Análisis de Erica para PlayStation 4: El inicio de algo muy interesante

Una historia interactiva que, aunque con mucho margen de mejora, ofrece una experiencia muy satisfactoria

Erica PS4

Durante la pasada Gamescom 2019, Sony sorprendió a los jugadores con el anuncio de un nuevo juego; uno que se lanzó al mercado en el mismo momento en el que se daba a conocer y que llevaba la experiencia de «película interactiva» al siguiente nivel. Hablo de Erica, un pequeño juego desarrollado por el estudio Flavourworks que, aunque tiene unas deficiencias generalizadas, supone el primer paso de un género que podría popularizarse enormemente si se hace adecuadamente y se elaboran historias con mucho más potencial.

Este tipo de juegos no es para todas las personas, puesto que requieren de una intervención limitada del jugador, aunque de gran calado, puesto que las decisiones a tomar influirán en el devenir de los acontecimientos. David Cage es uno de los desarrolladores más puestos en este tipo de experiencias, aunque en el caso de Heavy Rain, Beyond: Dos Almas y Detroit: Become Human, el jugador tiene mucha más parte activa que en el caso de Erica. Este juego tiene como base una producción cinematográfica a la que se le han añadido opciones interactivas para que el jugador pueda seguir su propio camino dentro de la trama. Hasta ahora no ha habido una experiencia similar (la de convertir una película en un videojuego y no al revés) en la industria y tiene muchísimo potencial.

Una película olvidable

Entre las principales características que debe tener un juego basado en su narrativa o en su historia es un buen guion. Es decir, si lo que le vas a ofrecer al jugador es una película en la que va a intervenir en contadas ocasiones y no va a poder tener pleno control de lo que ocurre, lo menos que puedes hacer es que lo que se cuenta sea muy bueno. En el caso de Erica, Flavourworks ha optado por seguir el modelo de Until Dawn, puesto que lo mejor que funciona en este tipo de producciones es el misterio y el thriller. Cualquier aventura gráfica se sirve siempre de un crimen, una leyenda o un misterio que resolver para hacer que todos los engranajes se muevan.

Erica PS4

Erica cuenta la historia de una joven que vivió la muerte de su padre cuando era pequeña y ahora, en su adolescencia, sufre el acoso de quien acabó con él. El jugador acompañará a la chica mientras el sargento Blake investiga la identidad del asesino y la intenta proteger de su perseguidor. La trama se complejiza un poco cuando entran en juego otros personajes y localizaciones, los cuales ocultan sus propios secretos. El problema de Erica es que se ha desarrollado con muy poca ambición. Bien es cierto que grabar toda la película con actores reales ya es de destacar, pero la sensación que transmite Erica es que en la desarrolladora o no tenían recursos suficientes o no tenían mucha confianza en lo que estaban haciendo.

Erica PS4

Esto ya se lo habréis leído a otros compañeros, pero es que Erica parece una película de las que algunas cadenas de televisión emiten en las sobremesas de los fines de semana: interesantes, pero muy olvidables. Estas películas están hechas para salir directamente en formato doméstico por su poca proyección y porque saben que no tienen el gancho para un estreno en cines. Pues con este juego ocurre exactamente lo mismo. Es intrascendente, solo es una pequeña golosina a la que se la va rápido el sabor.

Un planteamiento que debe explotarse

Pero no todo es malo en lo que se refiere a Erica, ni mucho menos. La propia propuesta (valga la aliteración), es un género que podría funcionar muy bien en el futuro si se lleva a cabo con cierta ambición. No es necesario reclutar a medio Hollywood como hace Kojima, solo aspirar a algo más para ofrecer una experiencia mucho más profunda y que no esté llena de elementos predecibles. Es decir, esforzarse un poco más por conseguir un núcleo mucho más potente, ya que, como he indicado anteriormente, es la principal baza de este tipo de juegos.

Erica

El título no es demasiado largo y en cuestión de 2-3 horas se puede terminar uno de los varios recorridos que se pueden experimentar. Erica no solo lleva al jugador a tomar decisiones que te llevan a un desenlace u otro, sino que a lo largo del juego el jugador tiene que intervenir para llevar a cabo ciertas acciones muy triviales como girar una manilla o abrir un paquete. Esto, en realidad, resta más que suma, puesto que de esta manera se pierde el ritmo de la narración de manera innecesaria. Luego están las diferentes opciones que el juego da al usuarios de cara a abrir diferentes situaciones: contestaciones, acciones, etc, que es la base de este título y con los que se consiguen realmente cambios en la trama.

Cabe destacar que el título ofrece un control completamente táctil, es decir, que solo se usa el pad táctil del DualShock 4 para interactuar. Peor hay una segunda opción que es la más reocmendada: descargar la aplicación creada para Erica. Con ella se puede manera mucho mejor cualquiera de las acciones que se pueden llevar a cabo, pues el pad del DualShock 4 no está optimizado para su uso prolongado y constante.

Conclusiones

Erica es una producción muy asequible y poco ambiciosa, pero ha tocado una tecla que puede ser una nueva vía para la expansión del videojuego en el futuro. No es la primera vez que llegan al mercado títulos de un corte similar, pero nunca en este formato. Los jugadores disfrutamos mucho de poder influir en los hechos de una historia y estos contenidos, planteados como pequeñas películas autoconclusivas, son un filón del que se puede extraer verdadero oro.

Juan Pedro Prat

Periodista. Siempre llevo a mano un Poké Ball por lo que pueda pasar. Combino mi pasión por escribir con la de diseñar, aunque no se me da muy bien. Intento siempre aprender de todos los que me rodean.

Publicaciones relacionadas

Cerrar