Análisis del Razer Huntsman Quartz Pink, un teclado que no pasa desapercibido

Así ha sido nuestra experiencia de uso después de probarlo durante unas semanas.

Teclado Razer Huntsman

Tener un buen teclado ya sea para jugar o bien para tareas de ofimática nunca está de más. A día de hoy podemos encontrar teclados que son buenos en ambas cosas, y lo mejor de todo, no siempre hay que hacer un gran desembolso por uno. Si en su día hablamos del Razer Blackwidow Elite, hoy veremos otro teclado más de la misma marca.

En esta ocasión hemos podido probar durante algunas semanas el teclado Razer Huntsman Quartz Pink. Tiempo más que suficiente para contar nuestra experiencia de uso, tanto en juegos como en ofimática. Una vez más, tenemos que dar las gracias a Razer por dejarnos probar uno de sus periféricos para hacer el correspondiente análisis.

Especificaciones técnicas

Razer Huntsman
Switches optomecánicos Razer con una fuerza de accionamiento de 45 G
Los switches tienen una vida útil de 100 millones de pulsadones
Retroiluminación Chroma con 16,8 millones de opciones de color personalizables
Almacenamiento híbrido integrado con capacidad de guardar hasta cinco perfiles
Compatibilidad con el software Razer Synapse 3
Teclas programables con grabación simultanea de macros
Reconocimiento multitáctil de hasta 10 teclas
Modo de juego
Cable de fibra trenzada
Tasa de sondeo de 1000 Hz

Razer Huntsman – Un teclado enfocado el gaming

El teclado Razer Huntsman Quartz Pink viene en una caja que no pasa desapercibida, en su parte superior predomina el color rosa y se puede ver una imagen del teclado. En la parte inferior hay información relacionada con algunas de las características. Al abrir la caja encontramos lo justo y necesario. Lo primero que vemos es el teclado cubierto por un plástico. Además, hay dos protectores a los lados. También podemos ver el manual y algunos folletos de la marca.

A la hora de sacar el teclado de la caja se siente un poco pesado y robusto, y no es para menos, tiene una placa superior de aluminio. Las teclas son de plástico, algo muy habitual. El cable que tiene ese trenzado y se conecta a un puerto USB del ordenador.

El teclado Razer Huntsman tiene un cable USB trenzado

En cuanto a los switches, son optomecánicos y han sido diseñados por Razer. Tienen una tasa de sondeo de 1000 Hz. Apenas hay que hacer fuerza y se nota que son muy sensibles. Según Razer, estos sensores tienen un receptor que se activa por una señal luminosa, esto a su vez activa el comando del switch. Acostumbrarse al tacto lleva poco tiempo. Una vez nos hemos acostumbrado es una delicia, podemos pasar muchas horas tecleando como si nada. Los switches tienen una vida útil de 100 millones de pulsaciones. Por cierto, la unidad que hemos probado no tiene la tecla Ñ y la tecla enter es más pequeña. Pero que no cunda el pánico, se puede comprar con la distribución en español.

Switches del teclado Razer Huntsman

Si tener el teclado completamente plano nos parece incomodo, siempre podemos usar las pestañas que hay en la parte inferior para ponerlo a nuestro gusto. Hay dos posiciones disponibles. Eso sí, olvídate del reposamuñecas, el teclado Razer Huntsman Quartz Pink no incluye dicho accesorio.

En tareas de ofimática funciona realmente bien, y en juegos más de lo mismo. Apenas hay que presionar para que detecte la pulsación. Luego hay que tener en cuenta otras características que suponen un extra a la hora de jugar. El modo juego es muy útil para no pulsar la tecla incorrecta mientras jugamos. También podemos editar macros sobre la marcha y permite hasta 10 pulsaciones simultáneas.

Aunque el teclado Razer Huntsman parece mecánico, no lo es

Otra de las funciones que merece la pena mencionar es la memoria híbrida local y de almacenamiento en la nube. Dicha función permite vincular botones y asignar marcos. Todas las configuraciones se guardan automáticamente en la nube. En caso de no tener acceso a Internet, no pasa nada, se pueden guardan de forma local.

Al ser un teclado enfocado al gaming no podía faltar la retroiluminación Chroma con 16,8 millones de colores personalizables. La intensidad de la iluminación se puede ajustar pulsando las teclas FN + F11 o FN + F12. Para personalizar los colores hay que instalar el software Razer Synapse.

El teclado Razer Huntsman tiene un modo juego

Razer Synapse: opcional, pero muy recomendable

Si bien el teclado funciona perfectamente sin necesidad de instalar software alguno, si queremos disfrutar de todas las funciones del Razer Huntsman hay que instalar Razer Synapse. Con Razer Synapse podemos asignar fácilmente una función adicional a la misma tecla y almacenar los perfiles creados en la memoria híbrida.

Con el software Synapse podemos configurar el teclado Razer Huntsman

Para personalizar la retroiluminación también hay que usar Razer Synapse, como viene siendo habitual en los periféricos que soportan Razer Chroma. No solo podemos cambiar el color, también aplicar varios efectos para dar un toque más personal. Desde dicho software también se activa el modo de juego. Una vez activado no hace falta abrir Razer Synapse para activarlo de nuevo, simplemente hay que pulsar una combinación de teclas.

Personalizar la iluminación del teclado Razer Huntsman es posible con Razer Synapse

Para descargar el software de Razer no hace falta ir a la web de la marca, al conectar por primera vez el teclado nos aparecerá un mensaje por si deseamos descargar e instalar de forma automática Razer Synapse.

Conclusión

Si bien Razer Huntsman está más pensado para aquellos que buscan un teclado gaming, también es una buena opción si mayormente lo vamos a usar para ofimática. La sensación al tacto es muy buena y la presión que tenemos que ejercer sobre cada una de las teclas es mínima, eso sí, el recorrido es más bien un poco largo. Si no te gustan los teclados con los switches de corto recorrido y donde hay las teclas se sientan duras a la hora de presionar, entonces el Razer Huntsman te puede interesar. En cuanto a los acabados, es un teclado muy bien construido.

Personalmente he echado en falta unas teclas dedicas para los controles multimedia, algo que sí tiene el teclado Razer BlackWidow Elite. Aquí hay que pulsar una combinación de teclas para subir y bajar el volumen, también para avanzar, reproducir o pausar. Esto sería uno de sus puntos negativos y más si tenemos en cuenta el precio. Suele rondar entre los 129 y 150 euros, aunque tiene un PVP 159,99 euros.

Comprar teclado Razer Huntsman en Amazon

Antonio Ferrer

Apasionado de todo lo relacionado con la tecnología y videojuegos desde bien pequeño. En los ratos libres me encanta practicar deporte para desconectar de todo. Siempre dispuesto a embarcarme en nuevos proyectos que supongan un reto.

Publicaciones relacionadas

Cerrar