Análisis Killing Floor Double Feature: Doble de tiros y de bichos mutados

Tripwire Interactive une en un solo pack una experiencia tradicional y otra renovada de su saga estrella

Killing Floor Double Feature

Ser un referente dentro del género de disparos es una tarea bastante difícil, ya que está todo prácticamente inventado. Los juegos que pertenecen al género shooter tienen una serie de características comunes que todos suelen traer de serie y en los que no pueden fallar si quieren contentar al usuario. A partir de ahí es donde la desarrolladora tiene que innovar y arriesgar de cara a que ese producto cause impacto. Esto es lo que ha hecho Killing Floor desde que se lanzó al mercado originalmente, aunque su propuesta base ya es bastante loca de por sí. La saga de Tripwire Interactive lanzó Killing Floor 2 en PS4 hace unos cuantos años y ahora lo han reeditado junto con una experiencia en RV que ponen la guinda a un pastel de sangre, vísceras y muchos monstruos desfigurados.

Killing Floor 2

Killing Floor: Double Feature se ha lanzado con el objetivo de recordar a los jugadores que los Zed no se han ido y que todavía quedan bastante como para que nos olvidemos de cooperar y de agarrar nuestra pala asesina para destrozarles el espinazo. Eso si, ahora es necesario nuevo equipamiento para poder acabar esta aventura, ya que para poder disfrutar de Killing Floor: Incursion, necesitaremos un casco de PlayStation VR, pues se trata de una experiencia en realidad virtual.

No te olvides de mirar a todos los lados

Y es que si nunca has tocado la saga Killing Floor, más te valdría hacer caso de todos los consejos que puedas encontrar en este análisis. Este Killing Floor 2 que se incluye en el pack es el mismo juego que lanzó originalmente en 2016, pero con todo el contenido adicional que posteriormente fue llegando a los jugadores. De ahí que sea una oportunidad bastante buena para experimentar el gore extremo de este título que tanto recuerda a Resident Evil. Y es que nos enfrentamos al mismo juego cooperativo que basa todo su atractivo en una jugabilidad para varios jugadores y una violencia exagerada que ha caracterizado siempre a esta licencia.

Tanto la campaña como el resto de modos están conformados bajo una estructura de supervivencia. Es decir, todo el título está montado como una película apocalíptica en la que los protagonistas se abren paso ante diferentes tipos de monstruos que los quieren matar o devorar. Pues aquí igual, solo que con unas criaturas bastante más peligrosas y con habilidades muy problemáticas. Es por esto que la campaña también está construida para que se juegue en compañía (con hasta seis jugadores), ya que no es fácil enfrentarse a las hordas y horas de zeds en solitario. Yo lo he intentado y no es nada recomendable incluso a pesar de que se pueda ser un jugador experimentado.

Killing Floor 2

Killing Floor 2 le da al jugador frenéticas oleadas llenas de criaturas con habilidades diferentes y las intercala con momentos de tranquilidad donde este puede modificar su equipo, adquirir nuevas armas y pertrecharse en condiciones para la siguiente oleada. Como digo, todo en esta saga está montado así, ya que el objetivo de Tripwire Interactive es que los jugadores colaboren para poder acabar con todos los enemigos. Y para que todos se puedan adaptar, hay un sistema de clases con especializaciones. Esto quiere decir que se puede elegir entre una de las muchas clases que hay dependiendo del estilo de juego de cada usuarios. Todos ellos con armas y habilidades distintas que serán claves si las partidas las conforman más de un jugador.

Lo único que se le puede achacar a este juego, además de su simpleza mecánica, es que el apartado técnico nunca fue nada a destacar y ese aspecto sigue siendo así en esta versión, ya que no es más que una edición completa que no mejora nada lo visto anteriormente en cuanto gráficos.

La verdadera experiencia en primera persona

La realidad virtual es una tecnología que parece estar hecha para los juegos de disparos en primera persona. Cierto es que se ha podido ver en muchas otras temáticas y desarrollos, pero si aplicamos la lógica, los que más beneficiados pueden verse de este hardware, son los FPS. De ahí que vea normal que Killing Floor haya decidido dar también el salto a la RV con Incursion, una aventura que aplica todo lo visto en la saga a una primerísima persona en la que el jugador se mete de lleno en el asfixiante y atosigante mundo de este juego.

Killing Floor: Double Feature

En esta ocasión, la historia se simplifica un poco y se hace una especie de meta-historia en la que el protagonista, un teniente del Horzine, acaba malherido tras fallar un experimento. Como parte de su recuperación, es introducido en una simulación que acaba corrompida por un virus y hace que el jugador tenga que librarse de las ya conocidísimas hordas y hordas de zeds. La aplicación de la realidad virtual a este juego está muy conseguida y se han implementado mecánicas para que el jugador no se maree con el movimiento libre. Hay un sistema de teletransporte que es bastante útil, aunque es limitado, y para usar cada arma, habrá que hacer el gesto correspondiente para sacarla del lugar en la que la tengamos preparada. Es decir, no basta con pulsar un botón, sino que habrá que hacerlo de modo realista.

Killing Floor: Incursion

Al igual que la aventura tradicional, en Incursion, habrá una campaña, como ya os he comentado (dividida en cuatro capítulos) y también un modo supervivencia cuyo único objetivo es conseguir la mayor puntuación posible. El título no presume de unos grandes gráficos, pero siguiendo la línea de la saga, es un juego muy competente en todos sus aspectos.

Conclusiones

Killing Floor: Double Feature no ofrece ningún aspecto de su jugabilidad que lleve a los jugadores a volver a la saga, pero la aventura en realidad virtual es una experiencia muy entretenida que sí merece una oportunidad. No hay mejoras de ningún tipo y ni siquiera es un juego de otra generación que sale en esta nueva. Solamente se ha incluido en el pack para poder darle alas a Incursion, la experiencia exclusiva para PlayStation VR.

Juan Pedro Prat

Periodista. Siempre llevo a mano un Poké Ball por lo que pueda pasar. Combino mi pasión por escribir con la de diseñar, aunque no se me da muy bien. Intento siempre aprender de todos los que me rodean.
Cerrar