Análisis del Razer Mamba Wireless – Un ratón inalámbrico enfocado al gaming

Si eres de esos usuarios que odian los cables, entonces el ratón de Razer te puede interesar.

Razer Mamba Wireless es un ratón para eSports

A la hora de tener un escritorio minimalista lo suyo es comprar periféricos que tengan la menor cantidad de cables, así que podemos empezar por un teclado y ratón inálambricos. Y es que un ordenador de sobremesa suele tener bastantes cables. Otra opción sería comprar un portátil, pero esto ya depende de las preferencias de cada usuario.

Hoy la cosa va de ratones. En su día analizamos el Razer Deathadder Elite y nos gustó bastante, sobre todo por ser muy preciso. Lo malo es que si buscamos un ratón inalámbrico queda descartado. Por suerte, Razer tiene un ratón prácticamente idéntico y sin cable. Además, sus características son muy parecidas por no decir que son las mismas. Estamos hablando de Mamba Wireless. Razer nos ha enviado dicho ratón para hacer el análisis correspondiente. ¿Cumplirá las expectativas? Lo veremos a continuación.

Especificaciones técnicas

Sensor óptico Razer 5G con 16 000 PPP reales
Hasta 450 pulgadas por segundo (IPS)/50 G de aceleración
Tasa de sondeo (ultrapolling) de 1000 Hz
Siete botones Hyperesponse programables independientemente
Switches mecánicos Razer para ratón con un ciclo de vida de 50 millones de clics
Rueda de desplazamiento táctil especial para juegos
Diseño ergonómico para diestros
Iluminación Razer Chroma con 16,8 millones de colores personalizables
Memoria híbrida local y almacenamiento en la nube
Compatible con el software Razer Synapse 3
Dimensiones: 125,7 mm (largo) x 70,0 (ancho) x 43,2 mm (alto)
Peso aproximado sin cable: 106 gramos
Longitud del cable: 2,1 metros
Compatible con Xbox One para entrada básica

Razer Mamba Wireless

El ratón está en interior de una caja bastante compacta que tiene un diseño que nos resulta familiar. Y es que Razer suele usar los mismos colores en la mayoría de sus cajas, digamos que es su seña de identidad. Viene bien protegido en un molde de plástico. Está acompañado por un cable trenzado con conector USB que sirve para cargar la batería. Además, también encontramos pegatinas de Razer y un par de folletos.

La caja del ratón Mamba Wireless es muy compacta

Quitando la tapa que hay en la parte posterior del Razer Mamba Wireless tenemos acceso al adaptador inalámbrico USB que debemos conectar a nuestro ordenador. Es indispensable si queremos usar el ratón sin cable. También en la parte posterior hay dos botones, uno para apagar/encender el ratón y otro para sincronizarlo. No hace falta apagar el ratón, a los cinco minutos de inactividad entra en modo espera.

Parte posterior del ratón Razer Mamba Wireless

Pero hablemos de los botones, tiene siete. Todos ellos programables mediante el software Razer Synapse. Los dos pequeños botones de la parte superior sirven para cambiar la sensibilidad. Hay cinco niveles: 800, 1800, 4500, 9000 y 16000 PPP (puntos por pulgada). Esto lo podemos personalizar a nuestro gusto, aunque por defecto vienen estos valores.

El software Razer Synapse permite personalizar la sensibilidad del ratón

En cuanto a ergonomía, está muy bien diseñado y pesa poco. El punto negativo es que se trata de un ratón solo para diestros, así que no está pensado para todo el mundo. Tiene dos agarraderas en sus laterales que cumplen su función a la perfección.

Razer Mamba Wireless tiene agarraderas

Si bien Razer Mamba Wireless está pensado para personas con agarre palm grip, también resulta cómodo para aquellas con un agarre tipo claw grip. Eso sí, cuidado si tienes las manos muy grandes, estamos hablando de un ratón más pequeño que el Razer Deathadder Elite.

Comparativa Razer Deathadder Elite frente a Mamba Wireless

La experiencia de uso es bastante buena, aunque donde marca la diferencia es a la hora de jugar. Aquí se nota el sensor óptico 5G que equipa. Por otra parte, poder personalizar los botones a nuestro gusto es algo que se agradece pues es muy útil en ciertos juegos. Otra cosa a destacar es que por muchas horas que pasemos jugando en todo momento se siente cómodo a la mano. Cabe destacar que no he notado diferencia alguna al jugar con cable o bien de forma inalámbrica. La rueda de desplazamiento táctil también es muy cómoda y precisa.

Rueda de desplazamiento táctil del ratón Razer Mamba Wireless

Al ser un ratón inalámbrico la autonomía de la batería es muy importante. Según Razer, ofrece un 150 % más de duración que la batería de su predecesor, llegando hasta las 50 horas. Para saber cuánta batería nos queda solo hay que abrir Razer Synapse y hacer clic en la pestaña Alimentación. En la parte derecha superior podemos ver una batería junto el tanto por ciento restante. Desde el apartado Alimentación también podemos realizar cambios en el ahorro de energía y modo de batería baja.

Razer Synapse permite controlar la batería

Para cargar la batería tenemos que conectar el cable que viene en la caja. Es un cable bastante largo, mide 2,1 metros. Mientras cargamos la batería podemos seguir utilizando el ratón.

El ratón Razer Mamba Wireless incluye un cable USB para cargar la batería

Al ser un ratón gaming no podría faltar la iluminación. Una vez más encontramos iluminación Razer Chroma con 16,8 millones de colores personalizables. Como viene siendo habitual, para personalizar el color tenemos que usar Razer Synapse.

Razer Mamba Wireless tiene iluminación Chroma

Ya hemos hablado en más de una ocasión de Razer Synapse, es un software imprescindible si queremos sacar el máximo partido a todas características de los periféricos, siempre y cuando sean compatibles con dicho software. Su interfaz de usuario es muy intuitiva y en unos pocos pasos nos permite configurar el teclado y ratón a nuestro gusto.

Conclusión

Razer ha hecho un buen trabajo con el ratón Mamba Wireless, pero si hay una cosa que desde mi punto de vista debe mejorar, es la autonomía de la batería. Durante las semanas que pude probarlo normalmente la tuve que cargar cada 2 o 3 días, y eso que el uso no fue intensivo.

Por lo demás, es un ratón cómodo y preciso a la hora de jugar. Eso sí, es muy recomendable usar una alfombrilla. La posibilidad de personalizar la iluminación nunca está de más. También es posible apagar la iluminación.

Pasemos al precio, estamos hablando de un ratón que tiene un PVP de 99,99 euros, así que barato no es. Por menos dinero hay otras opciones como el Razer Deathadder Elite. Es casi idéntico en especificaciones técnicas. La diferencia está en el tamaño y la conectividad. Es algo más grande y no cuenta con conexión inalámbrica.

Comprar Razer Mamba Wireless en Amazon

Antonio Ferrer

Apasionado de todo lo relacionado con la tecnología y videojuegos desde bien pequeño. En los ratos libres me encanta practicar deporte para desconectar de todo. Siempre dispuesto a embarcarme en nuevos proyectos que supongan un reto.

Publicaciones relacionadas

Cerrar