Análisis de Team Sonic Racing – La apuesta de Sega por el trabajo en equipo

Sonic vuelve a ponerse al volante de un kart para conquistar nuestros corazones a toda velocidad.

portada del juego

Jugar en equipo, esa asignatura pendiente que tantos aficionados a los videojuegos tienen y materia obligatoria en la educación de una conducta sana y respetuosa a la hora de jugar. Los títulos basados en karts, en ocasiones, son capaces de sacar a la luz lo peor de nosotros, especialmente si entran en juego diversos factores como la posibilidad de fastidiar a nuestros contrincantes o humillarlos en el último momento. Aunque la rivalidad ha sido siempre el núcleo base de cualquier juego de carreras, Sega y Sumo Digital apuestan fuerte por el concepto «carrera en equipo» y el resultado logra ser altamente convincente y apto para todos los públicos.

Así que sin más dilación, encended vuestros motores y preparaos para que de comienzo esta alocada y divertida carrera en Team Sonic Racing.

El legado de Sonic & Sega All-Stars Racing

Sonic

Las comparaciones son odiosas, pero resulta casi imposible, a la hora de elaborar una crítica sobre un videojuego, no compararlo con entregas anteriores del mismo o títulos de índole similar. Este es el caso de Team Sonic Racing, ya que muchos recordaréis su antecesor Sonic & Sega All-Stars Racing, juego que además de contar con todo el elenco de la familia Sonic, nos traía de vuelta personajes y escenarios de algunas de las franquicias más emblemáticas de Sega.

En Team Sonic Racing tan solo podemos competir y jugar en escenarios dedicados a nuestro querido erizo azul con personajes conocidos de su saga divididos en equipos: Team Sonic (Sonic, Tails, Knuckles), Team Dark (Shadow, E-123, y Rouge the Bat) y Team Rose (Rose, Big the Cat y Chao). Algo que a muchos usuarios les ha decepcionado de entrada, ya que el juego se limita solo a la familia Sonic dejando a un lado las infinitas posibilidades que ofrecen otros títulos de Sega.

A la hora de comenzar nuestras andanzas por Team Sonic Racing, encontramos el clásico modo Aventura en el que tendremos que ir superando circuitos o consiguiendo medallas por puntos (por ejemplo recogiendo monedas a contrarreloj) para poder ir avanzando en los distintos mapas. Para competir tenemos el Grand Prix, que consiste en 4 carreras por 4 circuitos de nuestra elección, el modo Exhibición, que tan solo es una carrera, y el Contrarreloj, donde el tiempo juega un papel clave. Los modos competitivos podemos jugarlos tanto online como con hasta cuatro amigos en pantalla partida.

Por último, tenemos la posibilidad de personalizar nuestros karts, tanto de forma estética como técnica para potenciar unas habilidades u otras, ya que cada corredor posee unas características especiales como velocidad, técnico (pueden evadir las trampas) o fuerte (con mayor defensa a los ataques). Eso sí, para personalizar los coches de carreras, tenemos que comprar unas esferas que, a modo de loot box, nos proporcionan objetos cosméticos, consumibles bonus u objetos de mejora. Por suerte podemos comprar estas cajas botín con 10 monedas del juego.

Diversión y mecánicas de juego infalibles

escenario volcán

Si hemos jugado anteriormente a títulos como Mario Kart o Crash Badicoot Team Racing ya conocemos bien la mecánica principal de este tipo de juegos. Debemos llegar los primeros a la meta y evitar que nuestros contrincantes tengan éxito. Para realizar esta labor de la forma más eficiente posible tendremos que manejar de forma magistral la aceleración y los derrapes de los personajes. Por suerte, todos sus personajes son sencillos de controlar a pesar de las habilidades especiales de cada uno, lo que dota a Team Sonic Racing de una jugabilidad excelente que facilita la diversión al volante.

Además, no podían faltar las cajas de objetos aleatorios que proporcionan una ayuda a cada contrincante. Desde el turbo hasta cohetes o un cubo que obstaculiza el camino de nuestros rivales son algunos de los objetos que podremos encontrar en estas cajas y que nos harán poner toda nuestra atención en la pista. Como principal novedad, al tratarse de un juego que, aunque existen las carreras individuales, se basa en el trabajo en equipo, Sumo Digital ha implementado la posibilidad de pasar a nuestros compañeros los objetos que no necesitemos. Para ayudar a nuestro equipo también podremos seguir el camino que trazan otros miembros de él para activar el Retroturbo, una forma de recompensar el trabajo en equipo.

Y hablando de trabajo en equipo, el estudio ha decidido recompensar este tipo de acción altruista con la gran estrella del juego, el Megaturbo. Es la habilidad más potente que nos permitirá cambiar radicalmente nuestro puesto en la carrera gracias a un aumento de velocidad considerable. Para recargar el Megaturbo lo antes posible tendremos que demostrar un buen trabajo en equipo y ayudar a los demás.

Un apartado gráfico adecuado que se agradece

Sonic

A la hora de adentrarnos en un circuito de carreras donde habrá numerosos obstáculos, curvas, giros de pantalla, colores intensos y numerosos contrincantes deseando sacarnos de la pista, se agradece que los gráficos estén dotados de cierta armonía y definición, algo que Team Sonic Racing consigue. Atravesar los ya mencionados escenarios, saturados de objetos y colores, a toda velocidad prestando atención a nuestro entorno es algo complicado, pero por suerte, Sumo Digital ha encontrado la armonía entre sus elementos y ha dotado al juego de una perfecta definición que evitará que nos perdamos o que nos sintamos confundidos en los momentos de máximo estrés.

El juego peca quizá un poco de tiempos de carga largos entre pantalla y pantalla, algo que cuando estás en plena emoción de la carrera puede resultar desesperante. No obstante, la fluidez de este título es sobresaliente.

En cuanto a su música, he de decir que la intro principal de Team Sonic Racing, Green Light Ride, interpretado por la banda japonesa Crush 40 recuerda mucho a Metallica (yo misma pensé que eran los autores de la canción). Tras una hora de juego te sentirás completamente obsesionado por esta canción. El resto de temas que nos acompañan durante las carreras también pecan de ser altamente pegadizos y adecuados para los momento de velocidad extrema.

La apuesta de Sega por el trabajo en equipo

Juego en equipo

A pesar de no tener un abanico de personajes y escenarios tan completo como Sonic & Sega All-Stars Racing, ni la carismática fama que precede a títulos como Crash Bandicoot Team Racing o Mario Kart, Team Sonic Racing merece una oportunidad para entrar en nuestros corazones. Es un juego que cumple lo que promete y que nos dejará pegados a la pantalla durante horas. Nunca fui especialmente buena en los juegos de karts (tampoco le puse empeño), pero con esta propuesta de Sega y Sumo Digital me he vuelto a reconciliar con esa niña que jugaba a F-Zero durante horas sentada en el suelo con su Super Nintendo.

Si estáis buscando un juego con el que pasar un buen rato con vuestros amigos y familia, y además sentís cierta nostalgia por el erizo azul más veloz de la historia, Team Sonic Racing no os decepcionará. Un juego para toda la familia que promueve el trabajo en equipo y que es una auténtica delicia audiovisual.

El juego llegará el próximo día 21 de mayo a PlayStation 4, Xbox One, PC y Nintendo Switch.

¿Preparado para activar el Megaturbo?

Marina Martínez

Graduada en Filología Alemana y amante de los idiomas, literatura, tecnología y videojuegos. Me gusta crear contenido relacionado con aquello que me apasiona.

Publicaciones relacionadas

Cerrar