Análisis de Super Monkey Ball Banana Mania – Hora de hacer el mono

Una recopilación de lo más acertada para celebrar su vigésimo aniversario.

Existen gran cantidad de sagas que podemos decir que son clásicas dentro de la industria del videojuego. Monkey Ball es una de estas grandes sagas que han pasado a formar parte del ideario popular, especialmente entre aquellas personas que son amantes de los videojuegos. Al igual que Mario o Sonic, Aiai es reconocido por gran cantidad de personas, aunque a diferencia de los otros dos casos, la mayoría de personas lo conocen por su diseño, y no por su nombre.

En un pasado Nintendo Direct pudimos conocer del desarrollo de Super Monkey Ball Banana Mania. Se trataba de un título de fungiría como el homenaje a la saga por su vigésimo cumpleaños. Además, estamos ante una remasterización de varios títulos clásicos de la saga, específicamente las tres primeras entregas de Super Monkey Ball.

A continuación averiguaremos si estamos ante un título que celebra el aniversario de su saga como lo merece, o si por el contrario no deja de ser un producto recopilatorio sin gracia ninguna. Os aviso desde ya que estamos ante la primera opción.

Contenido a rebosar

Ya sabíamos desde hace tiempo que este título sería una colección remasterizada de anteriores títulos de la saga, sin embargo, nunca llegamos a pensar que tendría la gran cantidad de contenido que ofrece al usuario. Estamos hablando de más de 300 niveles completamente diferentes, los cuales pueden ser completados en diferentes modos, como son la historia principal o el modo desafíos. Estos niveles se agrupan en diferentes mundos, cada uno de ellos con su propia ambientación y banda sonora, lo que da un toque de frescura al hecho de ir completando niveles uno detrás de otro.

Además de esto, también se ha añadido un modo clasificatorio, el cual nos puede añadir otra gran cantidad de horas de juego. En este jugaremos todos los niveles de cada mundo uno detrás de otro, pero en este caso la particularidad se encuentra en que tendremos un contador en la parte inferior de la pantalla. Al terminar el mundo correspondiente se nos presentará una pestaña que nos preguntará si queremos publicar nuestro tiempo en internet. Esto puede parecer una tontería, pero le da una razón para completar los diferentes niveles que trae el título una y otra vez, hasta poder alcanzar la cima de la clasificación mundial.

clasificación super monkey ball banana mania

Otros añadidos interesantes que nos trae esta entrega son algunos minijuegos, los cuales extenderán nuestras horas de diversión aún más si cabe. Estos los iremos desbloqueando poco a poco mientras jugamos, y ten por seguro que es una gran recompensa por perseverar en nuestra aventura. Cada uno de estos minijuegos es divertido e imaginativo, llegando en algunos casos a opacar a los niveles clásicos.

Como guinda del pastel podemos mencionar algunos añadidos estéticos que encantarán especialmente a los fans de SEGA. Estos añadidos vienen en forma de más personajes jugables además del clásico grupo de monos que vemos en esta saga habitualmente. Estos pueden llegar a cambiar incluso características del juego, como en el caso de Sonic, el cual al utilizarlo sustituye los plátanos por sus clásicos aros.

Frenético y desafiante

Ya hemos hablado de la excelsa cantidad de contenido que nos trae esta recopilación, sin embargo, no hemos hablado de lo más importante: la jugabilidad. Cualquier juego puede colmarnos de contenido, el problema viene cuando es necesario hacer que ese contenido divierta al jugador.

Podéis respirar tranquilos, esta colección mantiene intacta la esencia de la saga, llegando incluso a pulirla aún más todavía. Seguimos teniendo la clásica jugabilidad que puede considerarse un plataformas, la cual resulta obligar al jugador a completar niveles plagados de caídas al vacío y obstáculos imposibles en tan solo 60 segundos.

Este es un juego desafiante, y el frenetismo del que hemos hablado antes es uno de los culpables de esto. El primer mundo (con sus 10 niveles) lo pasaremos relativamente fácil, pero a partir del segundo mundo el juego dejará de ser un paseo por el campo. La dificultad se incrementa de forma gradual, pero lo hace de manera imparable durante toda la aventura. Super Monkey Ball Banana Mania cuenta con una gran curva de dificultad, pero esto no es suficiente, ya que el juego consigue abrumar en muchos momentos.

Para alivio de las personas que quieran disfrutar de este juego, y las cuales no toleren una dificultad tan alta, el juego incluye gran cantidad de opciones de accesibilidad. Una de las más importantes es la inclusión de un modo ayuda, el cual introduce un botón el cual ralentiza el tiempo, de manera que el usuario tenga más tiempo para reaccionar. El hacer uso de estas opciones tiene sus consecuencias (no poder jugar el nivel en el modo desafío), pero si que te puede sacar muchas veces de situaciones en las que eres incapaz de pasarte un nivel. Además el juego te permite dar un nivel como pasado, de manera que puedes pasar al siguiente y continuar con tu aventura sin haber completado el previo.

accesibilidad super monkey ball banana mania

Un buen lavado de cara

No podemos olvidar que estamos ante una colección remasterizada de los tres primeros títulos de esta famosísima saga que fueron lanzados en consolas. Por esta razón estaba claro que íbamos a recibir un apartado gráfico renovado, así como nuevas canciones para la banda sonora y demás añadidos que mejoran la calidad de vida de este título.

El apartado gráfico se siente totalmente renovado, sintiéndose totalmente como un juego pensado para las consolas actuales. Donde se nota esta mejoría es principalmente en el diseño de los personajes que controlaremos, los cuales se sienten mucho más agradables a la vista que sus contrapartes de los juegos originales. Además de esto, tanto los niveles, como el diseño artístico del juego original se sienten propios de juegos actuales, lo que le da un plus a la experiencia.

diseños super monkey ball banana mania

La banda sonora es uno de los apartados más importantes en los juegos de este tipo, y debo decir que Super Monkey Ball Banana Mania cumple con creces en este apartado. Todas las canciones son de alta calidad, desde aquella que suena en el menú principal, hasta las correspondientes a cada mundo.

Por último es necesario aclarar que el rendimiento del juego es excelente. En las decenas de horas que he estado inmerso en sus niveles no he experimentado bajadas de frames acusadas, algo que se agradece enormemente. El único problema que he tenido en todas mis horas de juegos fue que el título se trabó luego de haber completado un nivel en el modo clasificatorio, obligándome a reiniciarlo para poder seguir jugando. Más allá de este contratiempo sin importancia, este título parece estar pulido al máximo.

El regreso triunfal de los monos

Super Monkey Ball Banana Mania resulta ser una de las mejores recopilaciones hechas jamás para homenajear a una saga. La gran cantidad de niveles que posee, todos ellos con una calidad excepcional, es una de sus mayores bazas. Además tenemos la clásica jugabilidad de la saga, refinada al máximo, así como unos apartados gráfico, sonoro y técnico que están muy bien cuidados. El único problema palpable del juego es la dificultad excesivo de alguno de sus niveles, lo cual se puede solucionar gracias a sus opciones de accesibilidad.

Aarón Márquez

Aarón es un amante de los videojuegos desde tiempos inmemoriales. Creció junto a Sora y compañía librando los mundos de Disney de despiadados sin corazón. La adultez llegó y compartir sus conocimientos y opiniones sobre videojuegos se volvió su gran pasión.
Cerrar