Análisis de Street Fighter 30th Anniversary Collection – 30 años no son nada

Si te decimos Hadouken ya sabes de qué te vamos a hablar. Street Fighter es una de las franquicias más populares dentro de la historia del videojuego. No es para menos, más de 30 años llevamos ya lanzando golpes a diestro y siniestro. Tres décadas que reciben su particular celebración con una colección muy especial que nos permiten revivir todas las sensaciones que nos han ido brindando las distintas entregas que Capcom ha ido lanzando a lo largo de estos años.

Vuelve al pasado, sumérgete en los primeros títulos donde el sistema de controles nos invitaba a aprender a manejarnos entre combos y otros golpes con el fin de ser el mejor luchador. Un recopilatorio de 12 juegos que incluyen desde las versiones estándar de los clásicos de Street Fighter, hasta sus otras ediciones. Algunos de ellos nos permitirán adentrarnos en partidas online y tratar de ir escalando posiciones en un sistema de clasificación mundial que nos invita a ser el mejor de todo el mundo.

Se dice pronto, pero 30 años no se cumplen tan fácilmente y menos en una industria tan feroz como la del videojuego. Lo que fue bueno en una plataforma, puede transformarse en una catástrofe en la siguiente. Sin embargo, como si fuera uno de sus luchadores, Street Fighter ha aguantado tres décadas. Tiempo en el que ha lanzado distintas entregas que comenzaron en el Arcade, pasaron por consola y han llegado hasta la actual generación. En definitiva, una gesta que merece, desde luego una celebración.

La celebración elegida por Digital Eclipse y Capcom ha sido Street Fighter 30th Anniversary Collection. Un juego que si bien no nos trae todos los títulos lanzados dentro de esta franquicia a lo largo de estas tres décadas, pero sí 12 entregas del paso de esta saga por el mundo del 2D. En concreto: Street Fighter, Street Fighter II, Street Fighter II: Champion Edition, Street Fighter II: Hyper Fighting, Super Street Fighter II, Super Street Fighter II: Turbo, Street Fighter Alpha. Street Fighter Alpha 2, Street Fighter Alpha 3, Street Fighter III, Street Fighter III: 2nd Impacty Street Fighter III: Third Strike.

La primera novedad que nos va a llamar la atención es que, ¡podemos guardar partida! Todas estas entregas podrán disfrutarse de manera offline, pero a diferencia de antaño, no tendremos que quedarnos hasta el final del camino de combates que se nos plantea. En cualquier momento, podremos guardar la partida y continuar desde este momento en donde hicimos un alto en el camino. Una curiosidad que nos hace pensar qué habría sido de nuestra experiencia en el pasado de haber podido tomarnos un descanso entre pelea y pelea.

Dentro de las partidas offline, los jugadores pueden elegir entre el modo Arcade o el Entrenamiento. A diferencia del pasado, desde un primer momento tendremos todo el elenco de luchadores disponible. De esta forma, podremos empezar nuestras partidas con personajes como Mr. Bison en títulos tan emblemáticos como Street Fighter II. Y tranquilos, el juego incluye todo el contenido. Y cuando decimos todo, nos referimos también, por supuesto, a esas pantallas de bonus donde tendremos, por ejemplo, que destrozar un coche.

La dificultad en los controles sigue presente en este recopilatorio. Por un lado tendremos los golpes más básicos, pero si queremos causar más daño tendremos que recurrir a combos más complicados y a técnicas que se reservan a los más duchos con el mando. Cabe destacar que la posibilidad de manejarse con el joystick es una facilidad de la que carecíamos en Super Nintendo. Un avance que adapta estos clásicos a los nuevos sistemas de controles.

