Análisis de Mass Effect: Legendary Edition – La mejor versión de una saga legendaria

Analizamos Mass Effect: Legendary Edition, el pack que trae remasterizados los 3 juegos de la trilogía de Shepard.

Hacer un análisis de un remaster es bastante complicado, hacer un análisis de 3 remasters es lo más cercano a una pesadilla que un redactor puede tener pero si esos 3 juegos pertenecen a la saga Mass Effect uno hace lo que sea. El caso es que he debatido bastante durante estos últimos días en cómo enfocar este análisis de Mass Effect: Legendary Edition. ¿El resultado? Lo tenéis a continuación. Así pues, bienvenidos todos al análisis de Mass Effect: Legendary Edition en AlfaBetaJuega.

Muchos son los jugadores que cayeron en las redes de Mass Effect en la generación de Xbox 360 y PS3, donde descubrieron una saga única, una Opera Espacial que llevaba a un grupo de humanos y aliens a través de la Vía Láctea, aterrizando en planetas y estaciones espaciales de todo tipo, donde las culturas de cada especie y su lore estaba cuidado al mínimo detalle.

Una Ópera Espacial única

BioWare nos trajo una ventana mediante nuestras consolas hacia una temática que sólo habíamos podido disfrutar a lo grande en cine, televisión o novelas. Las capacidades de las consolas de nueva generación permitían que la escala de Mass Effect no se limitase a un planeta, ni a nuestro sistema solar, incluso ni a los cúmulos. Íbamos a explorar nuestra galaxia.

Análisis de Mass Effect: Legendary Edition
Así comienza una aventura de leyenda

Obviamente no voy a hacer un análisis propio de cada juego, ni a contaros las muchas virtudes individuales de una saga que me fascina, más que nada porque acabaría con un texto más cercano a un libro que a un análisis y también porque estoy seguro de que si estáis aquí es por saber cuánto de remaster hay en Mass Effect: Legendary Edition. Aun así, y si no conocéis las maravillas de la saga Mass Effect, mi recomendación es que empecéis a jugarla cuanto antes y gracias a este remaster no tenéis excusa.

Mass Effect

Bueno, vayamos por partes. El primer Mass Effect, un juego de 2007 que pese a contar con una trama y ambientación sublimes que arrastraba un apartado técnico que rápidamente se volvió obsoleto, es el juego que más se ha beneficiado de este remaster. Aun así, hay que recalcar que estamos ante un remaster, por lo que se han utilizado los assets originales y se ha trabajado con esa base, por lo que sigue habiendo cosas que nos recuerdan que estamos ante un juego con más de 13 años.

Análisis de Mass Effect: Legendary Edition
Nada más llegar a Eden Prime somos conscientes de lo mucho que ha mejorado Mass Effect

Si os soy sincero, la mejor manera de definir lo que ha hecho Bioware con esta edición Legendaria de Mass Effect sería decir que «es tal y cómo lo recordamos». Me explico, la memoria juega malas pasadas y si os ponéis el Mass Effect original en vuestras PS3 o Xbox (mediante retrocompatibilidad) seguramente se os caigan los ojos. Estamos ante un juego borroso, con gráficos bastante limitados y un rendimiento pobre. La edición Legendaria de Mass Effect representa nuestra idílica concepción de como recordábamos Mass Effect, es el cómo hemos intentado visualizar con cariño ese juego que ni por asomo se veía y jugaba igual de bien de lo que nuestra memoria nos decía.

La verdad es que el trabajo hecho en el Mass Effect original es encomiable. Se le ha dado una lavado de cara completo a un juego con muchos años a sus espaldas, donde destacan los modelados y las texturas, con unos resultados ultra nítidos y que dan la sensación de ser, ciertamente, una versión actualizada de Mass Effect.

Análisis de Mass Effect: Legendary Edition
La primera vez que ves la Ciudadela es un momento grabado a fuego en los recuerdos de los fans

Lo que se ha conseguido con este remaster es conservar la esencia al completo de Mass Effect. Se ha retocado por completo su apartado gráfico, pero nada desentona, nada parece «añadido», es un todo, un conjunto mejorado de lo que era el juego. Ya os digo, es difícil hablar de un remaster cuando donde nos centramos principalmente es en el apartado gráfico y como dice el dicho «una imagen vale más que mil palabras». Así que por mucho que os deje mis impresiones aquí, hasta que no veáis el juego en movimiento no comprendéis el tremendo trabajo realizado.

El caso es que sí, no hay que sufrir porque no sea un remaster a la altura. El apartado gráfico de Mass Effect: Legendary Edition es genial y sin duda podría pasar por un juego de PS4 y Xbox One en 2020. Por si esto fuese poco, los gráficos no han sido los únicos aspectos que se han retocado. La jugabilidad ha sido mejorada de gran manera pero conservando sus peculiaridades: no hay un botón para engancharse a una cobertura (tenemos que aproximarnos y empujar el stick para que Shepard se cubra con algo), podemos agacharnos para mejorar la puntería, las armas no cuentan con munición sino que funcionan con energía que hace que se sobrecalienten si disparamos sin parar…

Lo dicho, en Mass Effect: Legendary Edition os encontraréis todo lo que era el Mass Effect original, pero mejorado a nivel gráfico y retocado lo justo y necesario para pulir la experiencia del juego original, pero solo eso. No se ha cambiado nada, no se ha adaptado el estilo de juego a las otras dos entregas, no se ha modificado ningún aspecto del menú, forma de asignar puntos de habilidad, maneras de explorar… Nada, es la experiencia tal y como la recordábamos, pero adaptada a la actualidad. Y eso, lectores míos, es a todo lo que debería aspirar un remaster de un juego con más de 10 años a sus espaldas.

