Análisis de NBA 2K21 – A la espera de la nueva temporada

Analizamos NBA 2K21, la entrega de la actual generación, a la espera de su nueva versión next gen.

NBA 2K21 ha optado por una medida que vamos a ver en otros juegos deportivos o incluso en juegos que se lanzan estas semanas y repetirán salida junto a las nuevas consolas con una versión dedicada. NBA 2K21 nos trae una propuesta continuista, pero que sirve para esperar con todavía más ganas si cabe la versión del juego en su nueva generación.

En este análisis de NBA 2K21 os hablaremos de la versión que hemos jugado en Xbox One X, que es la misma que en PlayStation 4 y PC, gracias al código recibido por 2K. Los que sois asiduos a la saga seguramente ya estaréis más que acostumbrados a lo que ofrece 2K y desde luego, si habéis echado multitud de horas a NBA 2K20, este NBA 2K21 no os traerá ningún tipo de sorpresa, más allá del polémico Pro Stick Shooting, uno de los temas más peliagudos de este análisis.

Si algo está bien, no lo toques

NBA 2K lleva muchos años siendo la saga deportiva de referencia en cuanto a calidad y valoración por parte de medios y usuarios. Demostrando que se pueden hacer juegos que mezclen conceptos arcade y simulación, con una presentación propia de los programas de televisión que se dedican a retransmitir los partidos de NBA, NBA 2K es una saga indispensable para los fans del deporte.

Análisis de NBA 2K21
NBA 2K21 cuenta con varias dedicatorias a la figura de Kobe Bryant

El mayor problema de NBA 2K llegó cuando aniquiló a su competencia, haciendo desaparecer a NBA Live y consiguiendo un monopolio de los juegos de baloncesto. Cuando no hay competencia, las compañías tienden a relajarse, algo que hemos visto en las últimas entregas y que se traslada por completo en NBA 2K21.

El núcleo del gameplay de NBA 2K21 es el mismo que hemos visto en toda esta generación, arrastrando todavía ciertos problemas en los movimientos, coberturas en defensa o el tiempo de respuesta al llevar a cabo ciertas acciones. Por todo lo demás… poco podemos achacar. Los partidos son vibrantes, las estrategias permiten a los más profesionales tirar de pizarra y la simulación de cansancio da un punto de dinámica esencial.

Análisis de NBA 2K21
NBA 2K21 sigue siendo el juego que más nos acerca la experiencia de la NBA

NBA no tiene por qué cambiar su gameplay, ya que este funciona a la perfección, pero la solución a ciertos pequeños fallos se echa de menos. También demuestra cierta falta de confianza en las novedddes lo sucedido con el Pro Stick, algo que trataremos a continuación.

Arriesgando, pero sin tocar aro

NBA 2K21 introdujo un polémico nuevo sistema de tiro llamado Pro Stick Shooting que convierte cualquier tiro en cualquier posición en un ejercicio de precisión. Da igual lo habilidoso que sea tu jugador, que siempre tendrás que estar atento a un medidor que varía según la posición, cobertura y la propia habilidad del jugador. Dominar los anteriores sistemas de tiro no servirá de nada, ya que aquí todos comenzamos de cero.

Este nuevo movimiento de tiro combina esa precisión con el stick con un movimiento lateral para ser todavía más exacto. Lo complicado del sistema hizo que sus desarrolladores reculasen y re-introdujeran el sistema clásico, con la opción de seleccionar el nuevo. Una medida que no solo denota falta de confianza en el nuevo sistema, sino que además demuestra que no era aquello que los desarrolladores querían incluir o al menos no ha tenido el resultado esperado.

Análisis de NBA 2K21
Ya podemos ser el bueno de Donic, que el nuevo sistema de tiro nos los pondrá bien difícil

Si quitamos el gran cambio jugable introducido en NBA 2K21 nos quedamos con el mismo juego del año pasado. Las animaciones, gráficos y modos de juego son los que estaban ya presentes. Entre todos ellos destaca MyCareer, que nos vuelve a ofrecer la experiencia definitiva de juego en solitario. En MyCareer nos creamos a nuestro propio jugador (que será utilizado para otros modos) y vivimos su ascenso desde el basket universitario al Hall of Fame de la NBA.

Diferentes opciones, poca innovación

El inicio de MyCareer nos da esa experiencia más guiada, con una propia historia y personajes involucrados, al superar el Draft nos encontramos con un calendario de partidos y entrenamientos, sin nada más. Esta táctica se lleva repitiendo varios años, haciendo que la experiencia cinemática sea una especie de prólogo a la experiencia final que es el día a día de partidos. No sabemos qué nos depara el juego de nueva generación, pero una historia continuada a lo largo de los años o una introducción algo diferente a lo visto hasta ahora desde luego revolucionarían el modo.

Análisis de NBA 2K21
Poner nuestro rostro a un jugador y verlo disputar partidos en la NBA sigue siendo un puntazo

Por otro lado tenemos MyTeam, el equivalente al Ultimate Team, en el que tenemos que comprar cartas de jugadores para hacernos con nuestro equipo soñado. Aunque hay algunos cambios presentes con el modo Mi Equipo Limitado, el modelo de juego sigue siendo el mismo, recayendo -al igual que MyCareer- en la utilización intensiva de las VC, la moneda virtual del juego.

Con MyGM tenemos una experiencia de juego en equipo a la vez que gestionando las finanzas y recursos de los equipos, en un modo de juego que lleva varios años en la misma situación. Por su parte, los modos online nos ofrecen una experiencia competitiva, ya sea mediante El Barrio y nuestro propio jugador o las ligas con diferentes equipos y temporadas.

Análisis de NBA 2K21
Si decidimos optar por los comentarios al castellano nos perderemos multitud de extras de la retransmisión

En cuanto al apartado sonoro, volvemos a contar con Sixto Miguel Serrano, Antoni Daimiel y Jorge Quiroga en los comentarios al castellano en nuestro juego, todo un acierto. El mayor problema, vuelve a ser, que al seleccionar los comentarios a nuestro idioma nos perdemos extras como las entrevistas a pie de pista, declaraciones de los jugadores o el pre-show y show de mitad de tiempo, unos añadidos que hacen que jugar un partido de la NBA sea como verlo desde casa y que solo se pueden disfrutar con el juego al inglés.

Una experiencia continuista que deja con ganas de más

NBA 2K21 no es un mal juego, pero sí se trata de un título que no tiene ningún aliciente en la actual generación más allá de una actualización de plantillas que todavía está por producirse debido al retraso en el calendario en la NBA. Al igual que con el baloncesto del mundo real, con NBA 2K21 estamos viviendo una prolongación de la temporada de 2020 sin ninguna novedad aparente.

Análisis de NBA 2K21
El apartado gráfico no es uno de los problemas de NBA 2K21

La esperanza, eso sí, reside en la entrega que llegará junto a la nueva generación de consolas y que promete un cambio radical, ya que está hecho de 0 para Xbox Series X y S y PlayStation 5, una situación que más o menos vivimos con NBA 2K14. Solo nos queda esperar que Visual Concepts y 2K Sports lancen un juego que sí nos haga pensar que han innovado o que no estamos ante el mismo producto del año pasado.

Daniel Villagrasa

Xboxer para unos, sonyer para otros, pero no veas lo que me gusta disfrutar de ambas plataformas. Jugando desde que tengo memoria y aprovechando a la mínima para deciros lo mucho que quiero a Hideo Kojima.
Cerrar