Análisis de Steins;Gate Elite para PS4 – Reinventando el género a través del tiempo

La obra de Chiyomaru Shikura vuelve con fuerza sin perder la esencia que la caracteriza.

Portada de Steins Gate Elite

Tener la capacidad de viajar en el tiempo y poder solventar errores del pasado, es y será siempre uno de los mayores anhelos de la raza humana. Este deseo ha quedado plasmado a lo largo de los años en novelas, películas, y como no podría ser menos, videojuegos. Gracias a ellos, podemos “volver atrás” y cambiar nuestras decisiones para seguir caminos distintos, eso sí, con consecuencias que no siempre nos satisfarán.

El llamado “efecto mariposa” que podemos ver en títulos como Life is Strange y que tan arraigado está dentro del universo de la ciencia ficción, ya que explora algo que nunca podremos experimentar y que siempre nos causa, cuanto menos, curiosidad.

Y es aquí donde radica el encanto de Steins;Gate Elite, la remasterización de la novela visual de Chiyomaru Shikura considerada “juego de culto” por muchos, especialmente en tierras niponas. Un concepto muy interesante y de gran éxito entre los fans del género, ya que por su reducida jugabilidad no deja de ser un juego pensado para un público bastante reducido.

Tras el resto de entregas y su adaptación al anime, que le aportó fama y éxito internacional a la obra, ahora llega de la mano de 5pb para PlayStation 4, PC, Nintendo Switch y PlayStation Vita.

Okarin

Un apartado gráfico sobresaliente, pero mejorable

Al tratarse de un remake, conserva en líneas generales las mismas mecánicas, solo que estéticamente puede llegar a resultar mucho más atractivo. Los fans de su adaptación televisiva reconocerán ciertas escenas que han sido directamente extraídas del anime. Otras, por el contrario, han sido creadas únicamente para el videojuego.

Visualmente, destacan mucho ciertas secuencias que utilizan la famosa técnica, sacada del género de terror, de mostrar poco para causar más incertidumbre al lector/jugador. Los colores apagados en contraste con el azul del cielo, o el rojo de la sangre, pueden resultar un deleite para muchos.

La calidad de la imagen, pese a ser un remake, es la misma que posee el anime.

No alcanza una gran definición, ya que podemos ver los pixeles si nos acercamos a la televisión, o ciertas expresiones de los personajes algo difuminadas.

El título conserva los textos originales, eso sí, en inglés. Algo que puede resultar un gran inconveniente si no dominamos la lengua, ya que una trama donde priman los viajes en el tiempo, la teoría de cuerdas, o la creación de agujeros de gusano, no es nada fácil de seguir. Además, las pistas que van surgiendo en cada conversación son bastante importantes a la hora de desentrañar la historia y actuar en consecuencia. Las voces, por suerte, nos llegan en su versión original (japonés), conservando así la esencia del anime.

Captura

Viajes en el tiempo y consecuencias catastróficas

En Steins;Gate Elite nos sumergiremos por completo en Akihabara y toda su magia bajo la piel de Okabe Rintaro (Okarin para los amigos). Un personaje un tanto especial, pues puede llegar a parecer un científico chiflado en muchas ocasiones, especialmente porque él no es consciente de que viaja en el tiempo.

Esta historia gira en torno a un enemigo misterioso (la Organización) y a sucesos inexplicables que sufrirá nuestro protagonista y que nos incitarán a seguir jugando, especialmente cuando queramos deshacer ciertos acontecimientos volviendo al pasado.

El juego viene cargado de múltiples referencias a la ciencia y al universo otaku. Desde alusiones a la teoría de relatividad de Einstein hasta nuestra visita a un maid café en Akihabara, harán que nos sumerjamos en el universo que Shikura ha creado para su novela.

Una jugabilidad no apta para todo el mundo

El mayor inconveniente que el juego plantea, además de la ausencia de textos en castellano, es su jugabilidad reducida. Bien es cierto que es una característica clave dentro de este género, pero puede llegar a aburrir si estamos jugando por primera vez a una novela visual. Las únicas interacciones que tendremos serán a través de nuestro móvil, por donde efectuaremos las decisiones claves para la historia contestando correos electrónicos.

El concepto de novela visual donde se unen literatura y videojuegos está todavía muy poco extendido en tierras nacionales.

A pesar de ser un éxito en Japón, aquí todavía nos queda un largo camino hasta desarrollar el gusto por estos títulos. Steins;Gate Elite nos propone sentarnos a disfrutar de su historia con tomas de decisiones ocasionales, tal vez si los diálogos fueran narrados sería todo mucho más cómodo.

Captura del juego

Una idea prometedora que no termina de triunfar en tierras nacionales

Si estás buscando un juego que te ofrezca una narrativa digna de un anime, con un apartado visual exquisito y que además te permita participar en la historia, Steins;Gate Elite es el título indicado para ello. No obstante, la ausencia de textos traducidos y la constante necesidad de pulsar un botón para que los diálogos avancen, pueden hacer que la experiencia narrativa resulte tediosa y repetitiva.

Probablemente podamos sacar más partido a esta propuesta en Nintendo Switch, ya que Steins;Gate Elite es un excelente título para jugarlo antes de dormir como si de un ejercicio de lectura se tratara.

En definitiva, las novelas visuales todavía necesitan mayor fuerza de arranque en occidente, sobretodo en territorio nacional. A pesar de ser un juego con un gran arco argumental, personajes profundos y unos gráficos excelentes, se echa en falta la posibilidad de explorar escenarios o participar de forma activa en las conversaciones.

Compra Steins;Gate Elite para Nintendo Switch
Compra Steins;Gate Elite para PS4

Marina Martínez

Graduada en Filología Alemana y amante de los idiomas, literatura, tecnología y videojuegos. Me gusta crear contenido relacionado con aquello que me apasiona.
Cerrar