, sin embargo, podremos hacer que un golem o un monstruo adiestrado nos siga a todas partes para ayudarnos en combate, aunque no suelen ser tan fuertes como los PNJ, a no ser que los mejoremos a conciencia.

Además de todo esto, contamos con una fábrica detrás de nuestra casa que irá desbloqueando gradualmente hasta tres secciones. En esta fábrica, podremos crear instrumentos mágicos, armas, armaduras y gólems. Excepto los gólems, todos los demás objetos podremos conseguirlos en tiendas tras pagar generosamente por ellos, pero si utilizamos los objetos y minerales que recogemos durante nuestra partida, también podremos fabricar objetos muy útiles y poderosos. Para el golem, sin embargo, lo que hará falta es aprender cómo se fabrica gracias a un meticuloso manual, antes de pensar en los materiales de creación.

Personajes únicos y llenos de carisma

Entramos probablemente en la parte más adorada por la mayoría de fans de Legend of Mana, y con razón. El alma de este juego está en la historia construida por todos y cada uno de sus personajes. Detallaremos lo menos posible para no arruinar la experiencia de nadie, pero sí podemos decir que es difícil no empatizar con las vivencias de alguno de ellos o con la evolución de los acontecimientos. Los personajes derrochan personalidad y tienen unos diseños de fantasía que nos hacen pensar en la imaginación de las obras de Studio Ghibli.

Pitonisa de Legend of Mana

Un conejo comerciante, un joven guerrero, un ratón detective con muy malos humos, un mono malabarista, un pelícano cartero, una pitonisa que nos da pistas para nuestras misiones… podemos encontrar decenas de personajes antropomorfos que se relacionan con personajes humanos y que llevan una vida totalmente normal y tranquila, aunque de vez en cuando pasen cosas. De hecho, a raíz del desarrollo no lineal del juego, muchos personajes secundarios brillan con luz propia en ciertos momentos de nuestra partida, haciéndonos dejar a veces en segundo plano algunas de las tramas principales del juego.

La evolución de los acontecimientos, además, también puede hacer variar su comportamiento o su forma de ser. También pueden cambiar de lugar según el elemental que predomine cada día. Que los personajes puedan variar tanto de lugar como de estado de ánimo, unido a que se les pueden activar misiones secundarias cuando menos lo esperamos, nos hace sentir que estos personajes están completamente vivos. Y eso no lo logran muchos juegos veinte años después, aunque vayan modelados en 3D con gráficos 4k y ray-tracing.

Legend of Mana tiene poco de remaster, pero mucho de nostalgia

Siendo sinceros, la verdad es que esta nueva versión de Legend of Mana tiene muy poco de remaster. Casi nada, de hecho. Las diferencias las encontramos en una sobresaliente traducción al castellano, en el formato 16:9, en la banda sonora, que se ha revisado y se ha mejorado en calidad, y en que los escenarios sustituyen el pixelart por un arte lineal más limpio y nítido. Los menús y los sprites siguen prácticamente iguales, más allá de algún ligero cambio de tonos. Los combates, con lo regular que se manejan, poco o nada se diferencian con los de Playstation.

Legend of Mana

Sin embargo, se trata de un juego que no necesitaba muchos cambios. Probablemente podría funcionar bien una versión como la de Trials of Mana del año pasado, pero esta versión de Legend of Mana es ideal para toda persona que desee adentrarse en las raíces de una saga que lleva ya muchos años entre nosotros. De entre las personas que ya probasen la antigua versión de este título, lo más seguro es que la mayor parte regrese por la historia y sus carismáticos personajes.

Gráficamente no destaca, y tampoco son atractivas la multitud de transiciones entre pantallas que servían para no freír la Playstation en su día, pero su banda sonora, sin embargo, está llena de piezas magníficas. Están llenas de ritmo, fantasía, epicidad, o lo que cada escena nos pida. Algunas de estas melodías, como la del puerto, es difícil que salgan de nuestra cabeza. El trabajo de esta parte del remaster es encomiable. También lo es su traducción, que está llena de expresiones coloquiales que jamás sería capaz de poner un traductor automático. Disfrutar de diálogos muy bien llevados gracias a la impecable traducción de este título es siempre algo a señalar positivamente.

Así las cosas, Legend of Mana es una concatenación de elementos RPG que, a pesar de su extraña mezcla, dejan un sabor de boca muy bueno. Las primeras horas pueden ser desconcertantes para un jugador nuevo, pero una vez se entiende la dinámica del juego, todo va sobre ruedas. También hay ocasiones en las que resolver ciertas misiones se vuelve una odisea hasta que averiguamos cómo hacerlo. Sin embargo, eso se perdona por el simple hecho de que casi todas las misiones, primarias o secundarias, alumbran nuestro corazón con grandes historias, terribles tragedias, o simplemente anécdotas hilarantes.

▪ Fecha de lanzamiento: 24/06/2021

Daniel García

Creo en la cultura como medio constructivo, de evasión, o simplemente, de entretenimiento. Libros, series, películas, videojuegos, todos valen para seguir creciendo.
Cerrar