Análisis de Shin Megami Tensei V – Endiabladamente divertido

Shin Megami Tensei V llega como un título de nicho, pero que destaca sobremanera por sus divertidas mecánicas y por su intrincado argumento.

Adentrarse en el universo de Shin Megami Tensei es hacerlo en uno complejo, dominado por tramas argumentales complejas y que avanzan con paso lento. Iniciarse en ella es incluso más complicado cuando ya van cinco entregas, pero en cuanto te pones a sus mandos te das cuenta de que es una saga que merece más cartel del que tiene y que se trata de una de las sagas JRPG más intensas e interesantes del mercado. Con Shin Megami Tensei V, el cual ya hemos podido analizar durante los últimos días, nos encontramos en con un título soberbio que sabe explotar sus virtudes y sorprender a todos aquellos que no se han iniciado en la saga, al tiempo que encantará a todos los habituales de la misma.

Estudiando el inframundo

El protagonista de Shin Megami Tensei es un estudiante de una escuela de Tokio que pronto se ve envuelto en una lucha milenaria entre dioses y demonios, donde ha de unirse a una deidad para combatir las huestes del inframundo, adquiriendo poderes y habilidades sobrehumanas y adentrándose en una historia que se irá complicando a medida que se avance, con diversas sorpresas que irán conformando una de las tramas más intricadas que hayan llegado últimamente al mercado. Eso sí, si es la primera vez que te adentras en la saga -como es mi caso- has de ser consciente de que tendrás que dedicarle horas antes de saber realmente a qué te estas enfrentando, por lo que la paciencia en este caso es una auténtica virtud.

Entre dos mundos

shin megami tensei v

Shin Megami Tensei V se desarrolla entre dos mundos: el terrenal y el del inframundo. En el terrenal se pueden realizar diversas acciones, como asistir a clase y hablar con tus compañeros para que te den algunos detalles sobre lo que está pasando en las calles de Tokio, aunque todo eso es una seña secundaria, ya que incluso el mapa te invita a acelerar estos momentos, recorriendo las calles en una suerte de Google Maps para elegir la localización que toque en ese momento. Por lo tanto, la parte del mundo real (a priori) es la menos importante, pero también es necesaria para entender qué está sucediendo fuera del inframundo.

En la otra parte es donde se desarrolla realmente la acción y donde el protagonista se mezcla con la deidad para convertirse en el Nahobino, confiriéndole poderes para poder hacer frente a los demonios, combatirlos o incluso persuadiarlos para que sean sus aliados en la lucha. Esta es la verdadera esencia del juego y lo que lo hace ser un título impresionante, ya que prácticamente todo lo importante acontece en el inframundo, permitiendo que Shin Megami Tensei V se luzca y resulte realmente sorprendente. Aunque, lejos de lo que pueda parecer, los demonios son la auténtica clave del éxito de la saga, algo que ya sabrás si te has adentrado en las anteriores entregas.

Los demonios son las auténticas estrellas

shin megami tensei v

Esto se debe a que son ellos mismos los destinados a completar el grupo de cuatro personajes controlables, algo clásico en los JRPG. Mientras el Nahobino es la pieza dominante del grupo -si muere él, adiós a la partida aunque haya otros demonios en pie-, estas criaturas forman una parte indispensable de la jugabilidad. Son los enemigos principales, sí, pero también son aliados. ¿Y cómo es esto posible? Mediante una técnica clásica de la saga y que ya se ha ido ampliando hacia otras muchas: la capacidad de convencer a los demonios para que se unan a tu grupo y te ayuden en tu impronta.

Y esta es una de las partes más curiosas de Shin Megami Tensei V, ya que podrás entablar conversación con cualquier demonio que se cruce en tu camino en el inframundo. Con ello, se iniciará una negociación en la que tienes que intentar agradar al máximo posible al demonio y cumplir con sus exigencias. En ocasiones te pueden pedir echar un pulso y, dependiendo del resultado, se unirá a ti o no; en otras, te propondrá llevarte parte de tus puntos de salud, de magia o una buena parte de tu dinero. Incluso, a veces, con seguirle la corriente en la conversación puede ser suficiente. Los demonios cuentan con un lenguaje soez que resulta realmente divertido y cada uno tiene su propia personalidad, por lo que tendrás que dilucidar si tienes que hacerle la rosca para alimentar su ego o hacerle frente para demostrarle que eres fuerte y le conviene la alianza. Estas negociaciones son totalmente divertidas, pero también pueden ser peligrosas.

