Análisis de Resident Evil 3 – Némesis, por favor, déjame en paz

Analizamos uno de los juegos más esperados del año.

resident evil

La saga Resident Evil había zozobrado durante muchos años después de presentar entregas que eran de los juegos más valorados que podemos recordar. Un par de entregas demasiado centradas en la acción y una respuesta negativa por parte de los fans sirvieron para que Capcom hiciese un parón y plantease la nueva generación de Xbox One y PlayStation 4 de otra forma.

Resident Evil 7 recuperó el componente survival horror, los puzzles y un enfoque mucho más centrado al miedo y los espacios cerrados que la acción como tal. A ese juego se le unió el anuncio de un Remake, el de Resident Evil 2. El RE Engine, un motor creado por Capcom para hacer maravillas en la generación actual iba a servir para traer de vuelta el juego de 1998 y tal y como supimos a finales de 2019, Resident Evil 3 también iba a disfrutar de su remake.

Si el Resident Evil 3 original se creó con aquello que «sobró» de Resident Evil 2 y se planteó un juego mucho más centrado en la acción que la anterior entrega, con los remakes ha pasado algo parecido, ya que Resident Evil 2 y 3 Remake se retroalimentan, estando ambos ambientados en el mismo lugar y mismos días, los fatídicos 30 de septiembre y 1 de octubre de 1998 en Raccoon City.

Resident Evil 3 es el ansiado remake del juego de 1999 y cuyo mayor rival es justamente el remake de Resident Evil 2, lanzado el pasado 2019. Aquellos que disfrutaron más de los puzzles, el agobio y el survival puro y duro verán como en esta entrega tenemos una propuesta más orientada a la acción, que no quiere decir que sea peor, pero que reproduce exactamente la deriva que tomó la saga originalmente en 1999. Acompañadnos en nuestro análisis de Resident Evil 3.

Raccoon City, otra vez

Jill Valentine vuelve a ser la protagonista en una entrega principal de Resident Evil después de la galardonada primera parte, ahora con un nuevo rostro y en una nueva misión se encuentra recluida en Raccoon City. Varias pesadillas atormentan su existencia, la culpa, probablemente, sea de los acontecimientos que tuvo que presenciar en las montañas Arklay. Como miembro de STARS, su existencia se ve amenazada por el mero hecho de que sabe demasiado sobre Umbrella, una corporación que ha investigado desde hace años con virus y agentes mutantes y que una vez desatado el caos en Raccoon City no duda en lanzar su arma más potente hasta el momento para que de caza y elimine de una vez por toda a todos los STARS.

Análisis de Resident Evil 3

Como Jill, nuestro objetivo en Resident Evil 3 es sobrevivir. Aunque esta vez el enfoque de un lugar grande que explorar y sobre el que dar vueltas como en Resident Evil 2 se ve sustituido por uno más lineal, más «pasillo» como se suele llamar coloquialmente. Este enfoque hace que el desarrollo del juego vaya avanzando a medida que nosotros mismos vamos avanzando, con un mapa en el que el backtracking y los puzzles se ven casi eliminados por completo.

3 protagonistas

Debemos tener en cuenta que no solo Jill será la protagonista del juego. A medida que vayamos avanzando con ella tendremos también fases jugables con el otro protagonista del juego, Carlos Oliveira, tomará el control. Justamente, son las fases con este personaje las que resultan más survival y consiguen causarnos más ansiedad y terror, ya que los lugares que visitamos (y que obviamente no vamos a desvelar) se prestan a ello. Pese a eso, tenemos un arsenal de armas bastante amplio, así como mucha munición con la que hacer frente a los zombies.

Análisis de Resident Evil 3

Con Jill Valentine tendremos un gran contrapunto en la historia y una de las características que convierten a Resident Evil 3 en un juego excelente: Némesis. Némesis es un arma biológica creada por Umbrella que es inmortal. Se regenera con facilidad, se adapta a cada combate y situación y encima sabe utilizar armas. No pasará mucho rato desde que empecemos a sufrir con las apariciones de Némesis, aunque la gran diferencia con Mr X de Resident Evil 2 es que estas apariciones están «guionizadas».

Me explico, si en Resident Evil 2 sufríamos mientras explorábamos porque sabíamos que si escuchábamos unos pasos significaba que Mr X nos estaba siguiendo, en Resident Evil 3 sabremos que Némesis nos está siguiendo porque es lo que toca en esa fase. Al tratarse de un juego más lineal y que consta de poca exploración (diría que la mayor parte de la exploración transcurre en los primeros compases del juego), si Némesis nos sigue lo hará hasta que desemboque en un encuentro final, para luego pasar a una zona en la que no nos siga, y después nos vuelva a seguir, repitiendo así el ciclo.

Análisis de Resident Evil 3

Sin Némesis no se entiende Resident Evil 3, pero podemos esperar de él el papel de un villano más tradicional, el que debemos derrotar en enfrentamientos de jefe en vez de un ser que nos sigue en todo momento mientras exploramos el mismo lugar. Si ponéis en un cara a cara a Mr X y a Némesis me quedo con este último por el simple motivo de que es más «jefe» que el otro, ya que Mr X es simplemente un añadido que provoca ansiedad al jugador por su insistencia, con unos enfrentamientos finales que solo se producen en el tramo final del juego.

