Análisis de Super Mario 3D World + Bowser’s Fury – Pasado, presente y futuro mezclados en una obra maestra

La revision de uno de los mejores juegos de Mario y su añadido son una unión perfecta para cualquier usuario de Nintendo Switch.

Hace ocho años, Nintendo afrontaba una de sus etapas más grises con la generación de Wii U, una de las consolas de la marca japonesa que ha pasado sin pena ni gloria por el mercado. No obstante, contó con lanzamientos de lo más interesantes que supusieron un claro avance para franquicias más que reconocidas de la gran N. Uno de estos videojuegos fue Super Mario 3D World, uno de los mejores plataformas que han llegado en los últimos años y que ha servido de inspiración para muchos otros que han llegado posteriormente.

Ahora, con el éxito de Nintendo Switch, su escaparate está sirviendo para traer de vuelta esos títulos que llegaron a Wii U y tal vez no contaron con la vistosidad que merecían. Super Mario 3D World + Bowser’s Fury aterrizará el próximo 12 de febrero en la consola híbrida y la semana pasada ya pudimos ofrecerte nuestras impresiones finales sobre la propuesta. Ahora, tras haber superado por completo ambos títulos, te traemos el análisis a través del cuál hemos podido comprobar que tanto el pasado, como el presente y el futuro han estado sobrevolando el desarrollo de su lanzamiento para demostrar que este sí que era un excelente homenaje para el 35 aniversario de la franquicia.

La unión hace la fuerza

Como bien sabrás a estas alturas, el nuevo contenido que llegan en este lanzamiento, Bowser’s Fury, une al incombustible Mario con el hijo del gran villano de la franquicia: Bowsy. Juntos deberán cooperar para lograr un objetivo común en una propuesta de lo más interesante y que sienta ciertas bases para soñar con el futuro de Mario en Nintendo Switch. Además, explora con enorme acierto el modo cooperativo, algo que tiene una importancia capital tanto en el nuevo añadido como en el juego base y que también abre la puerta hacia visitar esta posibilidad en la próxima entrega completamente nueva que aterrice en la consola híbrida. Lo que está claro es que jugar en conjunto siempre es mucho mejor.

Super Mario 3D World: misma experiencia con perfecta adaptación

super mario 3d world
Juega como Mario, Luigi, Peach o Toad a través de más de 100 niveles únicos

Si disfrutaste de Super Mario 3D World o no has tenido ocasión de hacerlo hasta ahora, la propuesta te va a sorprender de manera muy grata. Y es que aquí es donde empieza a cobrar sentido el tiempo pasado que he utilizado en el título de este análisis: la fórmula del juego original lanzado en 2013 sigue funcionan a las mil maravillas, demostrando que ya fue un juego adelantado a su tiempo y que a día de hoy su receta sigue fresca. La originalidad de los niveles ahora es mucho más profunda, con diversos retoques a nivel de diseño y cambios para darle algo más de empaque en una consola como Nintendo Switch.

A pesar de estos pequeños retoques, la experiencia es exactamente la misma que por aquel entonces y es la mejor noticia posible. Con una pizca de velocidad más por aquí y con una resolución mayor por allá, el resultado es exquisito: uno de los mejores juegos de plataformas de la historia trasladado a Nintendo Switch, la que va camino de ser la consola más vendida de la historia de Nintendo. Una de las grandes virtudes de Super Mario 3D World es su excelente composición de niveles, ya que ninguno es igual al anterior. Esta originalidad impactó sobremanera en su momento y obviamente se ha mantenido, con esos pequeños retoques de los que hablaba para darle un aspecto más lúcido y completo. Una maravilla visual y jugable que ningún seguidor de Mario se puede perder.

Uno de los juegos más completos de Mario

mario 3d world
Tendrás que esforzarte al máximo para completar al 100% Super Mario 3D World

Y es que además de lo comentado, también se trata de uno de los videojuegos más completos y con mayor profundidad de la saga Mario. No solo se centra en todos estos niveles únicos y de lo más originales, sino que sus mecánicas son un absoluto deleite para ofrecer opciones de todo tipo a la hora de llegar al banderín final. Para ello, Mario (o el resto de personajes jugables) pueden disfrutar de objetos para realizar power ups que ya se exploraron en otros títulos de la franquicia, convirtiéndolo en la experiencia definitiva: champiñones para hacerse grande, flores para disparar fuego, el búmeran, la hoja para convertirse en Tanuki o la campana para adoptar la apariencia gatuna. Desde luego, opciones no faltan y cada una de ellas tiene importancia en determinados niveles que le sacan el mayor partido.