shin megami tensei v

Y es que tu buen hacer en las negociaciones con los demonios puede determinar que pase a formar parte de tu grupo o que pierdas el turno y le des la oportunidad de herirte de muerte, algo que puede resultar fatal por dos motivos. En Shin Megami Tensei V curarte cuesta dinero y no dispone de autoguardado. Esto quiere decir que, si avanzas bastante sin haber guardado tu progreso y mueres por algún casual o por mala fortuna en una negociación o incluso por un enfrentamiento sorpresas, tendrás que volver hasta el último punto que guardaste de manera manual, reptiendo todo el proceso. Me ha pasado varias veces y créeme, no es nada agradable, por lo que extrema la precaución en todo momento.

Una vez que los demonios se unen a tu grupo, te cederán sus habilidades, tanto físicas como mágicas y podrás usarlos en combate. En un sistema clásico elemental, cada uno dispone de sus fortalezas y debilidades que han de tenerse en cuenta a la hora de utilizarlos contra ciertos rivales. Lo más interesante de todo esto es que, en una de las opciones que permite el juego y que explicaré más adelante, puedes agregarle esas habilidades al Nahobino, con lo que la mezcla de demonios y el protagonista es un elemento de lo más interesante y que ayuda a seguir tácticas muy precisas para enfrentamientos exigentes. Sin duda, es una de las partes más divertidas del juego.

Jugabilidad soberbia con excelentes mecánicas RPG

shin megami tensei v

Todo ello nos lleva a uno de los sistemas de ataque por turnos más interesantes del género. Obviamente no es que Shin Megami Tensei V invente la rueda, pero sí que da ciertas ventajas que no poseen otros títulos JRPG. Dispones de un equipo de tres demonios y el Nahobino y cada uno de ellos tiene un turno para atacar, defenderse o ejecutar las habilidades que desees, ya sean de carácter mágico, físico o de estados alterados. Hasta aquí todo normal en lo referente a cualquier JRPG que hayas podido jugar, pero hay dos elementos fundamentales que no se cumplen siempre y que pueden declinar la balanza a tu favor en las combates, siendo uno de los títulos más estratégicos que hayas jugado últimamente.

El primero de ellos es la posibilidad de cambiar a los integrantes del grupo en medio de la batalla. Esto está presente en otros títulos como Dragon Quest XI, sí, pero aquí es prácticamente una necesidad dependiendo de los combates. Si te enfrentas a un jefe que utilice ataques de fuego y algunos de tus demonios tienen debilidad a ese elemento, puede resultar absolutamente fatal, por lo que jugar con los diferentes demonios que tengas en tu equipo y en la reserva puede significar el triunfo o la derrota en dicha batalla. Aquí también hay que tener en cuenta que el hecho de cambiar de personaje hace perder ese turno, por lo que úsalo cuando sea estrictamente necesario.

El otro punto es incluso más determinante, pues que esto sí que modifica las reglas de la batalla. Cada uno de los miembros de tu grupo tiene un turno, eso entro dentro de los cánones, pero si el golpe que ejecuta es crítico o explota las debilidades del rival, el turno se doblará. Esto puede permitirte contar con un máximo de ocho turnos sin que el enemigo ataque, lo que te da una ventaja monumental, especialmente en los combates contra jefes. Para ello, hay una materia que se va acumulando con el paso de los combates, el Magatsuhi, que te permite iniciar la batalla con la certeza de que todos los golpes serán críticos. Aunque también hay que tener cuidado con esto, porque los rivales también pueden usarlo y tendrás que actuar en consecuencia. Por otro lado, si alguno de los golpes es esquivado o utilizas una magia inmune, se pierden dos turnos del grupo, por lo que también se puede jugar esto a favor al realizar un cambio de demonio. Sin duda, la estrategia lo es todo en Shin Megami Tensei V.

Explora y farmea, estás ante un juego realmente difícil

shin megami tensei v

Este sistema tan complejo en ciertos momentos obliga a explorar todo el mapa del inframundo que se pone por delante, ya que cualquier tipo de objeto de curación, resurrección o potenciador puede resultar determinante. Shin Megami Tensei V es un juego realmente difícil y puede ser tentador abandonarlo cuando no has guardado durante mucho tiempo y mueres o cuando te quedas atascado en un jefe durante varios intentos sin tener la más mínima posibilidad. Por lo tanto, el farmeo es una necesidad incuestionable, por lo que hay que invertir muchas horas en explorar y pelear contra los demonios del camino para poder tener éxito en las batallas más exigentes.