Némesis nos brinda un buen número de batallas en las que piensas que la siguiente no puede ir a más, ya que lo que acabas de vivir es una de las cosas más épicas que recuerdas, esa sensación va creciendo hasta el enfrentamiento final, que -sin entrar mucho en detalles- hace varios guiños al de Resident Evil 7.

Análisis de Resident Evil 3

Las comparaciones son odiosas

El mayor problema que tendrá Resident Evil 3 es cuando lo pongan cara a cara con Resident Evil 2. El juego de 2019 es mucho más completo, con un desarrollo más inteligente y una mejor gestión de los recursos. Si jugaste a Resident Evil 2 y echabas de menos algo más de acción y espectacularidad, Resident Evil 3 te va a gustar mucho más, eso debéis tenerlo claro. Es gracioso, porque ambos juegos están más que relacionados ya que veréis explicaciones de por qué pasa cierta cosa en la comisaria, por qué tal personaje está en esas condiciones… pero a su vez son dos propuestas muy diferentes.

Resident Evil 3 aboga por la espectacularidad, con un buen puñado de escenas cinemáticas, tantas que en alguna ocasión habríamos agradecido ponernos a los mandos en alguna de ellas para vivir de primera mano ese momento. Pero eso forma parte de su encanto, la acción y la sensación más cinemática de juego. A su vez, también se hereda el gameplay al completo de Resident Evil 2, con un sistema de apuntado más refinado, el mismo sistema de inventario, documentos y mapas y se le añade un elemento crucial para el gameplay dinámico, la finta.

Análisis de Resident Evil 3

Pulsando R1 podemos realizar una finta hacia un lado, lo que nos permite esquivar al momento un ataque. Si encima lo realizamos en el momento justo y apuntamos, obtenemos un «tiempo bala» que podemos utilizar para disparar con más tranquilidad o precisión, o salir de una finta con mayor velocidad para correr más, todo depende de nuestro enfoque.

Otro elemento heredado es el motor RE Engine, una maravilla técnica que nos ha dejado juegos como Resident Evil 7, Resident Evil 2, Devil May Cry V y Resident Evil 3. En cada juego Capcom se va superando y ya os puedo afirmar que a 60fps no veréis nada mejor en PS4 o PS4 Pro. El título de Capcom tiene momentos que te dejan sin aliento, con una calidad de imagen espectacular, reflejos, iluminación y sobre todo unas animaciones faciales que no tienen rival alguno. Ver cómo se mueven los músculos de la cara en cada mueca, mientras hablan, expresiones… es todo un espectáculo.

Análisis de Resident Evil 3

También con online

Resident Evil 3 incluye Resident Evil Resistance, un título orientado al juego online donde 4 jugadores deben cooperar para avanzar por unas salas, mientras otro jugador ejerce de Mastermind, poniendo trabas a esos jugadores. El esquema es parecido al de juegos como Dead by Daylight, con la diferencia que aquí el enemigo no es «presencial», sino que ejerce de mente detrás de la pantalla organizando a los zombies, trampas y demás.

No hemos podido jugar lo que nos hubiese gustado a este modo, ya que los servidores no estaban por la labor, así que no podemos formarnos una opinión muy elaborada más allá de lo poco que hemos jugado y las horas previas que le pudimos dedicar al evento de principios de mes.

Project Resistance

Resident Evil Resistance es más un añadido para complementar la corta duración de Resident Evil 3 que una propuesta más madura que podría lanzarse por separado. Capcom deberá pulir el rendimiento del título, sobre todo sus servidores, así como lanzar nuevo contenido que no acabe haciendo del título algo repetitivo y que quede en el olvido.

Un gran juego de supervivencia y acción

Resident Evil 3 es un excelente juego, pero su mayor pega es aquella que arrastró el original, el giro a la acción. Aunque esta pega para algunos, es quizás una mejora para los otros, entre los que me encuentro. Por mucho que valoro la perspicacia con la que cuenta Resident Evil 2 y su manera inteligente de desarrollar, Resident Evil 3 me resulta más entretenido por el hecho de que la acción acompaña más la historia y cuenta con un buen número de cinemáticas que aportan más consistencia a la trama.

Análisis de Resident Evil 3

Para rematar, no querría olvidarme del excelente doblaje con el que cuenta el juego, con la actriz de doblaje que pone voz a Sansa Stark doblando a Jill Valentine, así como otras muchas voces reconocibles en el reparto. Este doblaje acompaña de maravilla a un apartado sonoro que es mucho mejor disfrutar con auriculares o un sistema de sonido envolvente, para disfrutar al máximo cada matiz.

Como conclusión, Resident Evil 3 es el remake que el juego de 1999 merecía, con añadidos de lo más interesantes y una profundidad en su trama que expande la experiencia de Resident Evil 2 y «cierra» la trama de Raccoon City a la perfección. La mayor pega que le podemos achacar es que compararlo con una obra maestra como Resident Evil 2 es algo en lo que el 98% de los juegos salen perdiendo y que aquellos fans de una propuesta más survival clásica se encontrarán con lo mismo que vivieron en 1999, un juego más orientado a la acción, aunque sin olvidar la esencia de la saga y con muchos momentos que nos helarán la sangre.

Daniel Villagrasa

Xboxer para unos, sonyer para otros, pero no veas lo que me gusta disfrutar de ambas plataformas. Jugando desde que tengo memoria y aprovechando a la mínima para deciros lo mucho que quiero a Hideo Kojima.

Publicaciones relacionadas

Cerrar