Análisis de Dragon Quest Builders 2 para PS4 – Un nuevo mundo, bloque a bloque

La franquicia de rol por excelencia vuelve a cruzarse con Minecraft, ¡y menudo acierto!

Análisis Dragon Quest Builders 2 PS4 01

Fue a finales de 2016 cuando PlayStation 4 recibía, junto con PS Vita, un híbrido de lo más extraño. Square Enix había decidido que fusionar la propuesta de Minecraft con la de Dragon Quest era buena idea, y de ahí nació un Dragon Quest Builders que nos pilló a todos por sorpresa no solo por la mezcla de ideas, sino por lo bien ejecutadas que estaban.

Un híbrido de lo más peculiar que logró calar entre propios y extraños tanto que, al cabo de dos años, Japón recibiría una secuela que causó más furor si cabe. El país nipón es un ferviente defensor de Dragon Quest, por lo que era un éxito casi seguro; no obstante, Occidente cada vez se abre más a la franquicia engendrada por Yuji Horii, incluso con los spin-offs y crossovers más locos que nazcan en ella. Por eso ahora estamos a punto de recibir Dragon Quest Builders 2, esa secuela que llega ya a Occidente con la promesa de elevar al infinito toda la fórmula del anterior.

Más horas de juego, muchos más contenidos, muchas más opciones y, en definitiva, más, más y más. Nos hemos metido de lleno en esta cúbica aventura firmada por Square Enix y Omega Force para ver qué tal ha evolucionado esta premisa, para escribir este análisis y, además, para descubrir que no solo entra por los ojos a través de su simpatía, sino que también es altamente adictivo.

Dragon Quest Builders 2: dame un martillo y moveré el mundo

Análisis Dragon Quest Builders 2 PS4 02

La premisa básica de Dragon Quest Builders 2 se aleja de lo habitual en la IP. Aquí no eres un héroe de leyenda que va a salvar el mundo de una horrible amenaza combatiendo. De hecho, tu papel es totalmente opuesto. No destruyes enemigos, construyes para ayudar al prójimo.

Eres un constructor, tienes un papel que representa todo un peligro para los Hijos de Argón, una maligna secta que promueve la destrucción en todo el mundo y que quiere evitar, por todos los medios, que los seres vivos dejen volar su imaginación, creatividad e ingenio para hacer algo tan básico y positivo como construir.

Así, tras personalizar a tu personaje y liberarte de un navío regentado por monstruos, acabas en una misteriosa isla conocida como la Isla del Despertar, junto con un humano de lo más extraño, Malroth, y toda una aventura por delante en la que descubrir toda la verdad que se esconde tras tu existencia, la de Malroth y la de los seguidores de Hargon.

Todo esto, con constantes guiños a las primeras entregas de Dragon Quest, con una banda sonora y efectos de sonido totalmente reconocibles por los fans de la saga y, por supuesto, con el inconfundible diseño firmado por Akira Toriyama. Es un DQ de cabo a rabo, solo que aquí no hay combates por turnos (como sí los hay en el reciente Dragon Quest XI), lo que impera es la acción en tiempo real y construir, construir cuanto puedas imaginar.

Análisis de Dragon Quest Builders 2

Ya lo has visto en imágenes y vídeos, y ahora nosotros te lo corroboramos para arrancar esta parte de nuestro análisis de Dragon Quest Builders 2. Todo en el mundo de este juego está hecho de bloques, salvo los personajes y los enemigos. Todas las construcciones, todos los elementos se pueden destruir para obtener materiales y crear.

La premisa principal es la construcción, o más bien la acción de crear. Ese es el combustible que alimenta todas y cada una de las mecánicas de este spin-off, y es lo que más sentido le da. No vamos a mentir, nos acercamos a él con ciertos prejuicios por lo quemado de la fórmula Minecraft; pero será el estilo, será su forma de hacer las cosas, será todo el conjunto. No sabemos exactamente el qué, pero ha llegado a tenernos pegados a la pantalla más de lo que nos gustaría reconocer en público.

Un mundo de bloques a tus pies

Análisis Dragon Quest Builders 2 PS4 03

Lo hemos mencionado ya, odo el mundo de DQ Builders 2 está hecho de bloques que dan materiales. Recolectarlos a base de destruirlos es la mejor forma de contar con recursos para construir a medida que avanzas en la historia y tratas de parar los pies a los Hijos de Hargón.

El argumento empieza a un ritmo bastante más pausado del que nos gustaría, de hecho las primeras horas pueden resultar un tanto pesadas por la cantidad de tareas insignificantes que llevas a cabo; pero, cuando ya has pasado decenas y decenas de horas en su interior, ves que tenían especial sentido. Debes prestar mucha atención a las mecánicas que se te explican al comienzo, porque son la base sobre la que construir todo el resto, nunca mejor dicho.

Viajas de isla en isla ayudando a sus habitantes mientras vas mejorando como constructor, descubres más sobre Hargón y dejas que tu imaginación se desate más y más. La premisa es así de simple, pero todo lo que hay detrás de ella es brutal en cuanto a magnitud y posibilidades.

