Análisis de No More Heroes III – Una katana láser contra el universo

Travis Touchdown regresa a lo grande con esta tercera entrega de la trama principal.

La perfección en los videojuegos, como en la vida misma, no existe. Aunque hay títulos que son capaces de acercarse a la excelencia. Han pasado muchos años desde que la saga de No More Heroes estrenó su último videojuego del arco principal. Sin embargo, toda espera merece la pena si, aunque pasen diez años, nos traen títulos de este calibre. Hoy os mostramos el análisis de No More Heroes III, así que llega el momento de sacar la katana láser y, literalmente, no dejar títere con cabeza en el jardín de la locura.

No More Heroes III es un juego desarrollado y distribuido por Grasshoper Manufacture, estudio del aclamado Goichi Suda, conocido popularmente por su exitosa carrera profesional en el diseño de videojuegos y sus ideas innovadoras. Este título, uno de los muchos damnificados por la pandemia, estaba previsto que llegase al mercado en el año 2020, pero la situación obligó a modificar la fecha de estreno al 27 de agosto de 2021. Cuando se reveló esta entrega, a pesar del tiempo transcurrido, hubo pocas dudas respecto a las posibilidades de esta entrega, y podemos decir que no solamente alcanza las expectativas, sino que las supera.

Existen multitud de aspectos en esta entrega que debemos destacar. Como podíamos esperar de este videojuego del género RPG de acción hack’n slash, los controles básicos se mantienen bastante intactos respecto a las entregas anteriores, donde los combates también eran uno de los elementos centrales, tanto a nivel de trama como de mecánicas. La historia es una verdadera joya además y, aunque su mundo abierto palidece frente al resto de elementos del juego, se nota que cada punto del juego está pensado a propósito.

No More Heroes III

Proteger el mundo de las garras del todopoderoso FU

Empezaremos por la historia, y comenzaremos con muy buen pie. Si hay algo que brilla con luz propia en No More Heroes III, es la historia que se ha construido alrededor de este título para justificar una entrega diez años después. Nos encontramos con muchos giros de guion inesperados, momentos espectaculares y emotivos, y a un personaje antagonista colmado de carisma y magnetismo. Se disfruta cada minuto de escena que tiene FU en esta entrega y está a la altura de la personalidad de Travis.

En cuanto a los acontecimientos en sí, el juego empieza con un prólogo para ponernos en contexto. Nos muestran imágenes de la infancia de Damon, un niño que, al ver un fogonazo en el cielo, se acercó al bosque para encontrar a un infantil FU malherido tras el accidente de su nave. Damon decide cuidarlo y protegerlo hasta que se pudiera marchar a su planeta de origen sin saber que, cuando volviera 20 años más tarde, lo haría para hacerse con el control de la Tierra.

No hay que preocuparse, no haremos spoilers, y lo detallado en el párrafo anterior ya lo pudimos ver hace mucho tiempo en los primeros tráileres. Pero, para ir resumiendo, podemos decir que es en este momento en el que Travis Touchdown toma cartas en el asunto para impedir que FU y el resto de su séquito se hagan con el planeta. Para ello, tendremos que eliminarlos uno a uno con nuestra katana láser.

Un detalle a tener en cuenta, además, es que nos encontraremos con varias caras familiares de entregas anteriores. Este título se puede jugar sin mayor problema como entrada a la saga, pero también hay momentos que cambian por completo si conocemos la historia que hay detrás de Travis con estos personajes en cuestión. Una combinación perfecta de guiños a la saga en una historia totalmente nueva, fascinante y espectacular.

No More Heroes 3

Lucha al máximo con todas tus armas

Uno de los elementos que más especial hace a No More Heroes III, además de su magnífica historia, es su funcionamiento en combate. El juego conserva la mayoría de elementos de sus antecesores, pero en este caso destacan ciertos sistemas que nos darán más posibilidades de vencer en combates en inferioridad. Además de los golpes rápidos o contundentes de la katana láser, o las llaves mortales, debutará en la saga principal el Death Glove, un complemento extraido de Travis Strikes Again. Gracias a él, contaremos con cuatro habilidades que se refrescarán cada vez que las usemos: una patada contundente tras teletransportarnos frente al enemigo, un ralentizador del tiempo en un área concreta, una fuerte torreta que también cubre un área de acción, o el poder de lanzar a alguien por los aires.

El combate seguirá teniendo también mecánicas típicas de las entregas anteriores, como la batería de nuestra katana láser o nuestro indicador de tensión, que potenciará nuestros ataques si damos muchos golpes y recibimos pocos. Eso sí, contamos con otro añadido que le aporta grandes sorpresas al combate: el Slash Reel, que nos dará desde monedas extra hasta una armadura mecha con la que haremos trizas a cualquier enemigo que se nos ponga delante. También destacan potenciadores como el modo Mustang, que potencia el rendimiento físico con puñetazos más veloces, o las manos calientes, que nos permiten hacer llaves sin esperar a que el enemigo se quede aturdido.

