Análisis de Project Zero: Maiden of Black Water – El más allá te reclama

Una de las sagas por excelencia del terror japones ha regresado.

Tras poder celebrar Halloween en la mejor (o peor) compañía posible, rodeada de naturaleza y fantasmas, os traemos nuestro análisis de Project Zero: Maiden of Black Water. Una saga también conocida como Fatal Frame, con un bagaje de muchos años trayéndonos diferentes entregas, todas ellas bebiendo del más profundo terror japones, dejando atrás esas escenas que nos tienen acostumbrados en las películas americanas de terror y apostando más por un terror psicológico, misterio y con escenas que te dejarán preguntándote «¿qué está ocurriendo aquí?»

Project Zero: Maiden of Black Water originalmente fue lanzado el 29 de julio de 2014 para Wii U y este mismo año durante el E3 2021 Koei Tecmo se anunció la remasterización para PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X/S, Nintendo Switch y PC. Hoy os traemos el análisis de dicho remaster… ¿Te atreverías a subir a la montaña?

No podrás dejar esta montaña

Tres personajes a priori no relacionados, pero que se unirán en un mismo punto, la montaña Hikami. Una montaña que antaño era un lugar de culto donde la gente realizaba diferentes rituales y numerosos sacrificios, actualmente se considera un lugar de turismo, pero que tiene un famoso rumor. La gente va allí a suicidarse. ¿A quién no le va a apetecer subir a la montaña?

Los protagonistas son: Miu Hinasaki, Yuri Kozukata y Ren Hojo. Cada uno de estos recorrerán diferentes zonas de la montaña, pero todos con una misión en común: encontrar a alguien. Miu Hinasaki recorre la montaña en búsqueda de su madre y queda atrapada en ella, Yuri Kozukata junto a su maestra se adentran en este peligroso lugar para encontrar a diferentes personas que han sido desaparecidas y, por último, tenemos a Ren Hojo que junto a su aprendiz buscarán el sentido a sus pesadillas, buscando a su amigo y descubriendo qué ocurrió realmente cuando era pequeño.

La historia de Project Zero: Maiden of Black Water se nos cuenta a través de capítulos, aunque también cuenta con algunos interludios que serán más cortos que los capítulos en sí, cada uno de estos capítulos estará protagonizado por alguno de los protagonistas. La duración de cada uno de estos capítulos puede ser de alrededor de una hora, pero claro ya depende de la maestría de cada jugador al resolver los puzzles y lo que exploréis.

¿Quieres
¿Quieres jugar a un juego?

Persigue tus instintos

Como hemos mencionado anteriormente nuestro principal escenario será la montaña Hikami y donde más tiempo pasaremos. Iremos explorando diferentes mapas, en ellos encontraremos diferentes objetos y claro está, almas en pena esperando a darnos una calurosa bienvenida. Podremos andar despacio o correr junto a nuestra linterna, ya que como buen juego de terror la mayor parte del tiempo será de noche. A veces, nos tocará huir de algunos espíritus y el entorno no nos lo pondrá fácil, por ejemplo, cuando nos encontremos en el agua ya que nos moveremos mucho más lento.

Los objetos que iremos encontrando son básicamente carretes de fotografías, hay diferentes tipos de mejor y peor calidad, medicinas y objetos para poder secarnos. Sí, nuestros personajes se toparán con un elemento muy importante en este juego, el agua negra, cuyo nombre se debe a que los sacrificios eran enviados rio abajo en esta montaña.

El agua, valga la redundancia, nos mojará y esto será un grave problema para nosotros ya que estaremos más expuestos a los espíritus y les será más fácil atraparnos. Cuando encontramos estos objetos hay un pequeño minijuego que se repite aleatoriamente, el brazo de un espíritu puede atraparnos si no nos damos cuenta, esto se hace a través de la acción «tocar» que nos hará presionar el botón del mando hasta que se acerque al objeto para recogerlo, pero si aparece ese brazo deberemos de soltarlo rápidamente y así librarnos del agarre. No tendremos ni un minuto de tranquilidad en este juego, más nos vale tener todos nuestros sentidos agudizados si no queremos unirnos al rio.

No
No sabes por dónde te van a salir

El juego en este tipo de acciones se pasa de «dramático», me explico, cualquier acción que hagamos ya sea desde abrir una puerta hasta recoger un objeto se hace pesado, por la intensidad que quiere trasmitir, todo ocurre a cámara lenta y esto puede estar bien en unas contadas ocasiones, pero cuando queremos ir de un lado al otro, pasando por numerosas puertas, puede resultar tedioso.