Puedes subir de nivel como en cualquier RPG a la vieja usanza, mejorando tus estadísticas, puedes forjar y equipar nuevas armas y armamento tanto para ti como para cualquier otro personaje de los lugares que visites. Puedes crecer como guerrero a la vez que como constructor para acabar con los enemigos que se te aparezcan mientras sigues ideando nuevas formas de crear y construir.

Análisis Dragon Quest Builders 2 PS4 04

Subir de nivel cobra especial sentido en este juego, porque te ayuda a aprender nuevas recetas para construir nuevos objetos con los que crear todo tipo de salas, estancias e incluso localizaciones. Todo eso se va apelotonando a medida que aprendes más y más recorriendo cada esquina del mapa en busca de más recursos para llevar a cabo las tareas que se te piden y conseguir que cada villa que pises prospera y crece.

Así, hemos pasado de preocuparnos por nuestra plantación de tomates, asegurándonos de que estén bien rodeados de agua y cuenten con un buen fertilizante, a construir enormes murallas para un ambicioso castillo o excavado hasta las profundidades de una montaña. Todo eso con el sudor de nuestra frente, o más bien con el de nuestras manos sobre el mando, viviendo a cada paso la sensación de ser un constructor en este cuadriculado y vivo mundo.

Una campaña para la eternidad

Análisis Dragon Quest Builders 2 PS4 05

Y lo cierto es que la idea, como tal, no ha hecho más que engancharnos más y más a medida que avanzábamos en la campaña principal. Tu personaje y Malroth suben de nivel mientras la historia se va desvelando poco a poco, aunque no sea especialmente sorprendente; pero, sobre todo, mientras aprendemos más y más formas de construir y recibimos más herramientas para facilitar nuestra tarea como constructores.

Todo esto en una campaña que se prolonga a lo largo de una cantidad de horas exageradamente grande. No podemos dar una cifra exacta de su duración, pero te aseguramos que aquí hay más de 50 y de 60 horas jugando entre bloques, sobre todo si te dejas llevar por las tareas opcionales y sacas a relucir tu lado más aventurero para explorar.

Historia que, además, puedes jugar en cooperativo con otros amigos a través de internet para avanzar en conjunto y disfrutar de la vertiente más colaborativa de este juego. Desafortunadamente, no hemos podido probar esta faceta del juego por no haber encontrado jugadores en esta etapa previa al lanzamiento, pero echaremos un vistazo una vez esté en el mercado para ver cuánto más añade a la experiencia jugable.

Aun así, viendo todas las posibilidades que ofrece en todos los sentidos posibles (creednos, es inmenso), estamos seguros de que esta vertiente cooperativa, en lugar de restar, no hará más que sumar diversión a la fórmula general de DQ Builders 2.

Bloques repletos de personalidad

Análisis Dragon Quest Builders 2 PS4 06

Dragon Quest Builders 2 tiene mucho a favor, como también algunos puntos en contra como el pesado ritmo de las primeras horas o la falta de un sistema de combate más dinámico y profundo; pero, sin duda, lo que más cautiva de esta entrega es, además de sus posibilidades a la hora de crear, el enorme carisma y la fuerza de su universo.

Cada diálogo, por pequeño que sea, refleja al máximo la personalidad que tanto caracteriza a la saga Dragon Quest. No es algo presente solo en el diseño de personajes y en los sonidos y melodías, está también ahí, en cada conversación en la que aprovecha para dejar alguna traza del humor que hay siempre en la serie, en esos acentos que te dejan clara la forma de hablar de cada uno y hasta en esas referencias como a las que se cuelan al comienzo sobre Dr. Slump.

Es un gancho innegable para el que sea fan de Toriyama y de su obra, algo que Builders 2 aprovecha muy bien no como elemento principal, sino como toque adicional que termina de hacer aún más atractivo a todo lo que ofrece. Puede que para los que no sean tan seguidores del mangaka no resulte especialmente llamativo, como tampoco para los que se acercan por primera vez a Dragon Quest; pero ese encanto está siempre presente, y logra arrancar una sonrisa en más de una ocasión.

Más Builders, más Dragon Quest

Análisis Dragon Quest Builders 2 PS4 07

Dragon Quest Builders 2 supera a su antecesor en todas las facetas posibles. El primero era bueno, el segundo es mejor. Adquiere muchas más mecánicas de RPG para ofrecer una mayor profundidad a nivel de jugabilidad, como también añade muchísimo más a su faceta como «builder» ofreciendo más opciones de construcción, más tipos de materiales y más complejidad a la hora de realizar construcciones.

Ha hecho todo lo posible por potenciar la fórmula original y mantener al máximo la esencia de la saga Dragon Quest, y el resultado es palpable. Conserva esa simpatía que se traslada a cada línea de diálogo y a cada personaje, como también a cada parte del guión; pero también arriesga por el cambio con ese mundo cuadriculado.

El resultado es fácil de entender. Dragon Quest Builders 2 es un juego pensado para consumir una gran cantidad de horas, para envolverte sin que te des cuenta hasta que te veas mejorando esa casa que te has hecho a las 3 de la madrugada. Adictivo, divertido y simpático, vale la pena darle una oportunidad a esto de ser constructor. Y ahora, si nos disculpáis, vamos a remodelar nuestro castillo.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar