Análisis de Nubla 2 – Trazando el camino de la aventura artística

Gammera Nest une arte y videojuegos en esta aventura gráfica inspirada en los cuadros del Museo Thyssen-Bornemisza.

Imagen de Nubla 2

Educar a través de los videojuegos está siendo una de las principales metas para muchos docentes del siglo XXI. Dentro de las múltiples disciplinas que los videojuegos pueden ayudar a ser impartidas, el arte es una de las que más relación guardan con ellos.

Y así es precisamente como nació la trilogía Nubla, gracias al desarrollo de Gammera Nest, un estudio formado por alumnos de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología de Madrid), y con el apoyo de PlayStation Talents. La primera entrega no tuvo una buena acogida debido a que estaba centrada principalmente en el aspecto artístico del juego y poseía demasiadas carencias en términos de jugabilidad.

Con esta segunda entrega, la propuesta del estudio madrileño consigue crear un videojuego de un alto valor educativo que logra divertir a la vez que enseña. Nubla 2: M. La ciudad en el Centro del Mundo supone una mejora respecto a la anterior entrega y, junto a otros juegos indies como el aclamado GRIS o el clásico Gorogoa, una fusión entre arte convencional y videojuegos.

Introducción – Escenarios cuidados, mejores puzles y nuevas mecánicas de control

Captura de Nubla 2

Nubla 2 busca la esencia de las aventuras gráficas de la forma más artística posible convirtiéndose en una especie de aventura artística cuya intenciones son educar y entretener. Una propuesta arriesgada e interesante, ya que el juego no destaca por su historia y tiene bastantes carencias en los controles, tiempos de carta y jugabilidad. No obstante, los escenarios y sus diseños destacan enormemente siendo algunos puzles de un alto valor estético cuya riqueza visual consigue brillar.

La historia nos presenta a un mundo que está siendo arrasado por una tormenta destrozándolo todo a su paso, incluido el arte. La gente buscará refugio en «M», la ciudad del centro del mundo, donde el arte podrá ser preservado para siempre.

Para ello tendremos que manejar a dos personajes de forma similar a Brothers: A Tale of Two Sons o Unravel, y resolver enigmas utilizando diferentes habilidades que nos permitirán volar, hacernos invisibles, crecer, descubrir objetos escondidos o teletransportarnos.

Análisis – Controles que dejan mucho que desear y tiempos de carga excesivos

Captura de Nubla 2

El juego tiene un apartado gráfico más que notable, sin embargo en cuestiones jugables, Nubla 2 puede llegar a desesperar un poco debido a sus controles y a tiempos de carga algo prolongados.

El jugador de hoy en día desea una experiencia ágil y rápida que le haga pasar un buen rato, pero controlar a dos personajes a la vez cuando cada uno tiene atributos distintos acaba convirtiéndose en una tarea algo complicada y desesperante. Acabamos volviendo al punto de partida por errores o bugs muy tontos y casi siempre relacionados con los controles. Si es la primera vez que nos enfrentamos a este tipo de juego donde manejamos a dos personajes, los primeros capítulos pueden resultar bastante estresantes y eso entorpece bastante el disfrute estético que proporciona Nubla 2.

Una propuesta interesante pero mejorable

Se nota una enorme mejoría respecto a la primera entrega, ya que los puzles se han vuelto más difíciles que mezclan también plataformas y, en algunos casos, persecuciones. La aventura de Gammera Nest está centrada a un público joven y pretende promover el arte entre sus jugadores, no deja de ser una gran idea a pesar de necesitar mejoras en su aspecto jugable.

La duración del juego es breve, pero puede llegar a alargarse mucho entre los tiempos de carga y las veces que volvemos al punto de partida tras caer al agua o que nos pille la tormenta entre otros. El ritmo es algo monótono y difícil de seguir, quizá su principal aliciente es poder contemplar los escenarios, especialmente el que da nombre al juego, uno de los más hermosos de todo el juego. Todo acompañado por una banda sonora que calza muy bien con las imágenes, y textos en castellano, ya que el juego carece de voces.

Conclusión – Educación, arte y videojuegos se unen en esta experiencia

captura nubla 2

A pesar de ciertos aspectos que nos puedan parecer algo tediosos a la hora de disfrutar de Nubla 2, su aspecto artístico es remarcable y no deja a nadie indiferente. El concepto que proponen desde Gammera Nest y el Museo Thyssen-Bornemisza trasciende en una nueva línea de desarrollo de videojuegos educativos pero a la vez divertidos. Una reflexión bastante importante en la defensa apasionada de los videojuegos como arte o como medio educacional, algo que demuestra que es posible fundir estos términos creando una «aventura artística» que a la vez esparce un concepto cultural cada día más olvidado pero no por ello menos importante: saber apreciar y valorar el arte.

Un camino que Nubla 2: M. La ciudad del centro del mundo ha trazado y que sin duda promete ser el inicio de un proyecto aún más grande. Habrá que estar atentos a la evolución del estudio y a la acogida del juego entre los fieles seguidores de las aventuras gráficas.

Marina Martínez

Graduada en Filología Alemana y amante de los idiomas, literatura, tecnología y videojuegos. Me gusta crear contenido relacionado con aquello que me apasiona.

Publicaciones relacionadas

Cerrar