La mecánica principal es simple: recorrer todos los niveles para conseguir las tres estrellas escondidas en él, las pegatinas de los personajes y conseguir el banderín de oro (la máxima puntuación en su punto más alto) para desbloquear todas las opciones de los 8 mundos principales. ¿Y piensas que con eso ha acabado todo? Pues si no descubriste el título en Wii U, te agradará saber que Super Mario 3D World dispone de cuatro mundos adicionales y desbloueables en relación a los coleccionables que hayas conseguido durante la aventura. Y hay que decir que estos nuevos niveles son realmente desafiantes y divertidos, además de ofrecer la posibilidad de desbloquear a Estela como personaje jugable. En total, más de 100 niveles para demostrar tu habilidad y pasarlo en grande.

Multijugador cooperativo o competitivo en perfecta sintonía

super mario 3d world
Coopera o compite con otros 3 amigos para demostrar quién es el mejor en Super Mario 3D World

Si la propuesta en solitario ya era una diversión espectacular, ofreciendo dinamismo y satisfacción, la posiiblidad de jugarlo con hasta tres amigos de manera local era ya la guinda de un pastel susculento. Obviamente, los tiempos han cambiado y el modo online era una necesidad para una propuesta de este tipo, algo que con su llegada a Nintendo Switch es una realidad. En este tiempo de análisis hemos tenido ocasión de disfrutar de la propuesta con otros compañeros de prensa y el resultado ha sido espectacular, con risas y diversión en cada uno de los niveles. La premisa aquí es simple: sé el que más puntuación consiga a través del trayecto de los niveles, ya sea por tu habilidad para superarlo lo más rápido posible o mediante la consecución de objetos y de coleccionables.

El desarrollo de las partidas online también es realmente interesante, ya que si por algo se ha caracterizado Nintendo en Switch es por la escasa calidad de sus servidores. No obstante, aquí apenas hemos experimentado problemas y el input lag que se ha producido no es de gravedad para comprometer las partidas. De este modo, va a ser fácil disfrutar de la propuesta en linea sin comprometer la excelente jugabilidad a 60fps, ya sea en modo portátil (donde hay que reconocer que rinde especialmente bien) y en el modo sobremesa. Espectáculo visual y jugable.

Por último en este sentido, y para no profundizar más en un juego que ya se una leyenda, la posibilidad de jugar con uno o varios compañeros de sofá también le aporta un toque de calidad fantástico a Super Mario 3D World para jugarlo junto a tu pareja, tus compañeros de piso, tus hijos o quienes habiten en tu casa. Posibilidades para todo tipo de públicos y un juego que se adapta a la diversión y al desafío de cualquier tipo de usuario. Una obra maestra que el pasado ya fue todo un referente para el sector y que a día de hoy sigue impresionando.

Bowser y su ira son el enorme aliciente

bowser's fury
El objetivo principal de Bowser’s Fury es encontrar los soles felinos para acabar con la furia del villano

Si Super Mario 3D World solo va a ser un redescubrimiento para ti y ya te conoces sus niveles prácticamente de memoria, Nintendo se había guardado un as bajo la manga en esta ocasión: Bowser’s Fury es un contenido completamente nuevo que se adapta a todo lo experimentado en el juego base. Y es que la gran ventaja de Bowser’s Fury radica en utilizar todas las mecánicas vistas en el juego base y trasladarlas a un mundo abierto de lo más resultón. El resultado es una completa delicia y aunque no estamos autorizados para ofrecer todos los detalles de su mundo, parece que es una prueba de lo más acertada para lo que deparará el futuro de la franquicia en Nintendo Switch.