Nos encontramos ante un juego de avance lento, que te invita a descubrir todas sus opciones y a exprimirlas al máximo, por lo que dominar Shin Megami Tensei V es un proceso costoso y no apto para todo tipo de públicos, por lo que hay que tener mucha paciencia. Así, también puedes adquirir nuevas habilidades y opciones al encontrar ciertas criaturas, los Miman, que puedes canjear en la Guarida del Cadáver por recompensas, aunque lo más interesante de ellos es que te otorgan Gloria, que te da acceso a milagros tales como poder llevar un demonio más en el equipo, poder transferir las invulnerabilidades al Nahobino -crucial para algunas batallas-, conseguir una mayor cantidad de Magatsuhi con ciertas acciones y un largo etcétera. De hecho, el Mundo de las Sombras es uno de los aspectos más interesantes del título.

Porque más allá de esto que se ha comentado en las últimas líneas, también se te otorga la posibilidad de fusionar demonios dependiendo de tu nivel. Con ello, conseguirás criaturas mucho más poderosas y que comparten las habilidades de los demonios que han permitido su fusión, además de potenciar las suyas propias. Esta es una práctica muy interesante para conformar un equipo ganador y que te obliga a ir cambiando de demonios de manera constante, por lo que tu estilo de batalla se debe adaptar a las nuevas criaturas que vas obteniendo. Puedo decir que es una de las posiiblidades en las que má tiempo he invertido y con las que más he disfrutado. El componente coleccionista mezclado con el estratégico es una combinación ganadora.

Por lo tanto, para enfrentarte a Shin Megami Tensei V ármate de paciencia y explora todas las opciones que permite el juego. No te frustres y farmea todo lo que sea necesario, por lo que no te lo tomes como un título que pasarte en una semana de manera rápida para ir al siguiente, sino como una propuesta que masticar lentamiente y que digerir con calma. De lo contrario, abandonarás a las primeras de cambio y te perderás un juego sobresaliente.

A nivel técnico, de lo mejor que se ha visto en Nintendo Switch

shin megami tensei v

Por último, pero no por ello menos importante, toca hablar del terreno técnico de Shin Megami Tensei V. He tenido la ocasión de jugarlo en una Nintendo Switch OLED y el vistazo gráfico es sensacional en modo portátil. Tengo que decirlo una vez más: este modelo de la consola híbrida de Nintendo es una absoluta gozada. Todos los entornos y acabados lucen de maravilla y es uno de los mejores títulos a nivel técnico que se hayan visto en Nintendo Switch hasta la fecha, al menos en lo que al modo portátil se refiere. En el modo televisión ya es otro cantar, porque ahí sí que se aprecian ciertas caídas de frames que ralentizan la jugabilidad, algo común en juegos masivos de la consola híbrida, por lo que la recomendación es disfrutarlo en portátil, especialemnte si dispones de una Switch OLED, donde rinde a las mil maravillas.

Algo incomprensible es que el título esté completamente traducido al castellano a excepción de sus menús, tanto en el general como en el de batalla. Es cierto que se tratan de palabras muy intuitivas y quen o hay muchas pérdida, pero no se entiende que la propuesta disponga de una traducción tan digna y que se hayan pasado por alto los menús. A nivel sonoro, por contra, el título responde con temas soberbios y con un apartado espectacular en relación a los efectos de sonido de los hechizos, del entorno o incluso de los propios demonios.

Una de las grandes sorpresas del año

shin megami tensei v

Shin Megami Tensei V es un juego impresionante. Si la saga anteriormente no había tenido mucho nombre más allá de los incondicionales de la misma, que no son pocos, esta quinta entrega puede servir para impulsarla hacia un público más amplio, como ya ha ocurrido con otras sagas como Persona. Adentrarse en el universo del título de Atlus es hacerlo en uno de los más sensacionales que han llegado hasta este momento en el catálogo de Nintendo Switch, por lo que es casi una obligación que todos los amantes del JRPG se adentren en él. Uno de esos juegos que te marcan y no se olvidan.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar