Análisis de Pokémon Espada/Escudo: La isla de la armadura – Armando un juego muy completo

La primera expansión de la octava generación provoca muy buenas sensaciones.

Pokémon Espada y Pokémon Escudo iniciaron un camino de transición a lo que sería el sueño de muchos: un Pokémon de mundo abierto. El Área Silvestre de Galar supuso un paso adelante muy interesante y que sentaba las bases de lo que será el futuro de la franquicia. Game Freak anunció hace unos meses que en esta ocasión se prescindiría de terceras ediciones o secuelas directas, ofreciendo una estrategia completamente nueva con dos expansiones: La Isla de la Armadura y Las Nieves de la Corona.

Pues la primera de ellas ya ha llegado. Desde el pasado 17 de junio, la Isla de la Armadura está disponible en Pokémon Espada y Pokémon Escudo, ofreciendo un nuevo terreno por explorar, una considerable ampliación de la Pokédex y un anticipo de lo que llegará en otoño con Nieves de la Corona, el segundo pack de expansión que incluirá novedades tan interesantes como multitud de Pokémon legendarios o formas Galar del trío de pájaros de Kanto. Este primer anticipo es bastante satisfactorio.

Entrenamiento en el dojo y Kubfu como gran protagonista

La Isla de la Armadura permite disfrutar de unas 3-4 horas más de contenido situado en este nuevo emplazamiento al este de la región de Galar. En esta ocasión hay que completar el entrenamiento en el dojo de batalla, donde hay que combatir con otros aprendices, aunque principalmente se trata de una competición contra Dreo (en la edición Escudo que hemos podido probar). Para ello, hay que realizar varias pruebas como vencer a unos Slowpoke de Galar o encontrar un tipo de setas concretas, entre otras cosas. Como contenido narrativo no es nada excepcional, pero sirve de introducción para lo más interesante de esta primera expansión.

Y es que al completar el entrenamiento, se te premiará con un nuevo Pokémon: Kubfu. Este pequeñín es el gran protagonista de La Isla de la Armadura y tendrás que entrenarlo para poder acceder a una de las dos torres donde recibirá un tratamiento especial para definir de qué tipo será su evolución Urshifu: agua o siniestro. Si eliges la torre azul será del primer tipo y si eliges la roja, del segundo. No obstante, previamente has de compartir vivencias con él y ganarte su confianza, además de subirlo de nivel como mínimo hasta el 70 para completar su entrenamiento.

Otra de las grandes particularidades de esta expansión es que el nivel de los Pokémon se ajusta al que lleves hasta un máximo de 60, tanto en relación a los salvajes como a los de los otros entrenadores (aunque no hay demasiados enfrentamientos). Con ello, si superaste el juego base y cuentas con Pokémon a nivel 100, te resultará un auténtico paseo.

Un mapa repleto de posibilidades:un Área Silvestre a mayor escala

isla armadura
La Isla de la Armadura cuenta con entornos amplios y muy variados

Lo que más sorprende de La Isla de la Armadura es que se ha trasladado la esencia del Área Silvestre a la totalidad del nuevo terreno. Sin duda, es un anticipo estupendo para lo que podría ser una novena generación definida en su totalidad por ese concepto y, especialmente, en lo que puede ser un terreno más amplio como el que se intuye de Nieves de la Corona. La variedad de entornos en este sentido es bastante satisfactoria, contando con amplios mares, bosques frondosos, humedales, cuevas e incluso una porción de desierto. Lo cierto es que el equipo de desarrollo se ha esmerado bastante en este sentido.

La idea principal es la de eliminar las rutas y las transiciones entre escenarios son bastante ágiles, con lo que le sienta realmente bien. Todo está completamente conectado en La isla de la armadura y es algo que resulta muy interesante en relación a lo que se había visto anteriormente en la saga. Además, también se han incluido algunos retos interesantes para aumentar sus posibilidades, como encontrar 151 Diglett de Alola, obteniendo así todas las versiones alternativas de dicha región. Por otro lado, dada la riqueza y la amplitud del entorno, también se ha incluido la posibilidad de que el primer Pokémon de tu equipo te siga fuera de su pokéball, algo muy demandado por la comunidad.

Pokémon a gogó: nuevas adiciones para seguir completando la Pokédex

tauros isla armadura
La Pokédex nacional se sigue complentando

Pero uno de los asuntos que más se esperaba de esta expansión era la ampliación de la Pokédex con Pokémon de otras generaciones que estuvieran disponibles. La Isla de la Armadura no decepciona en este sentido, incluyendo un total de 115 nuevos Pokémon, a pesar de que la Pokédex de la zona dispone de 210. Esto se debe a que algunos de los Pokémon repiten en el terreno, algo que no se entiende, aunque suponemos que se debe a ofrecer más variedad en los entornos y no disponer únicamente de dos o tres Pokémon en cada zona. Con ello, la totalidad de Pokémon que se han incluso en Espada y Escudo asciende hasta lo más de 500.

Además, en esta ocasión se ha incluido una función nueva y de lo más interesante: hay una chica que a cambio de vatios te permite obtener la entrada de la Pokédex de nuevos Pokémon, de modo que sepas su localización exacta y el clima en el que aparece. De este modo, si no encuentras algún Pokémon en concreto puedes acudir a ella para resolver todas tus dudas.

Un nuevo paso hacia un juego muy completo

kubfu isla armadura
Kubfu es el nuevo Pokémon legendario de Isla de la Armadura

A modo de conclusión, La Isla de la Armadura se presta como un complemento ideal para Pokémon Espada y Pokémon Escudo y que empieza a definir lo que puede ser un producto realmente completo cuando finalice el desarrollo de Las Nieves de la Corona. La octava generación comenzó como un proceso de transición hacia una nueva etapa y ya se está afianzando por completo en una dinámica que resulta muy prometedora y que no para de incluir nuevas opciones realmente interesantes. La fórmula al completo la obtendremos en otoño de este mismo año, pero si se sigue esta misma línea, todo apunta a que será un éxito y un paso adelante brutal para la franquicia en Nintendo Switch.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar