Análisis de Yakuza: Like a Dragon – Reiventando la fórmula JRPG

Yakuza llega con su entrega más irreverente que resulta todo un título de culto al RPG.

Yakuza lleva ya años siendo una de las sagas de culto más destacadas por su capacidad para crear un universo en el que todo es posible. No obstante, para esta ocasión, desde Ryu Ga, el estudio desarrollador, han querido estrujar su fórmula y ofrecer algo diferente que destaque y que sorprenda, por encima de todas las cosas. No cabe duda de que cumple su propósito mediante una propuesta basada en los clásicos JRPG por turnos y que, además, se transforma en un título de lo más digno en el género. Desde luego, una opción imperdible para todos los aficionados a la saga. Y lo mejor es que hemos podido disfrutarlo en Xbox Series X.

¡Ha nacido un héroe!

La historia de Yakuza: Like a Dragon nos invita a conocer a Ichiban Kasuga, un tremendo aficionado a Dragon Quest y otras sagas de JRPG que sueña con ser como el héroes de la clásica franquicia de Square. No obstante, el estudio no ha querido renovar su esencia por completo y a pesar de que el título bebe de un clima mucho más distendido y en tono humorístico, sigue siendo Yakuza con todo lo que ello conlleva. De este modo, Ichiban es miembro de la Yakuza, pero uno de baja clase, ya que pertenece a la familia Arakawa, subsidiaria del Clan Tojo. Con ello, su historia ofrece una versión alternativa que encaja perfectamente con la saga y que, al mismo tiempo, le aporta un genial tinte fresco.

A Yakuzear por turnos

yakuza like a dragon series x

No cabe duda de que Yakuza: Like a Dragon es una gran fórmula para atraer a todos aquellos que no han disfrutado de la saga anteriormente. Y aunque hay referencias de todo tipo a las entregas anteriores, tampoco pasa nada por enfrentarse a esta propuesta sin haber disfrutado de la saga hasta el momento. Con este concepto claro, resulta mucho más satisfactorio enfrentarse a su argumento, ya que no hay que aprender nada de lo que nos han ido mostrando durante los últimos, de ahí que también sea importante el cambio de protagonista para la ocasión. De hecho, hay claras diferencias que definen el cambio de género y de personalidad entre los personajes. Ichiban se muestra como una persona más adaptada a los tiempos y gustos modernos.

De este modo, su afición por Dragon Quest se torna imprescindible para definir lo que es Yakuza: Like a Dragon. Y es que gracias a su imaginación, podemos adentrarnos en todo un título que bebe de los firmes componentes del JRPG, haciendo especial hincapié en el sistema de ataque por turnos, lo que resulta una absoluta delicia. Y esto no se debe únicamente a una adaptación por hacer la gracia fácil, sino que el sistema en general está completamente cuidado para garantizar la gran experiencia que debe ofrecer un videojuego de rol de este calibre. Sin duda, un trabajo titánico del estudio para reinventarse y ofrece esta premisa tan curiosa y fantástica.

Con ello, el equipo que se le ponga a Ichiban y a sus aliados tendrá importancia en el combate, así como diferentes elementos consumibles que hacen las veces de las pociones, los éteres y otros elementos clave de los JRPG. Pero lo que más destaca, sin ningún género de duda, es la parodia a los clásicos trabajos de sagas como Final Fantasy: Ichiban y su equipo pueden desempeñar diferentes empleos que definirán sus estadísticas y habilidades de un modo muy eficaz. Además, las referencias a famosas sagas del género son constante, lo que convierte a Yakuza: Like a Dragon en un inesperado homenaje a un entorno con el que su público jamás hubiera soñado. Y lo mejor es que le sienta estupendamente bien.

Una experiencia completa en una ciudad inédita

yakuza like a dragon series x

Por supuesto, no sería un nombre digno del nombre Yakuza si no fuera fiel a ciertos intangibles que ya son una seña de identidad de la saga. Y es que en la ciudad de Ijincho, una región de Yokohama y está repleta de actividades de lo más variopintas que respiran Yakuza por los cuatro costados. Jugar los las clásicas recreativas de SEGA, una suerte de parodia a Mario Kart con sus propios circuitos y competiciones y un sinfín de posibilidades que ya son marca de la casa y en las que se pueden invertir una cantidad ingente de horas.

Por si fuera poco, no faltan las actividades que requieren de decisiones por parte del jugador para definir uno u otro camino, pero lo que más llama la atención es que esta entrega también ha querido definir sus tareas secundarias para adaptarse al género JRPG y se han incluido incluso mazmorras secretas con sus jefes para completar la experiencia más propia del género. Desde luego, no tiene desperdicio ver cómo han querido ser fieles a la esencia que debe cumplir un juego de este estilo, pero sin perder la esencia de lo que es la saga Yakuza. Lo único que se le puede reprochar es que en este caso es el tiempo que demora en ofrecer esa libertad necesaria para realizar todas estas actividades.

Lo que queda claro es que el estudio se ha lanzado a crear una ciudad que cumple con todas las expectativas que se puedan llegar a imaginar, lo que también deriva en una distancia mucho más larga que en anteriores entregas para poder alcanzar los objetivos, ya que su mapa es enorme. Aun así, no supone un sacrificio muy grande al comprobar el excepcional mimo con el que se ha tratado la propuesta y lo bien recreada que está la ciudad en todos sus apartados.

Un título estupendo que no es un indicativo del potencial de Xbox Series X

yakuza like a dragon series x

No se puede decir que Yakuza: Like a Dragon no luzca bien en Xbox Series X, porque estaría mintiendo. No obstante, sí que se nota que es un título de la anterior generación que se ha adaptado al nuevo sistema. De este modo, no se puede calificar como una propuesta que exprima el potencial técnico con el que cuenta la máquina de Microsoft. Entre las dos configuraciones que se pueden elegir para el título en dicho sistema, destaca la de 1440p/60fps, que se desarrolla como un auténtico tiro, sin ningún tipo de caída de frames ni nada que empañe el rendimiento en ningún momento. La otra configuración sí que alcanza la resolución a 4K, pero se limita a los 30fps y tampoco ofrece un salto cualitativo suficiente como para renunciar a los 60fps. Puedes descubrir más en este sentido en el análisis de la consola que verás bajo estas líneas, donde profundizo algo más al respecto.

Un Yakuza diferente, un Yakuza sobresaliente

yakuza like a dragon series x

No cabe duda de que lo que se creía que era una broma en su presentación puede ser chocante para todos aquellos que llevan mamando de la esencia de Yakuza durante todos estos años. No obstante, el resultado final es una propuesta fantástica que va a impresionar a todo aquel que se acerque y se trata de un homenaje increíble a todo un género que es una excelencia en la cultura japonesa. Si nunca te has enfrentado a un título de la saga, vas a encontrar tu lugar entre las calles de Ijincho y si ya eres un veterano de la misma, te sentirás completamente identificado con su fórmula y con las constantes referencias que se realizan en el transcurso de la historia. Un Yakuza renovado que sigue siendo Yakuza y eso es sinónimo de un videojuego imprescindible.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar