Análisis de Trailblazers – Un arcoíris de velocidad

 

 

Destacar en el copado género de la conducción es una tarea cada día más complicada y eso los desarrolladores de videojuegos de velocidad lo saben a la perfección. Es precisamente por ello que los chicos de Supergonk, un estudio de reciente creación y formado por exempleados de Codemasters, Lionhead o Bizarre Creations, han decidido elaborar una propuesta completamente distinta con Trailblazers, que se lanzó ayer.

La experiencia que nos propone Trailblazers es muy diferente a la de otros videojuegos de carreras. Y es que aunque el objetivo principal del título es acabar en primera posición para hacernos con la victoria, también hay que tener en cuenta que el juego es (casi) obligatoriamente cooperativo, por lo que formar equipo con otras personas que entiendan nuestra forma de jugar es vital. Nosotros lo definiríamos como una mezcla entre Wipeout y Splatoon. Pero para entender a qué nos referimos deberás acompañarnos en nuestro análisis.

Comenzaremos por explicar la referencia que hemos lanzado anteriormente. No cabe duda de que el hecho de pilotar naves que se pueden llegar a mover a velocidades auténticamente frenéticas ya es motivo más que suficiente para recordarnos a Wipeout o F-Zero, pero lo cierto es que Trailblazers tiene mucho más que decir. Y es que durante la carrera debemos ir pintando la pista y trazando caminos de pintura para que tantos nuestros compañeros de equipo como nosotros mismos podamos aprovecharnos de ello.

Al pilotar sobre estos trazos de colores podremos alcanzar velocidades mucho mayores, de modo que la mecánica de pintar al más puro estilo Splatoon es innegable. Esta combinación de mecánicas hace de Trailblazers un juego de carreras muy especial en el que no solo importa conducir bien y llegar el primero, sino que hacer uso de la estrategia que permite la pintura y favorecer a nuestros compañeros de equipo es una tarea tanto o más importante que obtener la victoria.

La cooperación es fundamental en Trailblazers, de modo que jugar con amigos lo es casi todo (aunque también podemos obtener la victoria con desconocidos). Si optamos por jugar online podremos hacerlo con hasta otros cinco amigos, de modo que nos enfrentaremos en dos equipos de tres contra tres. También podemos jugar cooperativamente en local, a pantalla partida de toda la vida. En este caso, eso sí, solo cuatro de los jugadores podrán hacerlo desde la misma pantalla.

Los otros dos integrantes de la carrera deberán ser escogidos de entre otros jugadores online de Trailblazers o bien serán controlados por la IA. Sea como fuere, el objetivo principal de la primera vuelta de cada carrera en el videojuego de Supergonk es pintar una línea por la pista que nos guste para volver a recorrerla en cada vuelta. Y es que solo por las zonas que hayamos pintado podremos hacer uso del turbo, que nos otorgará una ventaja más que importante a la hora de obtener la victoria.

Cabe decir que a pesar de estar ante un videojuego cooperativo podemos jugar de forma completamente solitaria. Podremos acceder a carreras online en las que formaremos parte de un equipo de tres personas de otros lugares del mundo. Pero si así lo deseas también tenemos a nuestra disposición una campaña para un solo jugador repleta de retos y desafíos y que nos entretendrá y entrenará durante unas horas para el verdadero desafío: el multijugador cooperativo y online.

En lo audiovisual Trailblazers es un auténtico triunfo. Y es que el apartado visual está comandado por un estilo gráfico conocido como cel shading y que le sienta fantásticamente bien a la propuesta. Por si fuera poco el videojuego corre perfectamente a 60 frames por segundo (a no ser que tu PC sea capaz de dar más de sí todavía), lo cual es fundamental para un título tan centrado en la velocidad frenética y adrenalínica.

El apartado sonoro tampoco se queda atrás con respecto a lo dicho de lo gráfico. Contamos con temas muy cañeros y movidos (muy al estilo del ya mencionado Wipeout), perfectos para el estilo de juego que han querido crear los chicos de Supergonk. Los personajes no hablan, simplemente emiten sonidos para describir las situaciones de la carrera, a lo que hay que añadir unos textos completamente traducidos al castellano para que nadie pierda detalle.

El videojuego cuenta con cross-play o juego cruzado entre PC, Xbox One y PlayStation 4 (las tres plataformas para las que ya está disponible) y sus desarrolladores aseguran que Nintendo Switch también se unirá al juego cruzado cuando su versión se lance el próximo mes de junio, aunque todavía no hay fecha concreta. Un aliciente más para hacernos con Trailblazers, que quiere de este modo que la base de jugadores sea muy amplia y podamos encontrar partidas online con facilidad.

Joel Castillo

Jugabilidad: La mezcla de Wipeout y Splatoon es un auténtico éxito en Trailblazers. Ser los más rápidos no es lo único que hay que tener en cuenta para vencer en este videojuego cooperativo. Y es que trazar líneas de colores para poder activar nuestro turbo sobre ellas es fundamental no solo para obtener la victoria, sino para que nuestros dos compañeros de equipo también puedan superar a los otros tres rivales.

Gráficos: El estilo visual cel shading es todo un acierto para un videojuego de temática futurista y de ciencia ficción como este, a lo que acompaña un cuidado apartado gráfico, una estabilidad más que apropiada para el frenetismo de las carreras que nos esperan y un colorido que se hace especialmente patente cuando pintamos trazos en la pista.

Sonido: La banda sonora es una de las cosas más importantes para que todo lo que vemos y controlamos en Trailblazers tenga sentido. Los temas de corte tecno funcionan a la auténtica perfección durante el desarrollo de las carreras, a lo que hay que sumar sonidos que emiten los personajes y textos del juego completamente traducidos al castellano para el disfrute de los usuarios españoles y latinoamericanos.

Duración: Decir cuánto dura un videojuego de carreras es una tarea imposible, pero sí hemos de decir que Trailblazers cuenta con los suficientes modos de juego para ofrecernos diversión durante muchas horas. Ya sea en solitario, en compañía de amigos a pantalla partida o con otros jugadores online, el videojuego de Supergonk siempre hace que cada carrera sea diferente, por lo que es difícil aburrirse de él si te gusta su concepto de juego.

Conclusión: La premisa de juego de Trailblazers es muy diferente a casi cualquier otra cosa que nos haya ofrecido el género de conducción en los últimos años. La combinación de las mecánicas de sagas como Wipeout y Splatoon es un auténtico acierto, pues dota de una estrategia a las carreras que no existiría de otro modo si nuestro único objetivo fuera llegar los primeros a la línea de meta. La banda sonora, el apartado gráfico cel shading, la variedad de modos de juego, la posibilidad de jugar con amigos a pantalla partida, el cross-play entre plataformas y la estupenda estabilidad del juego. Todo son buenas noticias en Trailblazers. Si te gustan las carreras no deberías perdértelo por nada del mundo.

Cerrar