Por cierto, el juego nos incentiva desde el primer momento a que, cuando juguemos en el modo dock de la Nintendo Switch, desanclemos los joycons para disfrutar de una experiencia más inmersiva en combate. Por ejemplo, cuando nos aparece el combo direccional de la katana, en vez de mover los joysticks, podemos seguir el movimiento real de la hoja para asestar un tajo, invisible en la vida real, pero letal para muchos de nuestros enemigos dentro del videojuego.

Otro elemento importante es el de la fabricación de chips. Mientras cumplimos misiones, tanto primarias como secundarias, recibiremos multitud de elementos de crafteo que formarán parte de este apartado. En nuestra guarida, además de subir nuestras cualidades de nivel, podremos implantar hasta tres chips de mejora en nuestro Death Glove. Estos chips nos ofrecen desde reequilibrios de daño de nuestros ataques rápido y potente hasta bonificaciones de defensa para cuando nos quede poca salud. Hay decenas de chips posibles para craftear, por lo que podremos escoger las que más se adapten a nuestro estilo de combate.

No More Heroes III

Estéticamente inconfundible, pero pobre en mundo abierto

Dejemos claro que los gráficos en No More Heroes III no son lo importante. La experiencia inmersiva de este título no la trae su aspecto visual, sino el trepidante ritmo de sus peleas. Sin embargo, cuando los combates no están y ampliamos miramos a nuestro alrededor, nos damos cuenta de que el mapa del mundo abierto es algo pobre. El título brilla mucho en escenarios cerrados, pero cuando vamos pululando por las ciudades no pasa lo mismo. Y lo dicho, no es importante en un título de este tipo, pero el contraste se nota demasiado entre un escenario interior y el mundo abierto.

Como hemos dicho, el mundo abierto tiene ciertos problemillas, también arrastrados en parte por el límite de potencia que permite la consola híbrida. Nos encontramos con una distancia de trazado muy, muy corta que empaña un poco la experiencia en mundo abierto. Cuando llegamos a cierto punto, nos acostumbramos al rendimiento, escasez de NPC’s, resolución y texturas que este título nos deja ver en el mapa principal. Es posible que con parches post lanzamiento se pueda mejorar ese aspecto que, aunque no tiene especial relevancia, contrasta con el excelente trabajo de todo lo demás en No More Heroes III.

Eso sí, cada escenario cerrado es una obra magnífica. Las texturas funcionan a la perfección, la fluidez y estabilidad de frames por segundo está mejor llevada, y las peleas son mucho más vistosas. Que el aspecto visual esté así de trabajado en los escenarios cerrados que, predominantemente, son de combate, ayuda muchísimo a que esas carencias del entorno abierto se puedan pasar por alto. Además, la personalidad de la saga sigue intacta en cuanto al aspecto más artístico.

No More Heroes 3

Mil tareas que hacer en Santa Destroy y sus alrededores

Obviamente, el objetivo principal del juego es vencer a FU y a todo su séquito, pero hay gente a la que le gusta disfrutar de las con más calma. Mientras que el juego puede durar unas 12-14 horas yendo más a piñón, el juego se va por encima de las 30 horas en cuanto le dediquemos un buen tiempo a la legión de misiones y objetivos secundarios que tenemos.

Estas misiones secundarias, más allá de alargar el juego, tienen dos objetivos: nos sirven para ganar dinero, crucial en el avance de la historia para participar en los combates, y también para recibir experiencia, la cual podemos destinar a atributos como la salud, el ataque, la batería de la katana láser, la velocidad de refresco de nuestro Death Glove, o el desbloqueo de nuevos movimientos de combate. Esto es importante para no quedarnos atascados en el juego por enfrentarnos a un boss muy por encima de nuestro nivel. Todo héroe necesita estar bien entrenado para cuando llegue la catástrofe.

Las misiones secundarias que hallamos son de muchos tipos y dificultades. Los hay de simples retos a cumplir a cambio de recibir prendas de vestir intercambiables, pero también contaremos con minijuegos como cortar el césped, limpiar la basura de ríos y estanques, atacar a cañonazos a los cocodrilos, cazar escorpiones para obtener materiales de crafteo, recuperar a los gatitos perdidos de Jeane… contamos con una enorme variedad de misiones que enriquecen el mapa de No More Heroes III.

No More Heroes III

Conclusiones

Podemos decir bien claro que No More Heroes III es uno de los estrenos más importantes del verano en Nintendo Switch. Cuenta con un combate tan ameno como adictivo, una variedad increíble de misiones secundarias y una historia espectacular que hará vibrar tanto a los viejos fans como a los que lleguen con esta entrega. No More Heroes III ya está a la venta y, ahora, podemos desatar el jardín de la locura sobre esos invasores del espacio.

No cabe la menor duda de que Travis Touchdown no ha perdido carisma. Es capaz de acaparar la pantalla en todas las escenas en las que aparece y, en este caso, con un rival de la talla de FU, la lucha de egos es más que evidente. Cada una de las roturas de la cuarta pared de Travis hacen de este videojuego un caramelo bien dulce para propios y extraños. Las referencias culturales, los intangibles de ciertas pantallas, la intro y ending de cada «episodio»… ¡No More Heroes lo ha vuelto a hacer!

Daniel García

Creo en la cultura como medio constructivo, de evasión, o simplemente, de entretenimiento. Libros, series, películas, videojuegos, todos valen para seguir creciendo.
Cerrar