Mientras investigamos estas desapariciones podremos encontrarnos con los fantasmas de los desaparecidos, a modo de rastreo podremos seguirlos y estos nos llevarán hasta su paradero, deberemos de sacarles una fotografía para así conseguir más puntos que podremos invertirlos en mejorar nuestra cámara o en comprar diferentes atuendos y accesorios, hay diferentes atuendos de otros personajes de entregas anteriores, asique si sois fans de estas entregas, podréis vestir a nuestros protagonistas con esos trajes icónicos.

Serás
Serás el mejor fotógrafo después de este juego

Cheese!

¿Nuestra arma? La cámara Obscura, con ella podremos mandar estas almas perdidas al más allá y conseguir que descansen en paz. En la versión de PS5 que hemos jugado, podemos mover y girar el mando y el sensor de movimiento captará estos movimientos para así replicarlos en la cámara del juego, tal como ocurría en Wii U. Podremos debilitar a estos fantasmas atizándoles golpes si cuadramos sus debilidades en nuestro enfoque, si conseguimos captar hasta cinco elementos en nuestra mira, el fantasma recibirá un golpe crítico. También influirá el tipo de carrete en el daño y en el tiempo de espera entre foto y foto, lo que nos dejará más o menos expuestos. Los fantasmas no se quedarán sin hacer nada, ellos también nos atacarán, si esperamos al momento justo, nosotros podremos contratacarles para así activar lo que se llama Fatal Frame, momento en el que podremos tomar varias fotos sin tener que recargar ni gastar carrete durante un breve lapso de tiempo y así realizar un gran daño. Si nuestra cámara no está lista, podremos optar por esquivar el ataque. Además, podemos equipar nuestra cámara con determinadas lentes intercambiables que iremos encontrando y que tienen diversos efectos como curarnos cuando infligimos daño o potenciar nuestros ataques.

Una vez derrotemos a estos enemigos, deberemos de darnos prisa para tocarles antes de que desaparezcan, esto es opcional, pero si conseguimos hacerlo recibiremos puntos extra y se nos mostrará un vídeo en blanco y negro como si de una película antigua se tratase con las escenas del momento de su muerte. Todas estas escenas son más que recomendables que intentéis no dejarlas pasar, son realmente buenas y muy perturbadoras, aquí es donde vemos la faceta más terrorífica del juego. El sistema de combate puede resultar frustrante cuando estamos en lugares estrechos, rodeados por varios fantasmas, el juego pretende ponernos las cosas difíciles en estos momentos en los que buscar el encuadre apropiado será complicado.

Todos los fantasmas que vayamos derrotando se irán incorporando en nuestra Ghost List, donde veremos toda la información pertinente de cada enemigo. El juego también cuenta con un modo foto más allá del que utilizaremos en el combate. Sonríe y posa al lado de los fantasmas.

¡Sonríe!""
¡Sonríe!

Conclusiones

En definitiva, Project Zero: Maiden of Black Water me ha gustado hasta siendo una persona que no disfruta de este género. La manera de contar la historia y lo bien que representa todo lo que envuelve al terror japones, es maravilloso.

El juego nos llega solo en inglés con voces en japones, el apartado sonoro es muy bueno, ya que sabe exponer el peligro, la ansiedad y el nerviosismo a la perfección, cada sonido está perfectamente bien pensado e implementado para conseguir envolverte en la atmosfera de terror y misterio. El apartado gráfico a pesar de estar casi siempre a oscuras no hace que se sienta que no puedes ver nada, está bien iluminado para que no te pierdas ningún susto, el diseño de tanto los personajes como los fantasmas son increíbles, es más todos los diseños que vi en su tráiler fueron los que me animaron a entrar en esta aventura.

A pesar de tener alguna mecánica tediosa, se hace un juego muy disfrutable tanto si os gusta el género como si queréis probar algo diferente. Su historia os atrapará y os invitará a desentrañar el misterio de la montaña.

No
No la mires a los ojos

Pilar Asdasd

Pilar es graduada en Diseño de Moda y además posee un Máster en Marketing y Comunicación, al igual que otro en Diseño de Videojuegos y, por último, cursó un año de Diseño 3D y Animación. Actualmente es opositora mientras compagina su pasión por los videojuegos y sus estudios. También puedes leerla en la web Navigames escribiendo sobre la actualidad o analizando videojuegos.
Cerrar