Análisis Devil May Cry 5 – El fuego solo puede combatirse con fuego

Dante, Nero y V protagonizan una entrega de acción que multiplica la experiencia DMC a límites muy altos

Protagonistas Devil May Cry 5

Con la reciente reaparición de Dante en la trilogía remasterizada de Devil May Cry y ese tan mal recibido DmC (aunque hay opiniones contrarias), yo sentía que a esta saga le hacía falta un buen revulsivo, un periodo de catarsis en el que renacer de sus cenizas y llegar con más fuerza que nunca. La saga comenzada por Hideki Kamiya en 2001 siempre ha sido de las más mencionadas en lo que a títulos de acción y hack ‘n’ slash se refiere. Con esa ambientación y personajes tan rompedores y con el carisma de su protagonista, ha conseguido llegar hasta 2019 a pesar de que le han salido muchísimos competidores y muy buenos todos ellos. A raíz de este nacimiento, muchas otras licencias han bebido del legado de Capcom, como Dante’s Inferno, God of War, Darksiders o, cómo no, la irreverente Bayonetta, que no es sino la hermana de sangre de Dante.

Furgoneta Devil May Cry 5

Devil May Cry 5 se ha creado con el objetivo de recordar quién es el rey de la acción, de la pista y del humor por encima de todas las cosas. Y por partida triple. Un título que, aunque no ha ido haciendo nada de ruido, a partir de su lanzamiento va a generar todo tipo de opiniones y será capaz de demostrar que los mayores cazademonios de la industria del videojuego no están dispuestos a apagar el neón de su cartel. La fiesta solo acaba de empezar.

Tres disparos en el blanco

Innovar en un terreno como el de la acción no siempre es fácil, sobre todo ahora que el sistema de negocio de las editoras está obligando a las desarrolladoras a no salirse de las fórmulas más exitosas. Por suerte, hay creativos que se salen de la norma, que saben que tienen un buen material entre manos y que son capaces de moldearlo para hacerlo atractivo y fresco para los jugadores. Hideaki Itsuno se ha encargado de mantener viva la saga Devil May Cry desde que la abandonó Hideki Kamiya (que fue bien pronto, por cierto) y la mente del japonés ha superado sus propios límites al construir una historia que, si bien no es rompedora ni original, está dibujada de manera muy diferente a lo que nos tienen acostumbrados muchos estudios. En Devil May Cry 5 se entrelazan los destinos de tres personajes: Dante, Nero y V. El pasado, el presente y el futuro de esta saga en un mismo juego y, además, con un toque de misterio que nunca viene mal.

Nero de perfil

De nuevo, una amenaza demoníaca está causando estragos en la Tierra y han llamado a la mano más capaz que hay en este plano: Dante. Aunque legendario y poderoso como él solo, su propia labor es la que ha hecho que no tenga mucho trabajo en los últimos años, pero este podría ser el último debido a su gravedad y las facturas hay que pagarlas de algún modo. En medio de todo el caos, se suma a la batalla Nero, el joven cazademonios que se había encontrado con Dante anteriormente y que ahora tenía su propia franquicia de “Devil May Cry”. La fórmula se cierra con V, un extraño joven que es capaz de invocar demonios y que tiene un especial interés en ayudar a la pareja de cazadores a cumplir su misión.

V de espaldas DMC 5

A partir de este punto, la narrativa se construye en diferentes capítulos en los que el jugador va conociendo todos los hechos a través de los ojos de todos los personajes. Esto implica que hay una triple visión que se alterna de manera magistral. Cada personaje presenta estilos de lucha completamente diferentes, personalidades opuestas y un destino distinto, pero tal es la artesanía con la que se ha elaborado el juego que en ningún momento se hacen pesados estas cambios. Al contrario, yo estaba deseando de cambiar de personaje para poder disfrutar de las posibilidades que ofrece cada uno.

Un juego levantado por sus personajes

Al igual que ocurre con Bayonetta o con God of War, los personajes que protagonizan esta aventura han conseguido sobrepasar los límites del propio juego. Es decir, su concepción, diseño y desarrollo es tan bueno que son capaces de vivir independientemente del juego en el que se insertan. Dante ya desprendía un aura de chulería y de macarrismo en su época, pero ahora, que ha entrado en una edad más adulta y los años empiezan a pesar, sigue teniendo una personalidad tremendamente atrayente, lo cual se puede palpar incluso en el propio Devil May Cry 5. Nero, por su parte, no deja ser el cliché de joven promesa con poco autocontrol, pero sirve de contraste para la nueva incorporación: V. Este personaje está envuelto en misterio desde el principio del juego, pero tanto Dante como Nero parecen confiar en él a pesar de no saber de dónde ha salido. Ese aspecto a lo Kylo Ren, sus capacidades especiales y la tranquilidad que muestra incluso en el peor de los momentos termina por complementar el carácter explosivo de sus otros dos compañeros de aventura.

