Recarga fallida

En 2011, la desarrolladora Realtime Worlds lanzó un curioso modelo de sandbox para PC, en el que podíamos competir y cooperar con jugadores de todo el mundo en una ciudad donde el crimen y la ley estaban llevando a cabo una batalla campal. Se llamaba APB: All Points Bulletin, y no tuvo demasiado éxito a nivel de crítica. Tras un cambio de propietarios, y ser renombrado como APB: Reloaded, se anunció que recibiría versiones en Xbox One y PlayStation 4. Y ese día ha llegado.

Pero con una vuelta de tuerca, y es que las versiones de consola de este MMO de acción están circunscritas bajo el modelo free-to-play, con una serie de opciones especiales que te permiten conseguir contenido adicional si juegas durante 30 días hasta finales de julio. Ya puedes descargarlo en la Tienda de Xbox Live, y comprobar si esta suerte de competidor de GTA Online puede lograr una gran extensión en el mercado actual. En este reportaje, te contamos qué nos ha parecido.

13247

En la ciudad de San Paro, todo parecía llevar un cauce habitual, con ciudadanos cumpliendo sus obligaciones y respetando la ley. Sin embargo, un atentado que acabó con la vida del alcalde ha desatado el caos y la anarquía, una situación que su hija, elegida como la nueva alcaldesa, es incapaz de solucionar.

Para llegar a una conclusión y evitar que los criminales, cada vez mejor organizados y despreocupados por las consecuencias de sus actos, destruyan la ciudad, dicha alcaldesa da plenos poderes a las fuerzas del orden, legalizando un regimiento de vigilantes que actúan por su cuenta y dan caza de todas las maneras posibles a los enemigos del orden público.

En esta situación, debemos elegir un bando, para así contribuir al caos de San Paro o a arreglar los problemas que sufre la ciudad, en función de si preferimos ser un criminal armado hasta los dientes o un policía sin escrúpulos. Todo ello, junto a miles de jugadores que se ven frente a la misma decisión.

 

 

Puede que, si leemos esta sinopsis, nuestra primera impresión sea muy positiva, pues si algo podría entrar perfectamente en el mercado de los videojuegos en este momento es un sandbox multijugador, para que así el sempiterno GTA Online tenga alguien con quien competir. Y más aún, en modelo f2p, para que podamos jugar sin desembolsar un solo euro. Por desgracia, la realidad es muy distinta. Pero no nos adelantemos.

Una vez estamos dentro de APB: Reloaded y hayamos visto las cinemáticas de introducción, que nos presentan la historia y nuestro papel en ella (además de darnos una muestra de los gráficos del juego), pasaremos a elegir uno de estos dos bandos. Por un lado, el de los Criminales, en el cual debemos crear el caos en San Paro mientras destruimos, asesinamos, robamos y vandalizamos a los habitantes y los edificios de la ciudad. Por otro lado, las fuerzas de la ley o Enforcers, que tienen pena potestad paras evitar precisamente que eso ocurra. Hecha esta elección, pasaremos a la pantalla de creación de personajes.

En su completo editor, APB: Reloaded nos permite elegir el género y aspecto general de nuestro personaje, desde su color de pelo a musculatura o marcas de expresión, para así crear la representación que queramos que aparezca en San Paro después. Otros aspectos, como la ropa, los accesorios, o los tatuajes, se personalizarán después, según los vayamos adquiriendo con la moneda del juego. Una vez satisfechos con nuestra creación, elegiremos su nombre y la región donde se encontrará nuestro servidor, en función de si residimos más cerca de Norteamérica o Europa.

Tras una eterna pantalla de carga, que sólo veremos una vez cada partida, comienza la diversión. Pero no la diversión de jugar sin más, más bien de intentar encontrar nuestro objetivo en un HUD desmedido, repleto de letras minúsculas en una decena de ventanas diferentes. En pantalla, además del minimapa o el estado de nuestro personaje, encontraremos una barra de mensajes, una ventana con objetivos del tutorial, marcadores que no dejan de moverse para “mostrar” nuestro siguiente objetivo, o diferentes menús contextuales relacionados con las posibilidades multijugador. Si conseguimos descifrar esta interfaz, podremos acceder a un menú de personaje, donde podremos comprar armas nuevas, trajes especiales, cambiar la configuración o reproducir música en un catálogo muy amplio.