Análisis de Mass Effect: Legendary Edition
El Mako, nuestro mejor amigo-enemigo

La edición Legendaria de Mass Effect es un remaster hecho por gente que adora la saga, que sabía lo que estaba haciendo con esta nueva versión y que quería mantener intacta la esencia del juego pero modernizando todo lo posible, sin que nada de eso cambie la sensación del juego. Y por último: sí, conducir el Mako sigue siendo todo un desafío.

Análisis de Mass Effect: Legendary Edition
Wrex

Mass Effect 2 y 3

Pese a que la mayoría del trabajo de esta Mass Effect: Legendary Edition se ha realizado en el primer juego, las dos secuelas (lanzadas en 2010 y 2012) también se han visto beneficiadas. Las mejoras introducidas en estos dos títulos se limitan al apartado gráfico, pero con menos trabajo que en la primera entrega, ya que de por sí eran dos títulos que contaban con un apartado gráfico de lo más potente.

Análisis de Mass Effect: Legendary Edition
Mass Effect 2 introduce al Hombre Ilusorio, un personaje clave en toda la saga

Podría haber separado ambos títulos en diferentes secciones, pero es que las mejoras que encontraremos en la Edición Legendaria de Mass Effect 2 y Mass Effect 3 son las mismas. Se han añadido texturas a 4K, mejorada la resolución, iluminación y rendimiento. No estamos ante un simple port, ya que se ha trabajado mucho más allá de mejorar solamente la nitidez del juego y cómo rinde en consolas, pero al contar con una versión original mejor en lo técnico seguramente el trabajo de BioWare no ha tenido que ser tan intenso.

Aun así, debo reconocer que me ha sorprendido mucho el resultado gráfico en ambos juegos, ya que me esperaba que simplemente contarían con mejoras simples y me he topado con juegos que cumplen con lo que podemos esperar de un título que se lanza en 2021. Ambas entregas cuentan con un apartado gráfico cuidado, con texturas ultra nítidas tanto en personajes como en escenarios y una iluminación más trabajada, todo mientras mantienen sus propios tonos.

Análisis de Mass Effect: Legendary Edition
El salto gráfico en Mass Effect 2 se sigue notando

Justamente el tono era algo que también me preocupaba, ya que si habéis jugado a Mass Effect 2 seguramente lo recordéis como un juego «naranja». Desconozco el motivo, pero hay que reconocer que el diseño de ese juego tendía a tonos cálidos y lo diferenciaba de los tonos fríos de Mass Effect y Mass Effect 3. Ese estilo se ha mantenido en el remaster, al igual que los otros dos en sus respectivos juegos.

Por otro lado, las cinemáticas también han recibido una mejora de resolución, aunque no parece que hayan introducido retoques gráficos como a las del primer Mass Effect, cuyas escenas CGI se han modificado por completo añadiendo nuevos efectos y detalles.

Análisis de Mass Effect: Legendary Edition
Mass Effect Legendary Edition también cuenta con modo foto

La mejor versión de una de las mejores trilogías de la historia de los videojuegos

La trilogía de Mass Effect es una de las mejores sagas que podemos encontrar en el mundo de los videojuegos y esta Edición Legendaria nos trae de una forma actualizada cada uno de esos juegos. Además de todas las mejoras comentadas hay que mencionar también que todo el contenido extra lanzado se encuentra disponible y eso es importante, ya que tanto Mass Effect 2 como 3 cuentan con DLC vitales para la saga y que unen ambos juegos, aportan nuevos personajes, dan un final digno a la saga o ahondan en el lore de los Proteanos.

Los DLC de la historia están completamente integrados en el juego y podemos acceder a ellos como si fuese una misión más, por lo que si hay jugadores que nunca han jugado a Mass Effect ni siquiera notarán que es contenido extra añadido. Ya os digo, los DLC post-final de Mass Effect 2 y los de Mass Effect 3 son vitales para la trama y se agradece que no los hayan dejado atrás.

Análisis de Mass Effect: Legendary Edition
Es como estar en casa

Mass Effect es una trilogía que tiene en cuenta las decisiones que tomamos en los 3 juegos, por lo que podemos transferir no solo nuestro personaje sino sus decisiones de un juego a otro una vez terminemos las partidas. Si queréis probar los 3 juegos por separado, también se ofrece la posibilidad de escoger ciertas decisiones vitales a partir del cómic interactivo Mass Effect: Génesis, aunque os aseguro que no es igual de placentero ya que se siguen perdiendo decisiones secundarias.

Electronic Arts y BioWare nos traen una carta de amor a Mass Effect con Mass Effect: Legendary Edition, un ejemplo de como actualizar y remasterizar 3 juegos que ocupan un lugar especial en el corazón de millones de jugadores en todo el mundo, una saga que está en el Hall of Fame del mundo de los videojuegos. Muchos son los años que han pasado los jugadores pidiendo estos ansiados remasters y el resultado no podría ser mejor.

Daniel Villagrasa

Xboxer para unos, sonyer para otros, pero no veas lo que me gusta disfrutar de ambas plataformas. Jugando desde que tengo memoria y aprovechando a la mínima para deciros lo mucho que quiero a Hideo Kojima.
Cerrar