Nero de frente DMC 5

Pero los protagonistas no son los únicos que aparecen este título, uno para el que se han creado personajes completamente nuevos cuyo carácter hace que roben escenas a los que han sido creados para estar en el foco de la atención. Mención especial tiene Nico, una joven ingeniera que es compañera de Nero en el negocio. Esta chica puede estar creada con la intención de servir de escudera del trío estrella y técnicamente es así, pero conforme avanzan las escenas uno queda completamente obnubilado por el carácter tan arrebatador que tiene. Es implacable, pero al mismo tiempo vulnerable; divertida e intensa y también tiene un punto de locura que la convierte en un verdadero peligro.

Fuego, chispas y mucho pop

Los neones del cartel de “Devil May Cry” pueden ser perfectamente el mayor elemento descriptor de esta saga. Un neón aporta luz e intensidad y si estalla puede generar una explosión bastante fuerte. Pues de todo eso está lleno Devil May Cry 5, un título que es el primero de la saga en aparecer en consolas de la actual generación. Recuerdo que, dejando a un lado a DmC, Devil May Cry 4 fue el último título numerado que llegó al mercado y fue en 2008. Más de una década después, Capcom ha usado el RE Engine, su motor propio, para generar todo un mundo consumido por la ponzoña del inframundo y atestada de bichos del averno. Este motor es el que se usó en Resident Evil 7 y en el reciente y exitoso Resident Evil 2 Remake, por lo que no había motivo para no confiar en sus capacidades con Devil May Cry 5.

Nero de espaldas DMC 5

Mucho se habló del fotorrealismo que se había conseguido para representar a los personajes de esta entrega, algo que impresiona realmente cuando uno se pone a los mandos de Devil May Cry 5. La factura técnica de este título es de sobresaliente, algo que no debería de extrañar a estas alturas de generación, pero que tras el salto de era en la propia línea temporal de la saga, sí que es un elemento a destacar. En lugar de hablar de los frames por segundo y de la resolución, temas muy técnicos que en este tipo de títulos no tienen demasiado peso, yo prefiero resaltar el trabajo de los artistas y del departamento de arte de Capcom, los cuales han sabido dar a luz nuevas monstruiosidades, originales y desagradables para que pueblen el mundo que el jugador tiene que recorrer. A esto se suman entornos muy detallados, amplios y llenos de secretos que, desde ya, os digo que exploréis a conciencia.

¿Te sobra un brazo?

Si hay algo en lo que Devil May Cry 5 se ha mantenido fiel a sus raíces es en su jugabilidad. La acción y la aventura son los pilares de un juego por el que, por suerte, han pasado bastantes años desde su última entrega. Los tres protagonistas presentan diferentes estilos de combate, como ya he indicado algo más arriba y son completamente diferentes. Dante confiará en su siempre fiable Rebellion y en Ébano y Marfil, las pistolas gemelas. Nero, que ha perdido su brazo demoníaco, contará con una nueva habilidad llamada Devil Breaker que podrá activar gracias a los brazos artificiales que le proporcionará Nico. Y también, obviamente, cuenta con Red Queen y Blue Rose. Por su parte, V es el que tiene el esquema jugable más innovador, ya que él no ataca de manera directa, sino que invoca hasta tres demonios con los que acaba con sus enemigos.

Tienda DMC 5

De esta forma, los tramos de combate, así como los enfrentamientos contra jefes, hacen uso de esta jugabilidad basada en combos que se pueden ir desbloqueando a base de gemas rojas. Las mejoras para cada personaje siguen siendo accesibles a través de la recolección de gemas de sangre. Esta opción de progresar mediante la obtención de un elemento onírico y simbólico sigue siendo una constante en los juegos de este corte, aunque en esta ocasión no solo habrá estatuas de deidades que servirán como punto de acceso para todas ellas. Estad pendientes.

Conclusiones

Si algo tiene Devil May Cry 5 es que, desde que comienzan los títulos de crédito, uno queda cautivado por los sonidos y por las imágenes. Capcom ha hecho de tripas corazón y ha ventilado bien la casa de la familia Sparda, que falta le hacía. Como detalle a destacar, e importante para algunos jugadores, el título presenta una opción que permite ver en orden cronológico los hechos que han ocurrido en la saga hasta ahora (con excepción de DmC). De esta forma, se puede tener un visión general de los hechos antes de empezar la aventura definitiva.

Juan Pedro Prat

Periodista. Siempre llevo a mano un Poké Ball por lo que pueda pasar. Combino mi pasión por escribir con la de diseñar, aunque no se me da muy bien. Intento siempre aprender de todos los que me rodean.

Publicaciones relacionadas

Cerrar