Análisis The Swords of Ditto: Mormo’s Curse para Switch: Hora de Zeldaventuras

Un título independiente que se ha transformado en algo más tradicional para su llegada a esta plataforma

The Swords of Ditto

Cuando un juego te recuerda demasiado a otro es que ya hay algo malo que decir de él, ya que la propuesta no es original y se ha pasado de la inspiración a la copia para poder obtener un título que pueda ser jugable y, además, tenga cierto éxito. No he podido evitar pensar eso durante gran parte de mi aventura en The Swords of Ditto: Mormo’s Curse, un desarrollo de OneBit Beyond que llegó el año pasado a PlayStation 4 y PC y que ahora ha dado el salto, lógico, a Nintendo Switch. Su planteamiento es extremadamente parecido al de The Legend of Zelda, tanto en la forma como en el fondo, pero por suerte sabe alejarse un poco de la obra de Nintendo gracias a sus elementos artísticos, los cuales la acercan más a una serie de animación que a un videojuego de estilo RPG.

The Swords of Ditto

En este caso, además, la versión que se ha lanzado en Switch es bastante diferente a la original, la cual estaba enfocada a un estilo de juego más agresivo, para usuarios más experimentados en el género roguelike. Por eso, es necesaria una revisión bastante a fondo de este juego, aunque es comprensible que se haya decidido modificar la base jugable, ya que muchos jugadores no quedaron demasiado satisfechos con el alto nivel de frustración que generaba The Sword of Ditto y Switch es una máquina muy familiar que tiene un gran éxito entre el público más joven.

El héroe que no importa

La historia del héroe anónimo que aparece una vez cada muchos años es una que ya está más que asentada en el videojuego. Link, aunque con nombre propio, no tiene voz y esto está hecho con la intención de poder trasladar la leyenda del Héroe del Tiempo más allá de los propios límites espacio-temporales. Esta es la premisa de la que parte The Swords of Ditto y para diferenciarse de la obra de Eiji Aonuma, OneBit Beyond han convertido a una espada en la protagonista de este juego. Todo aquel que empuñe la espada será el guerrero prometido que liberará a Ditto del mal que le aflige. Algo así como lo que ocurre con He-Man y She-Ra, los cuales adquieren sus poderes al convocar el poder de Grayskull a través de un objeto poderoso. En el caso del juego de Switch el personaje importa poco, muy poco, de hecho es la espada la que sube de nivel y no el personaje.

The Swords of Ditto

Esta despersonalización del protagonista de la aventura está hecha con toda la intención, ya que su jugabilidad se basa en intentar acabar con Mormo y la maldición que ha dejado caer en el mundo de Ditto y si el jugador no es capaz de hacerlo, otro vendrá y ocupará su lugar. Quien empuñe la espada parece ser irrelevante y solo es importante mientras pueda cumplir su objetivo. Aunque lo llamo «héroe», lo cierto es que en este juego el personaje es un mero catalizador, un medio necesario para que la espada pueda ejecutar su misión salvadora. En el fondo, lo que más importa es cumplir el deber. Por lo tanto, aunque con muchas reminiscencias a The Legend of Zelda, aquí la historia no tiene gran peso y solo es una base sobre la que se desarrolla una jugabilidad entretenida y vistosa.

Mazmorras y juguetes muy divertidos

La exploración es una de las bases de The Swords of Ditto y en su versión para Switch mucho más, ya que en OneBit Beyond han eliminado el factor tiempo que hacía que los jugadores de las versiones para PS4 y PC no pudieran disfrutar de su entorno y tuvieran que ir directos a completar la tarea principal del juego. En Mormo’s Curse se ha añadido un nivel adicional que permite eliminar esas barreras y, sin perder de vista el objetivo, poder recrearse un poco más en todo lo que puede ofrecer este mundo. Como ya he mencionado anteriormente, la jugabilidad se basa mucho en The Legend of Zelda y el héroe de Ditto tiene que ir adquiriendo equipo y mejorando sus habilidades para poder derrotar al enemigo final, al cual se puede acceder en cualquier momento, pero bajo tu responsabilidad, claro.

The Swords of Ditto

Para progresar hay que luchar contra los enemigos y también explorar las mazmorras que están repartidas por todo el mapa. Estas esconden lo necesario para poder enfrentar a enemigos más fuertes: juguetes legendarios. Los «juguetes» son las herramientas que puede portar el héroe y que tienen diferentes efectos a la hora de usarlos. Para llegar hasta ellos hay que resolver puzles y derrotar a todo tipo de monstruos y criaturas. ¿A que os suena? Pues el caso es que esta es la mecánica que hay que seguir para poder avanzar y obtener así armas y potenciadores que ayuden a la espada de Ditto a acabar con la bruja Mormo.

Uno de los principales problemas que tiene The Swords of Ditto es que deja demasiado abandonado al jugador y si bien la mayoría de este tipo de juegos obliga al usuario a devanarse los sesos, hay algunas mazmorras que no están bien construidas y otras que son directamente irrelevantes. No todas contienen tesoros valiosos, lo que le da al título un componente de aleatoriedad que puede ser bastante pesado cuando ya se han explorado muchas partes del mapa sin éxito alguno. Sumado a esto, las misiones secundarias son meros recados que, si bien ofrecen recompensas de experiencia bastante altas, no son nada originales y además se repiten.

Una estética gamberra y rompedora

Lo que hace que The Swords of Ditto no sea una calca de The Legend of Zelda, es la estética que presenta. El título de OneBit Beyond le da al jugador una cámara aérea que permite ver todo como si fuese un narrador omnisciente, pero un narrador de cuentos. Este juego está diseñado como si fuese una serie de animación y tengo claro que Hora de Aventuras ha sido una de sus inspiraciones para crear un juego con unos personajes pintorescos y coloridos (aunque simples). De hecho, este planteamiento tan infantil y desenfadado está en cada rincón del juego. Ya he dicho que en The Swords of Ditto, las armas se llaman juguetes y la manera que hay de mejorarlos es poniéndoles «stickers», es decir, pegatinas que aplican diferentes efectos a la espada o a alguna de las otras herramientas que se tenga en el equipo.

The Swords of Ditto

La llegada de este juego a Nintendo Switch era casi un paso lógico si atendemos a que la consola de Nintendo tiene todo lo necesario para que triunfen estas producciones de menos presupuesto. Hace poco analicé Katana Zero, una propuesta muy interesante de acción y plataformas y estos últimos lanzamientos lo que hacen no es más que confirmar que esta máquina es la mejor amiga de los estudios independientes.

Conclusiones

The Swords of Ditto: Mormo’s Curse se fija demasiado en The Legend of Zelda, pero ha sabido añadir elementos de su cosecha propia para no quedarse anclado en un clon independiente del juego de Nintendo. Se trata de una aventura que no tiene mucha proyección, pero que gracias a esta versión se puede conseguir explotar bastante más que anteriormente. Ahora se ha hecho más accesible su jugabilidad, por lo que más usuarios, independientemente de su habilidad, podrán descubrir las bondades del juego publicado por Devolver Digital.

Juan Pedro Prat

Periodista. Siempre llevo a mano un Poké Ball por lo que pueda pasar. Combino mi pasión por escribir con la de diseñar, aunque no se me da muy bien. Intento siempre aprender de todos los que me rodean.

Publicaciones relacionadas

Cerrar