En nuestros primeros pasos, nos daremos cuenta del factor que ha hecho que este título reciba malas críticas desde su lanzamiento hace ya cinco años: su rendimiento gráfico. Y es que APB Reloaded se trata de uno de los títulos con peor aspecto visual que hemos visto en mucho tiempo, y con diferencia el que peor gráficos tiene en Xbox One. Estamos hablando de un videojuego de nueva generación con tasas de frame rate bajísimas incluso para las anteriores ediciones de consolas, y texturas que harían reírse a un juego de lanzamiento de PlayStation 1, algo inadmisible actualmente.

Si conseguimos convencernos de que se pueden perdonar estos gráficos, porque al fin y al cabo no hemos pagado nada por jugar, intentaremos movernos por la ciudad. Y el control del personaje está bien ajustado, con la facilidad que comporta correr en función de la sensibilidad del stick, o un sistema de apuntado muy sencillo y efectivo, excepto por el hecho de que no se puede invertir el eje Y al apuntar, lo cual hará que un gran número de aficionados de los shooters dejen de jugar instantáneamente. Seguiremos ignorando los problemas gráficos, y probaremos a disparar un poco, dándonos cuenta de que la interacción con NPCs y otros jugadores es tan aleatoria como surrealista.

Y es que algunos personajes parecen simplemente inmunes a nuestras balas, mientras que otros pueden morir con sólo un impacto. Las físicas de materiales como cristales, cuando disparamos contra ellos, dejan mucho que desear, haciendo de muchos vehículos fortalezas indestructibles. Y hablando de los vehículos, cuando subamos a uno nos daremos cuenta de lo difíciles que son de conducir, especialmente cuando intentamos girar a grandes velocidades.

Si aún así hemos conseguido mantenernos en el juego, puede que exploremos un poco más, y empecemos a dejarnos empapar por las infinitas posibilidades de APB: Reloaded, que incluyen, por ejemplo, destruir cámaras de seguridad o pintar grafitis por toda la ciudad. Asimismo, según vamos subiendo de nivel obtenemos la posibilidad de comprar nuevas armas y personalizar a nuestro personaje, convirtiéndonos en una auténtica máquina de crear el caos. Sin embargo, los problemas de cámara nos darán problemas en más una ocasión. De igual manera, puede que el servidor falle, y directamente nos lance de vuelta al menú principal de nuestra Xbox One, lo que significa otra pantalla de carga. Todos estos errores podrían perdonarse teniendo en cuenta que sus desarrolladores lo han lanzado al mercado de consolas sin pedir dinero a cambio, pero si tenemos en cuenta las microtransacciones, puede que nos replanteemos si APB: Reloaded de verdad merece ocupar espacio en nuestra juegoteca virtual.

Alejandro Díaz

 

 

JUGABILIDAD: Nuestro personaje se mueve de manera sorprendentemente fluida, siempre y cuando no haya problemas de lag o caídas de frame rate. Si conseguimos hacernos con sus controles, especialmente al volante de los vehículos que podemos robar y comprar en San Paro, la experiencia jugable de este título puede ser muy positiva. Muchos aficionados acusarán la ausencia de un eje Y invertido al apuntar.

GRÁFICOS: Si estuviéramos a finales de los años noventa y este análisis se englobara en el primer modelo de PlayStation, podríamos decir que sus gráficos son excelentes. Sin embargo, estamos en 2016, y un título de Xbox One no puede tener texturas planas de este calibre, o gráficos que parecen pertenecer a una fase alfa sin terminar. Si tienes suerte, no serás víctimas de bugs cuando haya más de diez jugadores en la misma habitación. Este apartado es, sin duda alguna, el peor de APB: Reloaded.

SONIDO: Este apartado cumple su función sin destacar en exceso, si bien la posibilidad de escuchar música mientras jugamos, a raíz de un extenso catálogo dividido por géneros, es sin duda un acierto.

DURACIÓN: Como buen MMO, especialmente en este caso, en el que se trata de un sandbox, APB: Reloaded es prácticamente infinito, con toda clase de misiones y objetivos secundarios que podemos cumplir en solitario o acompañados, además de los combates en los que nos podemos enfrentar hasta a 100 jugadores al mismo tiempo, con lo que ello conlleva para los servidores y el bajo rendimiento grafico.

HISTORIA: Más allá del escueto resumen que se nos explica en las cinemáticas iniciales, y el ambiente de conflicto creado a lo largo del desarrollo del juego, APB: Reloaded cuenta con un argumento que brilla por su ausencia, y se basa en la más que manida lucha entre el caos y el orden, también conocido como el juego de policías y ladrones. Se intenta crear una línea narrativa con los mensajes que recibimos de los diferentes personajes, pero se queda muy corto a la hora de hacernos sentir parte de una historia.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Crackdown
Saints Row IV: Re-Elected

Una de sus microtransacciones tiene un precio de 199,99 euros

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar