Análisis de Saints Row The Third Remastered – Steelport nunca había lucido tan bien

Llega el inesperado remaster de uno de los juegos más locos.

La saga Saints Row comenzó como muchos de los sandbox aparecidos después de GTA, un intento de hacerse con el pastel del género sandbox. Su primera parte apareció en un momento en el que había dado comienzo la generación de Xbox 360 y Rockstar se encontraba trabajando en GTA IV, así que era el momento idóneo para contentar a una base de jugadores que esperaban un «nuevo GTA».

El resultado del primer Saints Row fue notable, nos traía -directamente- un GTA de nueva generación sin la elaborada trama llena de crítica ácida de la saga de Rockstar, pero sí con toda su diversión y personalización. Con GTA IV en el mercado, Saints Row 2 tenía ante sí el reto de superar su primera parte y aportar lo suficiente como para estar en el mismo género que GTA pero consiguiendo una identidad propia.

Lo que los jugadores encontraron fue un GTA más fiel a los ideales de la saga de Rockstar que el propio GTA IV, que había decepcionado a los fans más alocados debido a una entrega negra, adulta y que reivindicaba a Rockstar como un gran estudio para contar historias, algo que los fans de todo aquello alocado de San Andreas no vieron con buenos ojos.

Y así fue como Saints Row se hizo con una cuota de mercado que lo ha mantenido como la alternativa a Grand Theft Auto más vendida. Ahora llegaba el verdadero reto, algo que Saints Row 2 no consiguió y fue el establecer «Saints Row» como una marca reconocible, con identidad propia, con ideas y características que la separen por fin de aquello a lo que en su inicio tanto se reflejaron.

Saints Row The Third – La verdadera Esencia Saints

Saints Row The Third sienta las bases de lo que es la saga Saints Row. Es paradójico pero hasta la tercera entrega de la saga no hemos visto realmente lo que de verdad representa la marca. Lanzado originalmente en 2011 el juego es una secuela de Saints Row 2 que potencia todos los elementos alocados de las anteriores entregas.

Análisis de Saints Row The Third Remastered

La trama, una vez más, se centra en la disputa de barrios de una ciudad. Aunque esta vez abandonamos nuestra ya más que controlada Stilwater para aterrizar (nunca mejor dicho) en Steelport, una ciudad controlada al completo por una organización criminal.

Todo por la fama

Los Saints, banda que nosotros lideramos junto a camaradas como Shaundi y Pierce, así como el genial Johnny Gat, tienen como objetivo expandir su influencia en todo el mundo y ¿qué mejor manera de hacerlo que promocionándose como una marca comercial? Así pues se ponen manos a la obra con un atraco en Stilwater como elemento de promoción, algo que les sale mal, acaban arrestados y puestos cara a cara con el jefe de Syndicate, una organización criminal. Tras rechazar un acuerdo aterrizan en Steelport, la ciudad controlada por Syndicate, un lugar que deben tomar barrio a barrio.

Análisis de Saints Row The Third Remastered
El comienzo de Saints Row The Third Remastered no es de los más calmados

Saints Row The Third nos propone un sinfín de misiones secundarias, todas ellas con el mismo propósito: incrementar nuestra influencia en Steelport. Desde un concurso de televisión macabro a hacer de camello, pasando por una misión que nos pone a los mandos de un tanque. Todo lo que hagamos en Saints Row The Third tiene como objetivo aumentar nuestra fama y control de una zona de Steelport.

La trama va ligada a esas misiones secundarias (que no atada), de forma que podemos avanzar únicamente en la trama, acabando con los objetivos más destacados de Syndicate, que está formado por diferentes divisiones (Morningstar, Luchadores y Deckers) cada uno con sus jefes. En general, misiones principales y secundarias se complementan con un componente clave: la locura sin control.

Saints Row The Third es un desfase, divertido y que no te puedes llegar a imaginar qué es lo próximo que va a suceder. Si antes estabas pegando tiros en una especie de Humor Amarillo meets Saw, ahora estás en una mazmorra sadomaso montando en un carromato tirado por un chico que habla mediante autotune y al cabo del rato seguramente te cruces con Burt Reynolds.

Análisis de Saints Row The Third Remastered
Habéis leído bien

Volition aceptó que su saga tiene que diferenciarse a GTA como fuese y abrazó un componente que había crecido de la primera a la segunda entrega como es la locura y la diversión sin sentido, con tramas tan absurdas como entretenidas, todo mezclado con un gameplay que se adapta a lo que le echen encima. Saints Row the Third ya no es un GTA, Saints Row The Third es un Saints Row.

Análisis de Saints Row The Third Remastered
Las guaridas serán un punto clave

¿A qué viene este remaster?

Mass Effect Trilogy Remastered, Dead Space Remastered, Red Dead Redemption Remaster… y así podría seguir un rato. Hay muchos juegos que los fans ansían ver adaptados con gráficos HD y mejoras de esta y la próxima generación, pero a cambio recientemente hemos visto remasters inesperados como el de Mafia II o este mismo Saints Row. ¿Por qué? Pues, hablando solamente de Saints Row The Third debo decir que es un remaster que no sabía que necesitaba hasta que lo he jugado.

En su día disfruté de Saints Row the Third y no encontraba necesario que se hiciese en 2020 un remaster del juego, hasta que ves el trabajo realizado por Sperasoft. El estudio ha hecho un trabajo increíble en Saints Row The Third Remastered, rehaciendo todo tipo de assets, iluminación, texturas, etc.

Análisis de Saints Row The Third Remastered
El apartado gráfico se luce en todo momento, pero sobre todo al anochecer

Saints Row The Third Remastered es quizás uno de los remasters más elaborados, trabajados y que de verdad se merecen la palabra «remaster» que he visto en los últimos años, tanto que unos expertos en tecnología y videojuegos como Digital Foundry se han deshecho en halagos hacia este trabajo.

Este remaster cuenta con todo el contenido digital lanzado para el juego. Una serie de DLC’s que expanden (cada uno entre una hora hasta hora y media) con nuevas tramas y que son accesibles desde el primer momento en que el juego te da libertad de movimiento.

En cuanto a las mejoras gráficas, como ya habéis visto, estamos ante un remaster que retoca todo lo que nos podríamos imaginar y adapta un juego de 2011 a 2020 de maravilla, con un rendimiento estable, una alta resolución y sobre todo un mayor y mejor nivel de detalle en todo, culminado con un apartado de iluminación sobresaliente y que deja postales de bella factura.

Análisis de Saints Row The Third Remastered

Un remaster inesperado pero bienvenido

Saints Row The Third Remastered es un ejemplo de cómo se debe hacer un remaster. El juego de Volition ha sido adaptado por Sperasoft para que todos aquellos que en su día no disfrutaron de uno de los mejores sandbox del género, con una de las historias más locas, divertidas y sorprendentes de la pasada generación puedan hacerlo con un título completamente adaptado a la actualidad.

Análisis de Saints Row The Third Remastered

Sperasoft da un golpe sobre la mesa y demuestra lo que es hacer bien tu trabajo con un remaster que incluye todo lo que puede ofrecer Saints Row The Third, mejorado y adaptado. Ahora solo toca esperar a Saints Row V.

Daniel Villagrasa

Xboxer para unos, sonyer para otros, pero no veas lo que me gusta disfrutar de ambas plataformas. Jugando desde que tengo memoria y aprovechando a la mínima para deciros lo mucho que quiero a Hideo Kojima.
Cerrar