Y si te aburres del modo offline, atrévete a sumergirte en el modo online de Street Fighter 30th Anniversary Collection. Si bien no todos los juegos incluidos en el recopilatorio incluyen esta posibilidad, cuatro de ellos nos permitirán demostrar nuestra valía frente a jugadores de todo el mundo. Street Fighter II: Hyper Fighting, Super Street Fighter II: Turbo, Street Fighter Alpha 3 and Street Fighter III: Third Strike. Al momento de este análisis este sistema no estaba en marcha, pero se prometen funciones tan interesantes como crear nuestro propio lobby de hasta 4 luchadores o la de ir demostrando nuestra pericia a los mandos de este juego.

Para los que se cansen de pelear, pueden darse un garbeo por el Modo Museo de Street Fighter 30th Anniversary Collection. Los jugadores más clásicos podrán disfrutar de sus recuerdos con las cooperativas ya que frente a ellos se les presentará la evolución de la saga. Los que no hayan crecido junto a esta saga de lucha, tendrán la oportunidad de ver cómo poco a poco el nombre de Street Fighter se ha ido ganando un nombre propio dentro de este mercado. Los aspectos de los personajes, los diseños de los mismos en sus primeros pasos. En definitiva, una invitación a repasar la senda que ha seguido esta saga hasta su última entrega ya lanzada en la nueva generación de consolas.

Entrando en el apartado técnico, Street Fighter 30th Anniversary Collection nos trae las versiones de estas recreativas. O lo que es lo mismo, olvídate de una reedición con mejores gráficos. De hecho veremos los combates en un nostálgico formato de 4:3, incluso podremos añadir filtros para que la experiencia sea mayor y parezca que estamos jugando en la pantalla de un televisor de tubo. Desde luego que va a ser curioso para los más novatos acercarse a la primera entrega de esta franquicia y ver esas animaciones.

También se han respetado los mismos efectos de sonido y “voces” de aquellas entregas. Vuelve a sufrir de nuevo mientras escuchas cómo tu luchador se queja tras una soberana paliza o celebra la victoria con el popular “YOU WIN” que los más veteranos recordarán de entregas como Street Fighter II. Todo un viaje nostálgico que se presenta como un genial modo de celebrar este 30 aniversario.

JUGABILIDAD. Si, vuelve la dificultad, regresan los combos aparentemente imposibles. Pero no te preocupes, la memoria lo es todo. Va a costar, pero esto es Street Fighter y hasta el ataque más emblemático, el Hadouken, va a requerir nuestra pericia. Pero tranquilos, al igual que en el pasado nuestras manos aprenderán a moverse con total destreza por estos controles. Además, la introducción del joystick hará todo más fácil.

GRÁFICOS.  Vuelven los 4:3 y las animaciones propias de las recreativas. No se ha mejorado nada, todo sigue igual que hace 30 años. Estamos ante un viaje en el tiempo total y eso supone regresar a estos modelos en 2D. Hay que mentalizarse antes de las partidas y tener en cuenta, por ejemplo, que vamos a sumergirnos en el mismo universo que hace 3 décadas.

SONIDO. También se ha respetado el mismo material clásico. Todos los efectos sonoros se han vuelto a incluir, desde los golpes hasta los escasos diálogos de ese narrador que nos confirmaba nuestra victoria o derrota.

DURACIÓN. Imposible decir que hay una concreta. Podrás volver a repetir tus caminos dentro del modo arcade y disfrutar de enfrentamientos en el modo local. Además, el sistema online se presenta como un lugar de acogida para los más ambiciosos y que quieran demostrar ser los mejores.

CONCLUSIÓN. Street Fighter 30th Anniversary Collection es el mejor homenaje a esta saga. Una oportunidad de viajar al pasado, eso sí, por el camino se han perdido algunos detalles. Por ejemplo, el hecho de que sea un recopilatorio de los títulos de las recreativas, ha provocado que se pierda parte del elenco que llegó junto a las adaptaciones de consolas. Extras como el Modo Museo es todo un regalo para ver la evolución de esta franquicia que ha aguantado durante tantos años.

Cerrar