La propuesta es sencilla: Bowser está desatado con una furia terrible producida por un efecto de la isla y Mario se ve obligado a colaborar con Bowsy para detenerlo. El objetivo es conseguir soles felinos por la isla para activar los faros y detener a la versión gigantesca de Bowser, que despertará cada poco tiempo para cambiar las reglas del juego. De hecho, Bowser’s Fury responde a una dualidad jugable de lo más atractiva e interesante: puedes jugar con la mayor tranquilidad del mundo explorando las diferentes zonas de la isla y resolviendo sus puzles para desbloquear los soles o hacerlo mediante el frenetismo de ser atacado por Bowser, algo que también ofrece la posibilidad de la resolución de puzles exclusivos de estos momentos. Una vez que consigues uno de estos soles, el faro hará que Bowser desaparezca y si consigues un número determinado de ellos, se activará la gigacampana que permite a Mario aumentar su tamaño para poder hacerle frente en un cara a cara brutal. Por desgracia no podemos compartir el número completo de soles felinos, pero sí que te podemos avanzar que la propuesta es más breve de lo que cabría esperar y certifica esa apariencia de ser una prueba para marca el futuro de la próxima entrega de la saga.

Puzles elaborados, pero sin la excelsa originalidad de 3D World

bowser's fury
Plessie será de gran ayuda durante el transcurso de la aventura y la resolución de algunos puzles

La prueba en mundo abierto ofrece más libertad a la hora de generar rompecabezas y demostrar creatividad en ellos. No obstante, sea por lo que fuere, en esta ocasión sí que se reproducen patrones repetidos en muchos de los puzles que ocultan soles felinos: consigue monedas azules, desbloquea la jaula mediante el traslado de la llave o realizar pruebas contrarreloj a los lomos de Plessie. De hecho, se echa en falta la utilidad de Bowsy en este tipo de acciones, ya que su participación en muchos casos es testimonial, limitándose a descubrir algunos secretos en la pared gracias a su pincel. Si lo controla otra persona con uno de los joy-Con tiene más influencia, en consecuencia de lo que haga la otra persona, pero la experiencia te invita a resolverlo todo con Mario (aunque puedes configurar el nivel de ayuda que ofrece Bowsy al inicio de la partida).

En definitiva, parece que se ha dedicado algo más de esfuerzo a configurar un mundo abierto apto para la experiencia que en la construcción de los rompecabezas, lo que deja un cierto sabor amargo ante lo que puede ser una oportunidad perdida. No obstante, se hace totalmente disfrutable y aporta alrededor de 10 horas en las que se puede explorar una nueva propuesta que seguramente marcará el futuro del próximo juego de Mario que probablemente ya se encuentre en desarrollo para Nintendo Switch. Si consiguen trasladar esta propuesta a gran escala, estaremos ante un videojuego descomunal con mucho que ofrecer.

Cierta flaqueza en lo técnico

Si a nivel jugable Bowser’s Fury es un paso hacia adelante, en lo técnico parece que tropieza estrepitosamente. En la isla en la que se desarrolla la aventura hemos podido apreciar ciertos errores a nivel gráfico, con imágenes borrosas y que presentan un déficit técnico impropio del sistema en el que se desenvuelve. De hecho, la distancia de dibujado es bastante pobre y los elementos del mapa se van cargando lentamente cuandos nos aproximamos a ellos. Por otro lado, la resolución a 720p no ayuda y los 30fps no se mantienen estables en todo momento, ni siquiera en el modo sobremesa de la consola.

La grandeza de Mario trasladada a la pantalla

bowser's fury

Mario es uno de los mayores exponentes de la marca Nintendo a lo largo de más de 35 años y el relanzamiento de uno de sus videojuegos modernos más significativos es un buen síntoma de la salud de la que goza el personaje por mucho que pasen los años. 3D World es una auténtica obra maestra que demuestra la enorme calidad que atesora el rey del género de plataformas y Bowser’s Fury certifica que la franquicia no tiene miedo de dar un paso más allá en su propuesta y explorar nuevos horizontes, algo que ya inició Super Mario Odyssey y que no le sienta nada mal. Su combinación es la demostración de que el pasado y el presente de Mario en los videojuegos es totalmente compatible y que sus posibilidades para el futuro son infinitas.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar