Análisis de Trials of Mana – Mágico regreso de un clásico

Este remake cumple las expectativas, especialmente con su apartado visual.

Angela lanzando un hechizo Hay juegos que consiguen transportarnos a otra época de nuestra vida. Trials of Mana es un remake del RPG mágico que puede hacer eso y mucho más porque Square Enix ha rescatado esta IP para darle un toque más actual. Pero sin volverse locos. Después de 2 años de desarrollo, el juego de 1995 ha cambiado por completo tanto en su apartado visual como en la jugabilidad. Este título sigue los pasos de Secret of Mana que salió totalmente renovado y han vuelto a replicar la fórmula. Trials of Mana ha llegado a PlayStation 4, Nintendo Switch y PC para mostrar lo que no vimos hace más de 20 años.

Posiblemente sea una saga olvidada en el mundo de los videojuegos. Principalmente porque hasta el año pasado, Trials of Mana no había salido de Japón. Después de jugarlo en PlayStation 4, se puede confirmar que hay juegos que merecen una segunda oportunidad y con Trials of Mana no quedaba muchas dudas. El juego permite hacer tu propio equipo de tres personajes que en principio no se conocen. Trials of Mana cuenta este viaje para explicar en qué momento coinciden en la historia y qué tienen en común. Ahí entra en juego la espada del Maná, un artefacto que otorga un poder inconmensurable a su portador. Ya tenemos protagonistas y un objetivo, así que los malos dejaremos que los descubras por ti mismo.

Un rompecabezas narrativo

Lo primero que apreciamos es el apartado gráfico, rehecho por completo e inspirado en los niveles del original. Pero todo es más grande y colorido. Es realmente mágico contemplar los paisajes con la banda sonora de fondo, también remasterizada. En este remake hay un aprovechamiento al milímetro del espacio para premiar la exploración. Por lo general, los escenarios están muy bien construidos para perderse por todos los caminos que propone, aunque el juego lleva de la mano al jugador en casi todo momento. No obstante, más delante se pueden conseguir algunos objetos especiales que nos permitirán movernos de otras maneras con el objetivo de dar mayor libertad al jugador. Asimismo se ha añadido a Cactolillo, un personaje cactus repartido por todos los escenarios para conceder ventajas por cada 5 cactolillos localizados.

Ciudad de Trials of Mana

Entonces, se pueden distinguir dos fases en la historia. Los primeros capítulos nos llevan a descubrir la variedad de ciudades, bosques o prados, mientras que la segunda parte la cosa se pone seria. Y no nos referimos a los jefes, ya que algunos tienen picos de dificultad incomprensibles. Aun así, no es un juego difícil, los objetos y equipamiento son muy accesibles en todo momento lo que permite ir bien preparado a cada combate. Además, antes de cada jefe, siempre hay puntos de guardado (estatuas de maná). Esta versión de Trials of Mana está muy centrada en la aventura para añadir más piezas al rompecabezas narrativo con los flashbacks. Estos son tramos de la historia individual de cada personaje que son totalmente opcionales y muy agradecidos.

La IA, una asignatura pendiente

Así que hay hasta tres personajes que infringen más daño en ataques físicos y otros tres que basan su jugabilidad en la magia y un papel de apoyo. Por tanto, el juego da muchas facilidades para jugar a tu manera, aunque ya te advertimos que la magia siempre es un gran aliado. Y funciona todo gracias a la movilidad de los personajes que hace que los combates sean tremendamente divertidos. Hay disponible un amplio abanico de golpes, hechizos o técnicas, algunas de ellas exclusivas de cada clase. A cada cual más espectacular. Visualmente es una gozada ver las animaciones mágicas sin ser nada pretencioso, aunque no han puesto tanto empeño en las técnicas elementales. Pero podemos ver a Kevin lanzando un Kame hame ha bastante destructivo, entre otras habilidades.

Clases de Kevin

Todas ellas se pueden conseguir a través de puntos de equipamiento para mejorar los atributos clásicos del RPG como la fuerza, la sabiduría o la constitución. Por suerte, hay habilidades y técnicas que se desbloquean con el tiempo o el cambio de clase de cada personaje. Es en la segunda fase cuando el jugador puede buscar nuevos enfrentamientos o seguir reforzando a sus personajes. Square Enix ha puesto especial mimo a cuidar estos detalles para tener una buena experiencia de juego, tan sólo empañada por algunas decisiones de diseño y la IA.

Es decir, hay diseños de jefes poco acertados que hacen flaco favor al libre albedrío de los personajes. Esto lo han intentado arreglar con la inclusión de unos parámetros de tácticas para evitar algunas situaciones, pero con poco éxito. Ángela, por ejemplo, que debería aprovechar su poder mágico a distancia, entra a menudo a golpear a melé con su bastón. Y ya no hablaremos de esquivar, sin duda la asignatura pendiente de esta IA. Resulta un problema con determinados jefes que hacen daño en área con bastante asiduidad.

Tortuga transporte Trials of Mana

Detalles que merecen la pena

Con todo, Trials of Mana propone un viaje nostálgico a un RPG con mucho del clásico, que ha tomado algunas malas decisiones en el diseño como algunos jefes y NPCs de relleno que no aportan mucho, sólo llenar una ciudad vacía. Esto no enturbia la experiencia de juego donde los combates ahora son más divertidos y espectaculares con animaciones llamativas. Cada elemento de juego está bien equilibrado para explorar o pelear sin perder de vista su esencia, así como la introducción de los flashbacks para profundizar en las tramas individuales. Los escenarios están diseñados para favorecer esa exploración, así como la búsqueda del Cactolillo.

Quizás esta versión actualizada de Trials of Mana da demasiadas facilidades al jugador para no encontrarse un mundo vacío y más complejo. Pero visualmente es precioso y cuesta imaginar a simple vista que se trata del mismo juego. Por último, hay que destacar su duración, que se puede ir a las 30 horas fácilmente, y la rejugabilidad para hacer las tres rutas disponibles y conocer a todos los personajes, mientras terminamos de encontrar todos los secretos. También ha cuidado otros detalles para los jugadores más veteranos como la posibilidad de cambiar la banda sonora por la del juego original con esos toques más metálicos de los años 90. El juego está en inglés y japonés y textos en español, respetando mucho los diálogos originales.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.
Cerrar